Carabel (Eroski): "La pandemia ha extremado la tendencia hacia el consumo local y sostenible"
  1. Sociedad
directivos por la economía circular

Carabel (Eroski): "La pandemia ha extremado la tendencia hacia el consumo local y sostenible"

Hablamos con Rosa Carabel, directora general de Eroski, sobre los desafíos de la distribución alimentaria en un futuro eminentemente digital y sostenible a nivel económico y social

placeholder Foto: Rosa Carabel, directora general de Eroski.
Rosa Carabel, directora general de Eroski.

Con más de 1.600 establecimientos entre hipermercados y supermercados repartidos por toda nuestra geografía, Eroski es uno de los principales grupos ‘retail’ en España. La corporación vasca fue la primera empresa de distribución en usar bolsas reutilizables y desde entonces ha avanzado en diferentes acciones en pro de la sostenibilidad. Recientemente ha sido elegida mejor franquicia de alimentación, supermercado de proximidad y ‘ecommerce’ en los últimos premios ‘Mejor Comercio del Año 2021’, en un ejercicio que ha cerrado con buenos resultados.

Hablamos con Rosa Carabel, directora general de Eroski, en el ciclo de encuentros ‘Directivos por la economía circular’, sobre los desafíos de la distribución alimentaria en un futuro eminentemente digital y sostenible a nivel económico y social.

PREGUNTA. El 2020 será recordado como el año que cambió nuestras vidas y aún hoy la incertidumbre sigue marcando nuestra rutina. ¿Cómo ha logrado adaptarse Eroski a esta ‘nueva normalidad’ tan incierta y variable?

RESPUESTA. Es parte de nuestra cultura cooperativista dar lo mejor de nosotros en todo momento y, sobre todo, pensar en las personas. Es lo que hicimos desde aquel inicio de estado de alarma en marzo del 2020 y lo que seguiremos haciendo. La denominada nueva normalidad trae retos interesantes para los distribuidores, como por ejemplo, la consolidación de la omnicanalidad en la relación con nuestros clientes, o, dicho de otro modo, la necesidad de ofrecerles facilidades a la hora de llenar la cesta de su compra.

P. Expertos y otros personajes influyentes como Bill Gates afirman que los efectos del cambio climático serán peores que los de la pandemia si no logramos reducir a cero las emisiones de efecto invernadero de aquí a 2050. ¿Qué está haciendo Eroski al respecto y cómo ha afectado esta nueva situación a sus políticas de sostenibilidad?

R. En 2018 dimos a conocer los '10 Compromisos de Eroski por la Salud y la Sostenibilidad', la hoja de ruta que alinea el espíritu de la organización y nuestros planes estratégicos y de gestión. Queremos ofrecer a la sociedad bienes y servicios que mejoren la calidad de vida, la salud y el bienestar de los consumidores, al tiempo que promovemos un consumo sostenible. Y en ese contexto, no podíamos dejar de lado la problemática del cambio climático.

Por ello, además de fijarnos un objetivo de reducción de nuestras emisiones de gases de efecto invernadero del 25% a 2025, desplegamos numerosas líneas de acción para la mejora ambiental de nuestros productos, servicios e instalaciones desde una perspectiva de ciclo de vida. En 2020 lanzamos nuestra marca propia de productos ecológicos Eroski Bio/Eco; incorporamos bolsas biodegradables en las secciones de frescos; donamos 5.000 toneladas de productos aptos para el consumo humano para luchar contra el desperdicio alimentario, que también combatimos promoviendo el consumo de frutas y hortalizas 'feas'; o el reciclaje de más de 38.000 toneladas de residuos. También apostamos por el producto local, el producto de proximidad, contribuyendo a la regeneración de los entornos en los que operamos.

placeholder Rosa Carabel, directora general de Eroski.
Rosa Carabel, directora general de Eroski.

P. Y a nivel personal, ¿qué prácticas sostenibles ha incorporado usted para proteger el medioambiente?

R. En mi compra diaria, usar siempre nuestras bolsas reutilizables de rafia o tela y mallas reutilizables cuando compro la fruta y verdura a granel. Además de incorporar cada vez más productos de proximidad, ecológicos o Eroski Natur en mi cesta. Y después otras acciones en mi hogar, como el uso de bombillas LED, separar siempre los residuos para su correcto reciclaje, elegir electrodomésticos con alta eficiencia energética, moverme por la ciudad con transporte público o andando o no despilfarrando un bien tan preciado como es el agua.

Ante cualquier decisión cotidiana que tomamos como ciudadanos, siempre hay una alternativa más sostenible, y procuro decantarme por ella siempre que me es posible. La suma de muchas decisiones individuales puede cambiar la realidad: ¡el poder de los consumidores es enorme! Además, tenemos un rol social clave con nuestras familias, inculcando valores y practicas cotidianas que contribuyan a que, entre todos, construyamos un mundo mejor. La verdad es que los más pequeños nos dan lecciones continuas de saber hacer y de concienciación. Particularmente trato de aplicarlo en mi día a día.

P. ¿Cómo valora la implicación de los españoles en el cuidado del medioambiente a través de la incorporación de hábitos como el reciclaje?

R. Sin duda, los hogares cada vez están más concienciados. Las últimas encuestas que publican entidades como Ecoembes así lo muestran. Vamos por el buen camino, aunque aún podemos seguir mejorando. Por eso, en Eroski trabajamos para la formación al consumidor en hábitos más responsables, a través de nuestro proyecto informativo Consumer, de la Escuela de Alimentación de la Fundación Eroski, con un módulo de medioambiente elaborado junto con WWF, o colaborando con programas como Reactívate+ de Global Action Plan. Todos ellos buscan que las familias sepan cómo separar sus residuos correctamente y animarlas a hacerlo.

"La nueva normalidad trae retos interesantes para los distribuidores como la necesidad de ofrecer facilidades al llenar la cesta de la compra"

P. Hablando de este hábito, como empresa que pertenece a Ecoembes, ¿qué valoración puede hacer de su contribución a esa sociedad comprometida con el reciclaje?

R. Ecoembes ha puesto sobre la mesa soluciones eficaces y eficientes, consiguiendo que haya contenedores para la recogida separada de envases domésticos en toda la geografía española y altas tasas de recogida selectiva y reciclaje. Y, no solo eso, también ha sido capaz de hacer pedagogía sobre ello. Hasta el punto de que sus campañas de publicidad deberían ser recordadas como un gran ejemplo de contribución a la causa. Además, proyectos como Libera, para la limpieza de basura abandonada en espacios naturales, muestran su compromiso por el medioambiente más allá del reciclaje.

P. Se acaba de lanzar Reciclos, el primer sistema de devolución y recompensa de reciclaje de latas y botellas de plástico de bebidas, ¿cree que un sistema de incentivos puede fomentar tanto el reciclaje como la circularidad de los envases y ser el primer paso para el abandono total del modelo productivo lineal?

R. Es un instrumento útil para la concienciación de los consumidores y potenciar la recogida selectiva, que tiene cierto margen de mejora. Reciclos, además, tiene la ventaja de ser un sistema de devolución y recompensa construido sobre la red de contenedores amarillos que ya tenemos, que lo hace el más eficiente y el más fácil de usar para el ciudadano. Especialmente en las ciudades, disponemos de un contenedor prácticamente en cada calle que podría en el futuro disponer de este sistema.

"El consumidor ya venía siendo cada vez más consciente de los productos que compraba y con la pandemia se ha puesto de relieve"

P. Eroski es la cadena de alimentación con menor huella plástica del panorama español, ¿qué mejoras se plantean a futuro? ¿Qué otras iniciativas llevan a cabo para avanzar hacia una economía circular?

R. Tenemos el objetivo de que todos nuestros envases sean 100% reciclables y reducir al menos un 20% las toneladas de plástico comercializadas en 2025. Ya hemos ecodiseñado más de un centenar de envases y hemos implantado mejoras como el aumento de referencias de fruta y verdura a granel, el cambio de material a cartón certificado FSC®, material reciclado o compostable en decenas de envases, la eliminación de elementos de sobreenvasado como los envases individuales en alguna referencia, etc. Nuestro plan es seguir esa línea de trabajo con el resto de productos de nuestra marca propia. Para ello, cabe destacar la labor realizada en 2020 junto con nuestros proveedores para calcular el impacto ambiental de los envases y poder ecodiseñarlos en base no solo a su huella plástica y reciclabilidad, sino también su huella ambiental.

P. Durante el confinamiento del pasado año cuadruplicaron las ventas en el canal ‘online’, ahora la mitad de los consumidores que les eligieron en esos meses se han quedado con ustedes y el ‘ecommerce’ ya supone un 4% del volumen total de ventas. ¿Creen que la tienda física y la web pueden convivir en armonía sin que el auge de una suponga el fin de la otra?

R. Sin duda. Es el concepto de onmicanalidad. Eroski es el claro ejemplo de ello. Fuimos la primera empresa de distribución española que lanzó un supermercado 'online' (año 2000) y, paralelamente, desarrollamos nuestra propuesta comercial basada en el modelo 'Contigo' donde el producto fresco adquiere gran protagonismo en la experiencia de compra del cliente en tienda. La clave está en ser eficaces y ágiles a la hora de ofrecer soluciones innovadoras para facilitar la vida al cliente.

"España ha sido el país de Europa con menor rotura de 'stock' en el aprovisionamiento. Esto no surge de la noche a la mañana"

P. También el comercio de proximidad ha crecido enormemente durante esta crisis del covid-19. ¿Consideran que es una moda pasajera, motivada por las restricciones de movilidad, o una vuelta al origen que ha llegado para quedarse?

R. Hay una frase que escuché a una de nuestras compañeras de tienda durante los meses más álgidos de la pandemia, que más presente he tenido en el último año: "La cola del supermercado era el único lugar donde había vida". Hemos sido la única proximidad posible para muchas personas. Desde el punto de vista del consumidor ya se apreciaba una tendencia hacia un consumo más local y sostenible antes incluso de que llegara la pandemia. Lo que la crisis ha hecho es extremar esta tendencia. El consumidor ya venía siendo cada vez más consciente de los productos que compraba y ahora se ha puesto de relieve.

P. La pandemia ha acelerado procesos como la transformación digital o el desarrollo sostenible, claves en la supervivencia del tejido empresarial, y que los expertos llevan años advirtiendo. ¿A qué retos se enfrenta el sector del gran consumo en esta crisis?

R. Somos muy conscientes del papel que nos ha tocado desempeñar este último año y del esfuerzo extra que hemos pedido a toda la cadena de valor. España ha sido el país de Europa con menor rotura de 'stock' en el aprovisionamiento. Esto no surge de la noche a la mañana. Las cosas se han hecho muy bien desde hace mucho tiempo.

Por otro lado, debemos prepararnos para que el consumidor demande nuestros servicios desde otros canales y otros formatos. La digitalización es imparable y los hábitos de consumo nos llevan a ello. Para sostener el impacto de todo ello, las políticas de desarrollo sostenible que se puedan aplicar serán clave. Hacer lo máximo posible, lo mejor posible, con el menor número de recursos. Eficiencia y sostenibilidad para poder servir mejor al consumidor.

Directivos por la economía circular Economía circular Eroski Cambio climático