más de 4 millones invertidos en 2018

De las obras de arte a la cantera del fútbol español: historia de la Fundación Damm

Lleva 17 años impulsando diversas acciones sociales y culturales en toda España con el único objetivo de ayudar al desarrollo social de nuestro país

Foto: El presidente ejecutivo de Damm y presidente de la Fundación Damm, Demetrio Carceller Arce.
El presidente ejecutivo de Damm y presidente de la Fundación Damm, Demetrio Carceller Arce.

En 2002, Damm decidió ir más allá de su negocio cervecero y adentrarse en el terreno social. Todo respondía al objetivo que tenía en mente el presidente ejecutivo de la compañía, Demetrio Carceller Arce: contribuir al desarrollo social, deportivo y cultural de nuestro entorno. Fue así como nació la Fundación Damm, que actualmente vertebra y difunde las acciones de mecenazgo y filantropía llevadas a cabo por la compañía.

17 años después de su nacimiento, la entidad habla a través de sus cifras: el año pasado, invirtió más de cuatro millones de euros en iniciativas que tienen por objetivo mejorar la calidad de vida e impulsar oportunidades para colectivos desfavorecidos y en riesgo de exclusión social, además de invertir en proyectos culturales y deportivos. Las aportaciones de 4,17 millones se dividen entre los proyectos propios de la fundación (1,9 millones) y las colaboraciones externas, que este año han alcanzado a casi un centenar de entidades de distintos ámbitos (2,2 millones de su inversión total).

Todavía hoy, Carceller Arce reconoce ilusionado a este periódico que los proyectos de la fundación "encarnan mejor que ninguna otra iniciativa el compromiso social de Damm, los valores de la compañía y nuestra decidida voluntad de trabajar en pro de una sociedad mejor. Una visión que se sustenta en dos principales pilares: el deporte y la cultura.

La inversión de la Fundación Damm en 2018

Proyectos propios1.966.000€
Colaboraciones externas2.212.000€
Total4.178.000€

La cantera de fútbol español

Dentro de los proyectos propios, el deporte se ha convertido en una de las principales claves como elemento integrador y cohesionador de la sociedad. Su mayor apuesta es el Club de Fútbol Damm, creado en 1954 por un grupo de trabajadores de la compañía con la finalidad de formar y educar a la juventud del barrio de la antigua fábrica de la cervecera.

En sus más de 60 años de historia, el club ha mantenido su peculiaridad de siempre: becar a todos los jugadores para que tengan cubiertos todos los gastos que se derivan de la práctica del fútbol. Y la iniciativa es todo un éxito: por el CF Damm han pasado jugadores que han competido a nivel nacional e internacional, como Sergio García (Espanyol), Aleix Vidal (Barça, Sevilla, Alavés), Cristian Tello (Espanyol, Barça, Betis) o Keita Baldé (Barça, Inter de Milán, Mónaco), entre muchos otros. De hecho, el club se ha convertido en una de las mayores canteras del fútbol formativo en España, al margen de las procedentes de clubes profesionales.

También cuentan con un equipo femenino desde 2014. La primera hornada de jugadoras del Juvenil-Cadete Femenino logró el Campeonato de Liga y el ascenso de categoría. Desde su creación, el equipo femenino se ha convertido en uno de los símbolos identitarios, llegando a alcanzar un doblete histórico la temporada 2018-19, con la consecución de la Liga y la Copa Cataluña.

La filosofía de este proyecto prioriza la formación deportiva y humana al margen de los resultados deportivos, fomentando la deportividad, la educación y los valores inherentes a la práctica del deporte. La fundación también ha impulsado la creación de becas educativas, de las que se han beneficiado más de 60 jugadores y jugadoras.

Otro ejemplo de su apuesta por el deporte es el Club de Pádel Damm, fundado en 2012 con la misma razón de ser que el club de fútbol: priorizar la educación y los valores deportivos por encima de los resultados, además de becar a todos sus jugadores para cubrir los gastos deportivos. A día de hoy, varios jugadores salidos de la escuela Damm juegan un papel destacado dentro del World Padel Tour. Son los casos de Ale Galán (10º clasificado), Marta Talaván (23ª), Javi González Barahona (74º) o Coki Nieto (77º).

Además de las iniciativas propias, Damm colabora con la Fundación Cruyff, la Fundación También y la Fundación IN para la inclusión social, así como con la Fundación Privada para el Deporte, la Fundación Balia y la Fundisoc, para fomentar la integración de jóvenes en riesgo de exclusión social durante los meses no lectivos en barrios empobrecidos.

Cultura como vehículo de desarrollo social

La cultura también ha jugado siempre un papel representativo en la hoja de ruta de la fundación. La ha fomentado, sobre todo, a través del mecenazgo cultural, apoyando al Teatro Real, Museo Thyssen, Palau de la Música Catalana y Museo Reina Sofía, entre otros, facilitando el desarrollo de actividades y el acceso a las mismas de los ciudadanos.

Además, en estos 17 años, también ha tomado parte en la adquisición activa de fondos y obras de arte. Es el caso del Macba, con el que la Fundación Damm, vicepresidida por Ramón Agenjo Bosch y Ramón Armadas i Bosch, colabora desde 2002, creando un fondo de obras de arte a partir de la colaboración entre empresas, instituciones privadas y particulares.

Museo Thyssen. (EFE)
Museo Thyssen. (EFE)

La compañía, de hecho, también apuesta por esta tendencia de puertas para adentro. Para ello, creó el Archivo Histórico de Damm, que identifica y recopila el material y las piezas que presentan mayor interés histórico y cultural dentro de la empresa. Hasta la fecha, se han catalogado más de 22.000 objetos y se han digitalizado 70.000 imágenes de los más de 100.000 archivos registrados. Todo ello con el objetivo de recuperar y reivindicar la memoria histórica de Damm, pero también de perfilar el proceso de transformación digital en el que está inmersa la compañía de cara al futuro.

Se trata, en definitiva, de una labor a largo plazo. Porque 17 años no son nada, pero lo difícil es dejar huella. Y eso es precisamente lo que pretende la fundación vertebrando las diversas acciones sociales y culturales a lo largo y ancho de nuestro país.

Sociedad