tecnología y reciclaje

Ahora reciclar tiene recompensa: impulsar acciones para mejorar tu barrio

Reciclos, la iniciativa pionera de Ecoembes, es un sistema de devolución y recompensa que ya está en tres comunidades autónomas y a finales de 2020 llegará a otras cuatro más

Foto:

En España existen más de 54 millones de líneas de móvil de las que, el 94% son smartphones. De hecho, casi 43 millones de ellas se conectan a diario a internet, lo que supone un 4% más que en 2019. Los datos, recogidos en el informe 'Digital en 2020' elaborado por Hootsuite y We Are Social, son solo una muestra de cómo la sociedad actual está cada vez más habituada a emplear el móvil. Redes sociales, compras 'online', pagos en tiendas físicas a través del teléfono… Pocas cosas hay que escapen a la versatilidad de estos dispositivos.

Si tenemos en cuenta que el informe señala que pasamos, de media, cerca de seis horas al día conectados a nuestro smartphone ¿por qué no aprovechar parte de ese tiempo para ser más sostenibles? Eso es lo que propone Reciclos, la iniciativa de Ecoembes —organización medioambiental que coordina el reciclaje de envases en España— y que pretende digitalizar el reciclaje de latas y botellas de plástico de bebidas, los residuos que más se consumen en nuestro país.

El nuevo método: la recompensa

La gran mayoría de los ciudadanos tiene interiorizado el proceso de reciclaje y el fin último del proceso, que no es otro que ser más sostenibles y comprometidos con el medioambiente. Contenedor amarillo para envases de plástico, latas y bricks; azul para papel y cartón; verde para envases de vidrio… Hasta aquí todo correcto. Lo que propone Ecoembes con Reciclos va un paso más allá. El proyecto se basa en el sistema de devolución y recompensa o, lo que es lo mismo, utiliza la tecnología y los premios como herramientas para incentivar el compromiso ciudadano con el reciclaje. Sobre el terreno solo hace falta descargar la webapp de la iniciativa y empezar a registrar con el móvil todas las latas y botellas de plástico de bebidas que se reciclen.

Esos residuos se depositan los puntos de reciclaje habilitados para participar con la webapp. Bien los contenedores amarillos ya instalados ubicados en la vía pública (a los que se han incorporado códigos QR) para las latas y botellas de plástico de bebidas que generamos en casa; o en las máquinas de reciclaje que se instalarán en estaciones de transporte (que contarán con tecnología de reconocimiento de imágenes y Blockchain) y que están destinadas a las que consumimos fuera. Ese simple gesto se traduce en puntos, los llamados 'reciclos', que posteriormente pueden ser canjeados por recompensas.

Además de toda una suerte de incentivos sostenibles, en forma de productos o servicios relacionados con el transporte y la movilidad, los puntos de Reciclos contemplan apoyar proyectos locales de carácter social o medioambiental que ayuden a mejorar el barrio y el entorno más cercano. Nieves Rey, directora de Comunicación de Ecoembes explica que este proyecto "los ciudadanos comprometidos con el reciclaje, además de ayudar a ahorrar energía o dar una nueva vida a los envases reciclando en el contenedor amarillo, podrán también contribuir a mejorar su barrio y su municipio a través de las recompensas que obtienen al reciclar". Rey recuerda que es la primera vez en España que "un sistema de reciclaje une tecnología y recompensas con el fin de ayudar a reciclar más y mejor”.

El pasado mes de abril, debido a la crisis del covid-19, el proyecto —que ya se había puesto en marcha como proyecto piloto en Cataluña el año pasado — se adaptó a las circunstancias y los usuarios pudieron destinar sus puntos a la compra de material sanitario.

Calahorra y Ciudadela

La iniciativa, creada por The Circular Lab, el centro de innovación abierta de Ecoembes, dio sus primeros pasos en junio de 2019 en Cataluña. Su vocación de futuro y su esencia de idea disruptiva le han valido el respaldo de los ciudadanos y la consolidación de su expansión. A lo largo de los próximos meses estará presente en otras siete comunidades autónomas y en 2021 se prevé que esté implantado en todas ellas.

Los primeros en sumarse a la apuesta por el reciclaje digital fueron los municipios de Igualada, Granollers, Sant Boi de Llobregat y Pla de l'Estany, además de dos universidades catalanas y un hospital, hace ahora poco más de un año. La iniciativa ha arrojado cifras muy alentadoras que, tras meses de implantación en tierras catalanas, tratará de recabar datos similares en nuevas localizaciones por todo el país.

Así, este mes de julio la iniciativa se ha estrenado en Ciudadela (Menorca) y Calahorra (La Rioja), que ya han empezado a experimentar las bondades del sistema.

Sociedad
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios