Elola (Lactalis): "De nada sirve invertir en envases sostenibles si el consumidor no recicla"
  1. Sociedad
directivos por la economía circular

Elola (Lactalis): "De nada sirve invertir en envases sostenibles si el consumidor no recicla"

Hablamos con Ignacio Elola, CEO de Lactalis en España, sobre los desafíos del sector alimentario en un futuro donde la sostenibilidad será la hoja de ruta a nivel económico y social

placeholder Foto: Ignacio Elola, CEO de Lactalis en España.
Ignacio Elola, CEO de Lactalis en España.

En la localidad francesa de Laval nació Lactalis en los años 30 con la producción de queso camembert. Hoy en día es uno de los principales grupos lácteos a nivel mundial, con presencia en los cinco continentes, y una apuesta decidida por la sostenibilidad. Desde hace 38 años los españoles disfrutamos de sus quesos, leche, mantequilla y otros productos de marcas tan conocidas como Puleva, Flor de Esgueva, Lauki, Chufi, Président, El Ventero o Galbani. Además, gracias a una 'joint venture' con Nestlé, fabrica y comercializa yogures y postres lácteos de La Lechera, Nestlé Gold o Sveltesse.

Hablamos con Ignacio Elola, CEO de Lactalis en España, en el ciclo de encuentros ‘Directivos por la economía circular’, sobre los desafíos del sector alimentario en un futuro donde la sostenibilidad será la hoja de ruta a nivel económico y social.

PREGUNTA. De acuerdo con una encuesta realizada por el Banco Europeo de Inversiones, el 64% de los españoles considera que la recuperación económica debe ser verde. En su opinión, ¿es posible salir de esta crisis sin replantearse el modelo económico que hasta ahora estábamos llevando a cabo?

RESPUESTA. Creo que la alimentación del futuro será saludable y sostenible o no será, porque es una demanda de los consumidores y un compromiso de las empresas, ligado a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU. La propia Unión Europea también está marcando el rumbo a través de la estrategia 'de la granja a la mesa'. Una transformación ágil en la que las empresas tenemos un rol esencial, puesto que somos el eslabón intermedio entre el sector primario y los consumidores. Pero al mismo tiempo una evolución que debe realizarse a la velocidad adecuada para no dejar a nadie atrás, especialmente en un contexto económico adverso, puesto que fabricantes y productores de leche debemos afrontar inversiones importantes para adaptarnos.

P. El avance hacia la economía circular también es posible gracias a pequeños gestos, ¿cómo contribuye usted en el día a día a reducir su impacto medioambiental?

R. En primer lugar, haciendo un consumo responsable. Intento optar por productos ecológicos siempre que puedo, desde la leche del desayuno o la mantequilla, a las verduras o la carne. En segundo lugar, evitando el desperdicio alimentario a través de una buena planificación de la compra, porque el mejor desperdicio es el que no se produce. Y por último, separando correctamente los envases en casa para facilitar que puedan ser reciclados y por lo tanto cerrar el círculo. Además, en mi caso, creo que como padre tengo la responsabilidad de inculcar ese consumo responsable a mis hijas, de quienes aprendo la gran sensibilidad que tienen las generaciones futuras sobre este tema.

placeholder Ignacio Elola, CEO de Lactalis en España.
Ignacio Elola, CEO de Lactalis en España.

P. Una de las formas de reducir nuestra huella es apostar por el reciclaje. Los españoles depositaron en 2019 un 8% más de envases en los contendores amarillo y azul con respecto al año anterior. ¿Qué le diría usted a quienes aún no separan los residuos?

R. Les diría que el cuidado de nuestro planeta se construye a base de pequeños gestos individuales que multiplicados se convierten en grandes acciones colectivas. Reciclar podría asemejarse al acto colectivo de llevar mascarilla o guardar el distanciamiento social durante la covid19, un esfuerzo a realizar por el bien de todos. Este pequeño esfuerzo es fundamental para que no se rompa la cadena de la circularidad en los envases. Porque, de nada sirven las inversiones que realizamos las empresas para diseñar envases más sostenibles y fácilmente reciclables, si los consumidores no los depositan en el contenedor correcto o los abandonan en la naturaleza. Su gesto es necesario para que los envases se puedan separar y así ser reciclados, cerrando el círculo y permitiendo dar una nueva vida a los materiales de los que está fabricados.

P. Al hilo del reciclaje como herramienta para preservar el entorno, al ser ustedes una empresa que forma parte de Ecoembes, ¿qué opina de los avances logrados por la organización para concienciar a la sociedad? ¿Quedan pasos por dar?

R. Ecoembes lleva años realizando una buena labor para concienciar a los ciudadanos sobre la importancia de sus gestos para contribuir al medioambiente, a través de la correcta separación de los envases en sus casas y evitando el abandono de los mismos en la naturaleza. Esto se consigue con la constancia y con campañas continuas de concienciación en los que los mensajes deben ir adaptándose al 'momentum' social. Hoy, estos mensajes pasan por la circularidad de los envases y cómo su correcta gestión permite que tengan nuevos usos. Precisamente en ese punto incide la nueva campaña de publicidad de Ecoembes. Creo que siempre existe lugar a la mejora y a lanzar nuevos mensajes, como por ejemplo, el impacto positivo que están teniendo todas las acciones que tomamos las compañías para mejorar la circularidad de nuestros envases.

