directivos por la economía circular

Alonso Villoslada (Alcampo): "Debemos estar preparados. El usar y tirar ya no vale"

Hablamos con Pedro Alonso Villoslada, director de Hipermercados Alcampo, sobre los retos a los que se enfrenta el sector ‘retail’ tras la pandemia y el papel de la sostenibilidad en la sociedad

Foto: Pedro Alonso Villoslada, director de Hipermercados Alcampo.
Pedro Alonso Villoslada, director de Hipermercados Alcampo.

Los supermercados e hipermercados Alcampo llevan 40 años operando en España. Pertenecientes al grupo francés Auchan Retail, sus tiendas físicas se encuentran entre las tres preferidas por los españoles. Lo mismo ocurre con su ‘e-commerce’, de acuerdo con los últimos datos de 2019 ofrecidos por el Ranking Digital de los Supermercados en nuestro país.

Hablamos con Pedro Alonso Villoslada, director de Hipermercados Alcampo, en el ciclo de encuentros 'Directivos por la economía circular', sobre los retos a los que se enfrenta el sector ‘retail’ tras la pandemia y cómo la sostenibilidad marca el futuro de empresas, gobiernos y ciudadanos.

PREGUNTA. El cuidado del planeta comienza en casa, ¿qué hábitos ha adoptado en pro del medioambiente?

RESPUESTA. El cuidado del planeta es una cuestión que nos compete a todos: ciudadanos, padres, madres, profesores, profesionales, empresas, gobernantes... Solo una acción conjunta en pro del respeto del medio ambiente hará posible un cambio en nuestro modelo de desarrollo.

P. Durante casi tres meses, acudir al supermercado era de las pocas actividades que los españoles podíamos realizar fuera de casa, ¿cómo han afrontado desde la compañía esta situación?

R. Con absoluta responsabilidad y vocación de servicio a la sociedad. Todos nuestros esfuerzos se focalizaron en asegurar el acceso a la compra de alimentos y productos de primera necesidad a precio asequible velando, en todo momento, por la salud y seguridad de nuestros colaboradores y nuestros clientes.

Los supermercados e hipermercados Alcampo llevan 40 años operando en España.
Los supermercados e hipermercados Alcampo llevan 40 años operando en España.

P. Otra actividad cotidiana que podíamos realizar fuera de casa era tirar la basura. ¿Cómo valora el compromiso de los ciudadanos con el reciclaje, que en la época de confinamiento ascendió hasta un 15% en el caso del contenedor amarillo?

R. Cada uno de nosotros somos responsables de favorecer la mejora medioambiental y de frenar el cambio climático. Me satisface que cada vez haya más personas que asumen esta responsabilidad individual y este compromiso con la segregación de residuos, que evita que aquellos valorizables vayan al vertedero, contaminando de esta forma el suelo, el agua y el aire. Y por otra parte, evitando que estos se transformen en materias primas secundarias, lo que redunda en una menor utilización de recursos naturales.

P. El reciclaje se ha consolidado como la práctica medioambiental más extendida entre los hogares españoles. Como miembro del consejo de administración de Ecoembes, ¿cree que el punto de venta tiene potencial para convertirse en un buen lugar para formar a los consumidores en materia de economía circular y reciclaje?

R. Todos los puntos de contacto con el ciudadano son adecuados para favorecer la sensibilización y para trasladar nuestro compromiso con el medio ambiente.

"Debemos asegurar que las alternativas al plástico disminuyen las externalidades negativas de este material a lo largo de todo su ciclo de vida"

P. Son muchos los informes que señalan que los consumidores prefieren comprar productos de compañías consideradas socialmente responsables. ¿Cuál es la estrategia de Alcampo en este sentido?

R. Nuestra estrategia tiene en cuenta la triple vertiente de la sostenibilidad, es decir, que nuestro desarrollo sea socialmente justo, ambientalmente respetuoso y económicamente eficaz. Por ello, estamos alineados con los 17 objetivos de desarrollo sostenible que establece la Agenda 2030 de Naciones Unidas.

Nuestras prioridades estratégicas están relacionadas con la promoción de la buena alimentación, la lucha contra el cambio climático, la economía circular, en la que destaco nuestro compromiso con cero residuos, el desperdicio alimentario y reducción de plástico, así como contribuir a mejorar la vida de los colectivos más vulnerables del entorno de nuestras tiendas.

P. La lucha para disminuir el plástico, especialmente aquellos de un solo uso, es una necesidad para la salud del planeta, ¿qué medidas han adoptado para la reducción de este material en sus establecimientos?

R. Somos conscientes de la importancia de reducir el consumo de plástico y la generación de residuos consecuente; el plástico está dentro de nuestras prioridades estratégicas, como he comentado anteriormente. De hecho, somos firmantes del Pacto Europeo de los Plásticos.

Esta es una cuestión compleja, ya que debemos asegurar que las alternativas al plástico disminuyen las externalidades negativas de este a lo largo de todo su ciclo de vida. Debemos evitar cambiar el foco del problema.

Por ello, y siguiendo las jerarquías de residuos, apostamos por la reutilización. En ese sentido, destacar dos iniciativas que hemos implementado. En primer lugar, la comercialización de bolsas reutilizables, con más de un 50% de plástico reciclado para la fruta y verdura a granel. En segundo lugar, los clientes pueden traer su envase en los mostradores de venta asistida de charcutería y quesos (actualmente, este servicio está inactivo debido al covid-19).

Además, hemos eliminado de nuestros lineales los productos de plástico de un solo uso, adelantándonos a la directiva SUP. Y seguimos trabajando para implementar alternativas al plástico que sean realmente sostenibles.

Alcampo ha desarrollado unas cremas de verduras deshidratadas elaboradas con productos que salían de la cadena de producción

P. La proximidad y el consumo local es otra de las prácticas sostenibles que más terreno está ganando en el sector de la alimentación, ¿cómo contribuyen a ello desde Alcampo?

R. Actores de lo bueno, lo sano y lo local, nuestro compromiso con el desarrollo de nuestro entorno más cercano es histórico. Desde siempre, hemos sido precursores de la incorporación y puesta en valor de productos locales y regionales en nuestros hipermercados y supermercados. Estos productos tan ligados a la gastronomía local son baluarte del legado cultural de nuestra tierra y propulsores de la recuperación de zonas rurales.

El 93% de nuestras compras lo hacemos a 5.420 proveedores españoles y, además, trabajamos de la mano de más de 1.260 proveedores locales, muchos de ellos del sector primario, cuya capacidad de producción no determina que no puedan incorporar sus productos en nuestros lineales

P. Entre sus compromisos, se encuentra la lucha contra el desperdicio alimentario, ¿qué iniciativas impulsan desde Auchan Retail para evitar el despilfarro de comida?

R. Reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos es esencial para nosotros. Evitar el desperdicio de alimentos en cada una de nuestras tiendas está estrechamente ligado con la eficiencia del negocio y la propia responsabilidad de Alcampo, además de con la gestión y transformación de residuos.

Por eso, trabajamos formando y sensibilizando a colaboradores y clientes, donando los productos aptos para el consumo y no para la venta a los bancos de alimentos locales, e incorporando de manera ágil soluciones innovadoras y eficaces que permitan avanzar en este sentido.

Estos planes están en constante evolución. Por poner un ejemplo, el año pasado iniciamos nuestra alianza con Too Good To Go y desarrollamos también, bajo nuestra marca Alcampo Producción Controlada, unas cremas de verduras deshidratadas elaboradas con productos que, bien por su calibre o bien por su aspecto, salían de la cadena de producción.

"El consumidor poscovid es un consumidor que ya se venía perfilando desde hace años, pero que se ha visto reforzado en esta crisis"

P. Una de las consecuencias de esta pandemia es la aceleración de algunos procesos como la digitalización, ¿puede el 'e-commerce' influir positivamente en la sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático?

R. La proximidad digital es una realidad que mejora el servicio al cliente. En este sentido, las empresas debemos trabajar y trabajamos en paliar las emisiones de CO2 causadas por el transporte de mercancías. En Alcampo, avanzamos en movilidad sostenible, y en más de 70 centros ofrecemos el servicio a domicilio con vehículos no contaminantes con la 'startup' Revoolt, especialista en soluciones 'Zero CO2'.

Los clientes de estos centros reciben su compra con triciclos a pedales, ciclomotores y furgonetas eléctricas y a gas para distancias medias, así como traslados a pie para las distancias más cortas.

P. El consumo feroz es uno de los principales enemigos de la preservación del medioambiente, ¿cambiará, en este sentido, la percepción del consumidor poscovid-19 y sus hábitos? ¿Cómo?

R. El consumidor poscovid es un consumidor que ya se venía perfilando desde hace años, pero que se ha visto reforzado. Es un consumidor consciente al que le importa lo local, que quiere acceder a una alimentación cada vez más saludable a un precio justo y a una oferta exclusiva y responsable.

Tengo claro que la preocupación por el medio ambiente tiene cada vez más peso en la sociedad. Nuestro planeta se enfrenta a una emergencia climática que puede conllevar, y de hecho conlleva, consecuencias nefastas, no solo en términos medioambientales sino también sociales. La humanidad debe responder de manera contundente a esta situación si queremos dejar un planeta habitable a las futuras generaciones.

"La agenda verde responde a una parte de los desafíos a los que nos enfrentamos como sociedad, es decir, es parte de la solución"

P. En su opinión, ¿los ‘retailers’ están preparados para una transformación total de modelo, hacia una economía circular? ¿Por qué?

R. La economía circular debe formar parte de los objetivos de toda la sociedad y todos, 'retailers' o no, debemos estar preparados. El usar y tirar ya no vale.

En Alcampo, llevamos años y años trabajando en este sentido: aprendiendo, innovando, probando soluciones… Con todo ello, hemos conseguido una tasa de valorización en nuestras tiendas superior al 80% y hemos logrado, además, que 26 centros de trabajo (24 hipermercados y dos plataformas logísticas) hayan hecho realidad nuestro proyecto Residuo Cero. Este año, hemos dado un paso más y hemos cerrado el círculo desarrollando un sustrato universal de marca propia en cuya fabricación se ha incorporado compost procedente de los residuos orgánicos de nuestros hipermercados y el envase incorpora el residuo plástico que genera nuestra actividad. Un claro ejemplo de economía circular.

P. Ante una recesión económica, ¿cree que podría quedar la agenda verde relegada a un segundo plano?

R. La agenda verde responde a una parte de los desafíos a los que nos enfrentamos como sociedad; es decir, es parte de la solución, por lo que tendrá en el futuro un papel relevante.

Sociedad
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios