Hacia un futuro mejorPowered by

La tecnología capaz de identificarnos a través de la sonrisa

Sara Rivas

Electronic IDentification permite identificar al cliente para hacer operaciones bancarias a través de una cámara. En solo tres años dan servicio a 70 instituciones financieras

I

ván Nabalón llevaba 20 años en puestos de mayor o menor responsabilidad en multinacionales del área de consultoría cuando, en 2013, consideró que era el momento de crear “un proyecto para cambiar la democracia y darle poder al ciudadano abriéndole las puertas a participar desde sus hogares de las decisiones políticas”. “Cuando los niveles de democracia son altos, aumenta la calidad de vida de las personas, su esperanza de vida son mayores y desciende la desigualdad”, explica.

Con ese propósito nació Civitana. Con dinero de amigos y familiares, comenzó a desarrollar una tecnología capaz de identificar a los ciudadanos a distancia con legalidad vinculante. “Debía igualar al DNI electrónico pero tenía que ser fácil de utilizar. El DNI electrónico es muy potente pero, ¿quién lo utiliza? La realidad es que casi nadie, entre otras cosas porque necesitas comprar un aparato para poder llevar la identificación a cabo”, presenta Nabalón.

Y lo consiguieron digitalizando el proceso a través del vídeo. Aplicando la inteligencia artificial en tiempo real, el usuario muestra su documento de identidad, tanto el anverso como el reverso, a una cámara de móvil. Tan pronto como el sistema detecta que es real, el usuario debe enseñar su cara a la cámara y sonreír. ¿En total? Unos 25 – 30 segundos para la primera identificación y apenas un segundo para las siguientes, ya que no se debe enseñar ya el DNI y solo hace falta sonreír para realizar cualquier transacción.

Durante el proceso inicial graban un vídeo de alta definición que es la prueba electrónica para quien necesite verlo (un juez, un banco…), extraen los datos del documento con precisión, comprueban que la persona está viva gracias a la inteligencia artificial y biometría, que la foto del DNI y el usuario coinciden. “Una de las claves para comprobar que la persona está viva es la sonrisa porque una persona que ha fallecido no eres capaz de hacerle sonreír, en cambio sí puedes utilizar su huella o sus claves”, resuelve Nabalón.

Su tecnología permite a los clientes del banco abrir una cuenta bancaria o firmar un documento de manera segura sin moverse de casa

Pero su proyecto para mejorar la democracia a través de las nuevas tecnologías no tuvo éxito. “La gente no estaba preparada o nosotros no supimos explicar su valor. En definitiva, fracasamos”, reconoce. Con la tecnología desarrollada, y dada la relación que había cultivado en sus años de consultor con el sector financiero, comenzó a enseñársela a bancos y reguladores. En ese momento el sector estaba en pleno proceso de transformación digital, coincidiendo con el cierre de oficinas y buscaban maneras de identificar al cliente a distancia, que consiguieran, además, optimizar gastos. “Las entidades nos reconocían que les venía como anillo al dedo”, apunta Nabalón, pero había que esperar al regulador. Y en 2016 el Banco de España liberó una autorización para utilizar sistemas de vídeo para la identificación no presencial.

Ese fue el nacimiento y la explosión de su proyecto Electronic IDentification, nacido gracias al esfuerzo puesto en Civitania. Su tecnología permite a los clientes del banco abrir una cuenta bancaria o firmar un documento de manera segura sin moverse de casa. En menos de tres años “nos hemos convertido en el líder mundial de este tipo de sistema de identificación, sirviendo a más de 70 instituciones financieras en más de 13 países. Somos la mejor solución y la más completa para la transformación digital de la industria y una compañía visionaria ayudando a nuestros clientes a aprovechar los beneficios de las nuevas regulaciones”, apunta. “El Banco Santander fue nuestro primer cliente lo que nos abrió puertas aportándonos visibilidad y credibilidad”.

Tienen la mirada puesta en procesos de ‘on boarding’ en aeropuertos y hoteles o en el pago de tasas

Entre los países fuera de Europa destacan México, Hong Kong o Colombia. Ahora están en trámites con Japón, Perú o Singapur, entre otros frentes, con lo que esperan continuar con su expansión. Otra oportunidad para Electronic IDentification vendrá de la mano de la regulación PSD2 y de la banca abierta. Mientras tanto, ya son ocho socios y 46 empleados, que esperan convertir en 80 para finales de año. A ello se suman unas estimaciones de facturación para este ejercicio de 4,2 millones de euros.

Pero además tienen la mirada puestas en otros sectores más allá de la banca. Entre ellos en procesos de ‘on boarding’ en aeropuertos y hoteles, con operadores móviles, o con el sector asegurador, y por supuesto con los gobiernos a la hora de relacionarse con los ciudadanos simplificando, por ejemplo el pago de tasas, pero también abriendo procesos participativos “lo que nos permitirá volver a Civitana”, dice Abalón, sin duda una de sus mayores tareas pendientes. “Sé que estaremos preparados para ello algún día”, muestra esperanzador porque si ya podemos abrir una cuenta bancaria a distancia ¿qué proceso se va a resistir a este tipo de identificación?

“Nuestros números son posibles porque España fue el segundo regulador, tras Alemania, en permitir utilizar sistemas de vídeo para la identificación no presencial. Cuando los Gobiernos son pioneros llegan lejos, cuando España es pionera el talento español llega lejos”, concluye.

El Confidencial, en colaboración con Banco Santander, tiene como principal objetivo dar a conocer los proyectos de personas que transforman la sociedad e impulsan el progreso.

Artículos relacionados

Hacia un futuro mejor