Hacia un futuro mejorPowered by

El trabajo perfecto según tus capacidades e intereses

Isabel Rodríguez

La inteligencia artificial sirve de base para que Singularity Expert sea capaz de predecir qué empleos de futuro son los más interesantes para cada persona

¿

Medicina o derecho? ¿Periodismo o matemáticas? ¿Un grado medio o formación profesional? Estas y otras preguntas similares no son una mera ensoñación juvenil. De la respuesta individual dependerá, en buena medida, el futuro profesional de todo aquel que se enfrenta a la tarea de decidir qué estudiar o a qué dedicarse en el futuro. Pero ¿cómo acertar con la elección? La plataforma Singularity Experts ha encontrado en la inteligencia artificial a su mejor aliada para descifrar el ADN único de cada persona e identificar no solo los empleos con futuro que se le van a dar mejor, sino también la ruta formativa a seguir para prepararse.

“Lo que hacemos es evaluar a las personas: identificamos lo que pueden hacer por capacidades cognitivas, lo que saben hacer por competencias y lo que quieren hacer por intereses”, explica Elena Ibáñez, CEO de esta ‘startup’ surgida hace poco más de un año y que actúa como una plataforma de orientación basada en datos. Ese análisis holístico es uno de los valores que aporta su modelo de ‘profiling’: “No estamos mirando solo la personalidad, inteligencia o el interés que tiene”.

Hasta ocho inteligencias distintas son analizadas a través de las nueve pruebas que el usuario ha de realizar a través de la plataforma (pensamiento computacional, inteligencia emocional, valores...). “Se trata de dimensiones que son críticas a la hora de predecir el desempeño de una persona en un trabajo en concreto”, apunta Ibáñez y añade: “Sobre eso lo que hacemos mediante la inteligencia artificial es el ‘match’ con un mapeo propio de más de 3.000 empleos con futuro. Todos existen ya en la actualidad y todos tienen una alta empleabilidad garantizada. Esa es la clave: orientar a la gente hacia empleos con futuro que van a tener una alta demanda”.

Tres o cuatro horas son suficientes para recabar datos que se traducen en la elaboración de un completo informe. El mismo recoge tanto una recomendación con los 10 empleos de futuro que mejor se adaptan al perfil personal como las ‘soft skills’ (habilidades blandas) más recomendables a desarrollar en cada caso, un perfil holístico detallado y una completa ruta formativa. En este sentido, la plataforma apuesta por un itinerario “que va más allá de una única formación. Creemos mucho en la formación permanente y continua y por eso aportamos siempre esas rutas formativas técnico-humanistas que complementan el perfil de las personas”.

“Hacemos un mapeo propio de más de 3.000 empleos con futuro. Todos existen y tienen una alta empleabilidad garantizada”

Las reacciones avalan lo afinado del método. De hecho, quienes lo han probado no esconden su sorpresa. “Por un lado, se sienten identificados con el perfil que les aparece y, por otro lado, está la reacción del descubrimiento. Siempre hay cierto efecto ‘wow’ de ‘no sabía que este empleo existía, jamás pensé que a mí se me podría dar bien esto’”, confiesa la fundadora.

En un mundo laboral que se renueva constantemente, muchas profesiones tradicionales están abocadas a desaparecer. La robotización implica reinventarse y las nuevas posiciones demandan nuevas habilidades. En este contexto, la transversalidad no está reñida con la especialización y es, precisamente, en el equilibrio entre ambas dimensiones, donde reside buena parte del futuro del mercado del trabajo. “Cuanto más avance la tecnología más humanos tenemos que ser”, asegura Ibáñez. Terapeutas que aplican la realidad virtual para superar fobias o expertos lingüistas que han de traducir el lenguaje de las máquinas. El futuro abre un universo de posibilidades.

Sin embargo, explorarlas supone todo un reto para una sociedad en la que uno de cada tres jóvenes no terminan los estudios que inician, situando así la tasa de abandono en una de las más altas de Europa. Para la fundadora de Singularity Experts existen dos motivos principales: “Por un lado, el desconocimiento que tenemos en general de las formaciones y de los trabajos con futuro y, por otro, la interpretación errónea de los intereses de un estudiante o de un profesional adulto”.

“Cuanto más avance la tecnología más humanos tenemos que ser”

Las aplicaciones prácticas de la plataforma han auspiciado el rápido crecimiento de la propia ‘startup’. Hasta la fecha, Singularity Experts está presente en distintos colegios apoyando los servicios de orientación y aportando el conocimiento sobre las nuevas formaciones de futuro, trabajos con alta demanda y nuevos cursos que permitan a los estudiantes encaminar sus pasos. Pero hay más. La firma trabaja también en el sector empresarial donde sus principales aplicaciones pasan por detectar a empleados capaces de cubrir posiciones emergentes o, incluso, reclutar nuevos perfiles.

“Conocernos a nosotros mismos es fundamental para saber qué se nos va a dar bien, qué es lo que vamos a aprender con facilidad y, por tanto, qué es lo que nos va a gustar más y eso no está reñido con que no tenga salida o alta empleabilidad”, apunta Ibáñez. No en vano, esa es la esencia de la ‘startup’. “No siempre uno tiene que dedicarse a lo que no le gusta para tener alta empleabilidad sino más bien al contrario; hay cada vez más oportunidades”.

El Confidencial, en colaboración con Banco Santander, tiene como principal objetivo dar a conocer los proyectos de personas que transforman la sociedad e impulsan el progreso.

Artículos relacionados

Hacia un futuro mejor