Hacia un futuro mejorPowered by

Esta empresa impulsa la integración de la mujer en la construcción

Sandra Carbajo

Ella Construye cuenta con trabajadoras de la construcción, carpinteras, electricistas y pintoras que reforman viviendas bajo la batuta de la arquitecta Laura Baquero

S

e necesita [inserte oficio aquí] para obra en el centro de Madrid”, reza una oferta de trabajo en un conocido portal de empleo. Una llamada a la que a priori no deberían tardar en llegar candidatos, ya que más 1.200.000 personas se dedican a la construcción en España (según los últimos datos de la EPA). Sin embargo, si el perfil que se requiere es femenino, la búsqueda se convierte en una quebradero de cabeza. Solo el 9% de los profesionales en este sector son mujeres.

A este reto se enfrenta la arquitecta Laura Baquero cada vez que necesita personal de obra. “Encontrar a mujeres es complicado. En oficios como electricidad o pinturas ya hay un porcentaje mayor, pero en albañilería no. La mujer todavía no tiene tanta experiencia en el sector como el hombre. Estos empleos son de práctica, por lo que cuantos más años acumulas de profesión, más sabes”, reconoce. Esta arquitecta extremeña afincada en Madrid se encuentra al frente de Ella Construye, una empresa de proyectos y reformas de interior con una particularidad: “Fomentamos la integración de las mujeres en las obras, concretamente en los oficios de la construcción, donde existe una fuerte desigualdad. Cuando necesitamos personal, ante un perfil con la misma formación, intentamos decantarnos por la mujer”. Y aquí, Laura se encuentra con el segundo problema: en algunos portales, sus anuncios no llegan a subirse al ser considerados sexistas.

Laura Baquero lleva una década en el mundo de la arquitectura. Empezó en la promoción inmobiliaria, más tarde se especializó en interiorismo, momento en el que comenzó a hacer obras de reforma en Madrid. “Siempre me ha llamado mucho la atención que no hubiese mujeres en las obras, ni siquiera a la hora de comprar materiales. Un día conocí a una mujer albañila, María, y entonces pensé que quizá había muchas mujeres como ella, que trabajasen en la construcción o, incluso, que quisieran, pero no se les había ocurrido esa opción al ser un mundo tradicionalmente masculino”, recuerda.

Así, María se convirtió en su oficiala de primera, junto a Cornel, actual jefe de obra. Más tarde llegaron Olga, Lidia y Alice, pintoras y diseñadora de interiores respectivamente. Actualmente, cuentan además con una carpintera, Irene, y una electricista, Mercedes. “Mi equipo lo formamos hombres y mujeres. No quiero que esta sea una empresa solo de mujeres, sino que haya diversidad”, explica la arquitecta.

El Premio Emprendedoras del Ayuntamiento de Madrid dio el impulso a Laura Baquero para crear la marca y montar Ella Construye

Ella Construye empezó a confeccionarse hace un año y medio, pero no fue hasta noviembre del año pasado cuando Laura, tras presentar el proyecto al Premio Emprendedoras del Ayuntamiento de Madrid y obtener el segundo premio en la categoría de IDEA, constituyó la empresa. “Este premio me dio el impulso para crear la marca, hacer la web, empezar a formar equipos y montar la empresa”. Desde entonces, el boca a boca ha provocado que en Ella Construye no paren. Ya han realizado cinco obras en la Comunidad de Madrid y ahora se encuentran rehabilitando una vivienda en el barrio de Lavapiés (prevista para terminar en diciembre) y otra en Las Tablas, además de otros proyectos que están en fase de presupuesto, con posibilidad de comenzar en dos meses.

Ante la dificultad para encontrar perfiles femeninos, esta arquitecta ha lanzado un par de cursos durante el verano, enfocados a aspectos como quitar el gotelé, alicatar el cuarto de baño o hacer yesos, que han suscitado el interés de profesionales y ‘amateurs’. “La idea es empezar a hacer más cursos de este tipo, de corta duración (una semana o un fin de semana) para que las mujeres vean que se pueden dedicar a esto”. Cree que el siguiente paso como empresa es precisamente, “formar a las personas para lo que nosotros necesitamos”. Así, todas las mujeres que quieran tanto formarse como enseñar tan solo tienen que ponerse en contacto con Laura Baquero.

Nosotras Construimos es una red de mujeres dedicadas a la construcción que funciona como un directorio

Ella Construye es un negocio local, ya que todos los profesionales que trabajan en la empresa viven en Madrid. “Ante la cantidad de llamadas que he recibido de mujeres que se dedican a la construcción en otras partes de España, junto con una compañera de Barcelona, Anna Ortega, que tiene un proyecto similar a Ella Construye, decidimos formar una red de mujeres dedicadas a la construcción”, relata. Nosotras Construimos funciona como un directorio o tablón de anuncios, donde se ponen en contacto a profesionales de la construcción. “Así también potenciamos esa igualdad a nivel estatal”.

Laura Baquero reconoce que detalles como estos hacen que la tecnología resulte una herramienta indispensable. Además, en el sector de la construcción, la mecanización de determinados trabajos más pesados (subida y bajada de materiales, mezcla de yesos, etc.) o el uso de drones en las obras permiten que la mujer (y otros grupos tradicionalmente excluidos como personas dependientes) pueda estar presente en cada parte del proceso. “El consejo que le puedo dar a las mujeres es que abran su mente a todos los oficios, aunque tradicionalmente les parezca que son de hombres, porque la tecnología les va a ayudar”, concluye la arquitecta.

El Confidencial, en colaboración con Banco Santander, tiene como principal objetivo dar a conocer los proyectos de personas que transforman la sociedad e impulsan el progreso.

Artículos relacionados

Hacia un futuro mejor