"Reciclar podría asemejarse al acto colectivo de llevar mascarilla o guardar el distanciamiento social durante la covid-19"

P. Entre las preocupaciones de la ciudadanía española que más crecieron durante el 2020 destaca la necesidad de reducir el desperdicio plástico. Teniendo en cuenta que sus productos vienen envasados en este tipo de material, ¿qué iniciativas están emprendiendo para combatir este problema? ¿Qué otras medidas están activando para mejorar la sostenibilidad de sus envases?

R. En el grupo Lactalis llevamos años trabajando en la mejora de nuestros envases con el objetivo de contribuir a la economía circular. Comenzando por el ecodiseño, reduciendo el espesor de los mismos, simplificando los materiales e incorporando mejoras para facilitar su reciclabilidad. Asimismo, progresivamente estamos incorporando material reciclado tanto en los envases como en los embalajes, siempre y cuando sea viable desde el punto de vista de la seguridad alimentaria.

Por poner algunos ejemplos de iniciativas realizadas durante el último año, destacaría la incorporación de tapones biodegradables fabricados con caña de azúcar en envases de leche de Puleva; la inminente sustitución de las pajitas de plástico por unas 100% de papel en todos nuestros batidos; la incorporación de un 30% de plástico reciclado en los embalajes secundarios o la simplificación de los vasos de Shakissimo. También hemos sustituido el separador de plástico de todas las lonchas de queso El Ventero por otros de papel. Esta mejora supone de media una reducción del 16%-20% en la cantidad de plástico, evitando el uso de 61 toneladas de este material al año. Gracias a que formamos parte de un gran grupo a nivel mundial, podemos acelerar las inversiones necesarias en I+D medioambiental y aprender de las tendencias y soluciones que se aplican en diferentes países y regiones del mundo.

P. Los procesos productivos, también del sector lácteo, conllevan un impacto medioambiental, ¿cómo logra Lactalis una producción y recogida de leche lo más sostenible posible?

R. Trabajamos con los ganaderos y potenciamos vías de producción como la leche ecológica, el pastoreo o el bienestar animal. En el plano industrial, en los últimos años hemos invertido importantes recursos para disminuir la utilización de agua. Por ejemplo, en nuestra fábrica de Granada hemos conseguido reducirla en un 50% desde el año 2007. Desde el 1 de enero de este año, el 50% de la electricidad utilizada en toda la compañía es de origen solar y eólico, gracias a un acuerdo con Engie que ha permitido ampliar la producción de energía renovable en España con nuevas plantas. Gracias a ello vamos a poder reducir un 10% nuestras emisiones de dióxido de carbono. También estamos estudiando la posibilidad de instalar paneles solares en varias de nuestras fábricas para seguir aumentando el porcentaje de energía verde que utilizamos. Por último, trabajamos de manera constante en la reducción de emisiones de CO2 asociadas a la actividad logística y de transporte a través de una planificación eficiente y de la utilización de vehículos que nos permiten aumentar el volumen de carga.

"Tres de cada diez españoles afirma dedicar más tiempo a cocinar, lo que redunda en un aumento en el consumo de natas, mantequillas y quesos"

P. La sociedad es cada vez más consciente de que sus hábitos de consumo influyen en el detrimento del planeta. Así, se ha producido 'una vuelta al origen', primando los productos de proximidad o kilómetro cero. ¿Influye positivamente esta tendencia en la industria lechera? ¿Por qué?

R. La industria láctea siempre ha apostado por la proximidad. Nuestras fábricas utilizan la leche que se recoge en un radio cercano, disminuyendo el número de kilómetros que recorre cada litro de leche y contribuyendo al desarrollo de la España rural. Así, por ejemplo, en nuestras dos fábricas gallegas envasamos el 80% de la leche que recogemos en esta comunidad a más de 1.300 pequeños y medianos ganaderos. Unas fábricas que gracias a inversiones continuas no paran de reducir su huella medioambiental. Además, empresas de alimentación como la nuestra tenemos una gran importancia en el fomento de la dieta mediterránea con productos tan nuestros como el queso o el yogur. Lo hacemos apostando por marcas locales como Flor de Esgueva, El Ventero o Gran Capitán.

P. El canal Horeca supone un 17% del total de su actividad. Con una pandemia que ha golpeado duramente al sector, ¿de qué manera ha repercutido en su negocio?

R. Debido a la crisis, los ciudadanos estamos trasladando el consumo fuera de casa a dentro del hogar y según Kantar, tres de cada diez españoles afirma dedicar más tiempo a cocinar, lo que redunda en un aumento en el consumo de natas, mantequillas y quesos. Pero por el contrario, la hostelería y restauración se ha visto tremendamente impactada por el cierre de los negocios y la casi total desaparición del turismo nacional y extranjero. Afortunadamente hemos podido compensar un negocio con el otro, gracias a que hemos realizado un ejercicio de adaptación de nuestro porfolio de productos para orientarlos más al consumo dentro del hogar. Al mismo tiempo seguimos apoyando los hosteleros ofreciéndoles un servicio rápido para abastecerles en cuanto en su ciudad se anuncia una relajación en las medidas para luchar contra el covid-19.

Directivos por la economía circular Economía circular Leche Recuperación económica Desarrollo sostenible