Recomienda su uso solo a fumadores

Las autoridades sanitarias de EEUU levantan el veto impuesto a los productos de vapeo

Las investigaciones determinan que los problemas pulmonares tienen que ver con dos sustancias añadidas al líquido del vapeo compradas fuera de los circuitos comerciales

Foto: Foto: Reuters
Foto: Reuters

Vapear nicotina no es inocuo pero tampoco es el responsable de las 60 muertes y más de 2.600 hospitalizadas en EEUU registradas hasta medidos de enero. Es la conclusión del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de EEUU que ha levantado la recomendación de abstenerse de vapear, impuesta tras las cifras de fallecimientos y hospitalizaciones.

En una información publicada por 'The Wall Street Journal', las investigaciones de la CDC determinan que el origen de las enfermedades y muertes tienen que ver con las sustancias añadidas al vapeo, concretamente con el THC, el principio activo del cannabis, y el acetato de vitamina E. Alrededor del 82% pacientes afectados por enfermedades respiratorias habían vapeado productos que contenían acetato de vitamina E, una sustancia que se utiliza para espesar el THC, y en su mayoría habían sido comprados fuera del circuito comercial, bien por internet o a través de terceros.

La CDC señala que los productos con THC y el acetato de vitamina E son los potenciales responsables de las muertes que se han dado en los últimos meses en el país. "Hemos retocado nuestra recomendación para reflejar las mejores evidencias científicas disponibles y para preservar la salud pública", ha explicado Brian King, responsable científico del CDC, en declaraciones al 'The Wall Street Journal'.

Eso sí, el organismo mantiene que el vapeo debe ser restringido para sectores de la población como jóvenes o mujeres embarazadas. Además, se ha comprometido a investigar el 14% de los casos de enfermos que han asegurado que solo vapearon nicotina. La CDC también mantiene su recomendación de que los antiguos fumadores que se han pasado a cigarrillos electrónicos o vapeadores no deben volver al tabaco y que deben contactar con sus responsables médicos en caso de necesitar ayuda para dejar de fumar o si les preocupa contraer alguna enfermedad pulmonar.

Hasta el pasado 14 de enero se habían contabilizado 2.668 hospitalizaciones así como 60 muertes por enfermedades pulmonares relacionadas con el vapeo, aunque las autoridades reconocieron que las cifras de enero habían descendido hasta en un 80% respecto a otros meses. La situación es preocupante entre los jóvenes. Un 62% de los afectados por enfermedades pulmonares durante el último año en Estados Unidos tenían entre 18 y 34 años. Según 'The Wall Street Journal', el vapeo de nicotina se ha popularizado en Estados Unidos desde 2011, especialmente en los institutos.

La publicidad, la llegada de sabores afrutados y la facilidad para hacerse con dispositivos electrónicos que permiten el acceso a altas dosis de nicotina son algunas de las causas que explican este aumento en el uso entre los jóvenes, según un estudio del 'New England Journal of Medicine'.

Sociedad

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios