Bajo el lema #ParaEsoEstamos

Centros escolares recurren a los carteros para salvar la brecha digital

Voluntarios de Correos colaboran de manera altruista llevando material escolar a alumnos que no pueden acceder a él por vía telemática

Foto:

Desde el comienzo de la crisis sanitaria, muchos centros educativos han optado por la formación telemática ante la suspensión de las clases presenciales. Pero ¿qué sucede con aquellos alumnos que no disponen de los recursos tecnológicos necesarios? No todos los estudiantes tienen conexión a internet o disponen de un ordenador.

El confinamiento derivado del coronavirus ha hecho más visible la brecha digital que sufre el sistema educativo en pleno siglo XXI. Con apenas tiempo para prepararse para esta situación, administraciones, profesorado y familias han trabajado mano a mano para reducir este abismo.

El Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial mantendrá este servicio hasta que vuelvan las clases o hasta que finalice el curso 2019-2020

Un problema que ayuntamientos como el de San Lorenzo de El Escorial han podido solventar gracias a los carteros voluntarios de las unidades de reparto de Correos, que desde hace semanas recogen el material escolar en los centros educativos para entregarlos en los domicilios de aquellos alumnos que no tienen medios informáticos. “Hasta el momento, 225 niños de entre tres y 18 años se han beneficiado de la iniciativa y mantendremos este servicio hasta que vuelvan las clases o hasta que finalice el curso 2019-2020”, explica Myriam Contreras, concejala delegada de Educación del municipio.

Juan José García es voluntario de la empresa pública postal en la localidad madrileña. Lleva más de 17 años llevando cartas y paquetes y, desde el comienzo de la pandemia, colabora de manera altruista conectando a profesores y alumnos. “Nos pusimos en contacto con el ayuntamiento para ofrecer ayuda a los vecinos en todo lo que estuviese a nuestro alcance. Ellos nos preguntaron si podíamos llevar el material escolar y los deberes de los niños que carecían de acceso a internet. Por supuesto, dijimos que sí”, recuerda.

Por el momento, las medidas sanitarias de prevención de contagios no permiten que las familias acudan al colegio para recoger el material escolar y los deberes en persona. Por este motivo, la labor de Juan José y sus compañeros es vital para que ningún alumno se quede descolgado. “Como empleados públicos, nuestra razón de ser es el servicio al ciudadano en cualquiera de sus formas y dentro de nuestras posibilidades. Los alumnos están recibiendo el material con mucha emoción y las familias se muestran muy agradecidas”, asegura.

Bajo el lema #ParaEsoEstamos, Correos gestiona esta y otras 400 iniciativas solidarias para combatir la expansión del covid-19, haciendo llegar todo lo necesario a ciudadanos, colectivos vulnerables y todos aquellos profesionales que están realizando labores esenciales. Desde el comienzo de la crisis, a través de una red de 1.800 voluntarios, la empresa ha realizado más de 450.000 entregas de alimentos, material sanitario o respiradores de emergencia, entre otros, ayudando a cerca de 160.000 personas.

Sociedad
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios