Enrique Ponce anuncia que se retira del ruedo "por tiempo indefinido"
  1. Sociedad
DEJA DE TOREAR

Enrique Ponce anuncia que se retira del ruedo "por tiempo indefinido"

Así lo ha comunicado el torero a través de su cuenta de Twitter, donde ha querido dar su agradecimiento a quienes le han acompañado "durante más de tres décadas"

placeholder Foto: Enrique Ponce, en la Feria de San Lucas de Jaén en 2020. (EFE)
Enrique Ponce, en la Feria de San Lucas de Jaén en 2020. (EFE)

Enrique Ponce dejará el ruedo "por tiempo indefinido". Así lo ha anunciado el torero a través de su cuenta de Twitter, donde ha querido dar su agradecimiento a quienes le han acompañado "durante más de tres décadas".

"Lo primero que quiero deciros es GRACIAS por su cariño y apoyo incondicional, en especial durante este último año de pandemia en el que decidí defender la tauromaquia, tirar para adelante y devolverle al mundo del toro lo mucho que me ha dado", reza el comunicado oficial.

De esta forma, Ponce se despide de las plazas al haber decidido "hacer un alto en el camino" y retirarse "por tiempo indefinido".

Natural de Chiva, Valencia, donde nació un 8 de diciembre de 1971, Ponce es, posiblemente, el torero más importante que ha dado la tauromaquia en las últimas décadas, no solo por su longevidad como profesional, sino por la cantidad de años que se ha mantenido como figura del torero y por los récords que también ha ido batiendo.

Ha toreado cerca de 2.500 corridas de toros; ha estoqueado más de 5.000 toros; ha indultado más de 50; ha salido a hombros en todas y cada una de las plazas de España, Francia y Latinoamérica; ha abierto cuatro Puertas Grandes de Madrid, en Sevilla, y, sobre todo, en Bilbao ha firmado tardes históricas, como lo fue también aquella en la que cortó un rabo en México.

Con tan solo ocho años, y gracias a su abuelo Leandro, comenzó su afición por el toreo

Para hablar de la historia taurina de Enrique Ponce hay que remontarse a finales de los 70. Con tan solo ocho años, y gracias a su abuelo Leandro, comenzó su afición por el toreo, lo que le llevó a torear y matar su primer becerro con solo nueve. Pronto se vieron unas cualidades en él que fue puliendo cuando, un año después, ingresó en la escuela taurina de Valencia, aunque no fue hasta que se mudó a Jaén cuando comenzó realmente su andadura profesional en el toro.

Allí conoció a Juan Ruiz Palomares, el apoderado que le ha acompañado toda la vida, y empezó a forjarse como novillero sin caballos, enfundándose por primera vez un terno de luces en el año 1986, en Baeza, cuando contaba solo con 15 años de edad. Dos años después debuta con picadores en la plaza de Castellón, el 9 de marzo de 1988, una temporada en la que también se presenta en plazas de gran responsabilidad como Sevilla y Madrid, donde torea por primera vez el 1 de octubre de 1988.

Ponce siempre ha sido reconocido por su elegancia, estética, su gran técnica y por saber aprovechar al máximo las virtudes de cada toro

La tarde de su alternativa tiene lugar el 15 de marzo de 1990 en su Valencia natal, un festejo que sería el pistoletazo de salida a una carrera exitosa como pocas, en la que pronto se instauró en la cúspide del torero y ya nunca más dejó esos puestos que le han acreditado todos estos años como una gran figura del toreo.

Con un concepto elegante y de mucha estética, a Ponce siempre se le ha reconocido también por su gran técnica, por ser capaz de hacer embestir a cualquier toro y saber aprovechar al máximo las virtudes de cada uno de ellos por muy escondidas que las pudieran tener. Torero de fervientes partidarios, también ha tenido sus detractores, pero ha primado más el cariño y la admiración que le han profesado los aficionados de todas partes del mundo, sobre todo en México, donde también se le ha considerado como uno de sus "consentidos".

Foto: Enrique ponce, cogido por el quinto toro, ingresa herido en la enfermería

Después de muchas temporadas en lo alto, el principio del fin de Ponce pudo llegar en 2019, cuando sufrió una gravísima lesión de rodilla toreando en la Feria de Fallas.

Los últimos dos años ha sido también protagonista por su sonada separación de Paloma Cuevas, hija del matador de toros Victoriano Valencia y con la que ha estado casado 28 años y ha tenido dos hijas (Bianca y Paloma). Su relación posterior con Ana Soria, una joven de 21 años, le ha situado en los focos de la prensa del corazón, algo que no ha sido impedimento para que Ponce siguiera toreando como si nada e, incluso, en la que ya es su última tarde en activo, el pasado domingo en León, logró también salir a hombros, un final triunfal a una carrera impecable.

Tauromaquia Comunicado Retirada Toros
El redactor recomienda