Hacia un futuro mejorPowered by

Este auricular predice cuándo vas a sufrir una crisis de epilepsia

C. Otto

Registra la actividad cerebral del paciente y diversos algoritmos de inteligencia artificial predicen la probabilidad de que sufra una crisis epiléptica en el corto plazo

C

asi todas las soluciones a los grandes problemas llegan cuando uno los sufre de primera mano y siente la necesidad de buscar una forma de acabar con él. Y eso es precisamente lo que le pasó a David Blánquez, un ingeniero de Girona cuya trayectoria profesional ha acabado totalmente ligada a las circunstancias personales que han rodeado a su familia.

Todo empezó en 2009. David tiene una hija con epilepsia y se encontraba con uno de los problemas más frecuentes en estos casos: no poder prever las crisis epilépticas de su hija para atenderlas y controlarlas de la mejor manera. Así fue como decidió coger el toro por los cuernos y ponerse a investigar por su cuenta.

Lo primero que David desarrolló, gracias a su experiencia como jefe de ingenieros en una gran empresa, fue un sistema que detectaba el olor de la niña. El modo era muy similar a lo que hacen los perros guía que se usan a menudo con este tipo de pacientes. El sistema no funcionó como esperaba, así que en 2010 lo aparcó y, durante los dos años siguientes, se dedicó a consultar toda la literatura científica en torno a la epilepsia y a investigar. El objetivo no se iba de su cabeza: “Quería encontrar un sistema para ayudar a mi hija y a otras personas como ella”, nos cuenta.

En 2012, David pensó en un método dual: por una parte, un dispositivo que pudiera hacer un encefalograma de manera sencilla; por otro, una pulsera que, en contacto con la piel, transmitiese la frecuencia cardiaca de la paciente. Los resultados tampoco fueron los esperados pero David sí encontró la pista definitiva: “La información que nos daba la pulsera no nos servía de mucho, pero la del encefalograma sí. Había que hacer un auricular que midiese esa información para poder prever las crisis de epilepsia”.

Fue así como en 2014, junto a otros dos socios, fundó MJN Seras y empezó el trabajo duro: compraron equipos, hicieron nuevas pruebas y evaluaron la viabilidad del modelo. Siete años después de su primera idea, nuestro protagonista dejó el empleo para centrarse en el dispositivo que empezaba a ser realidad y que ayudaría a mejorar el día a día de su hija.

Así predice una crisis epiléptica

El dispositivo de MJN Seras es un auricular físicamente muy similar al que usan las personas con problemas de audición. En este caso se encarga de registrar la actividad cerebral del paciente y enviarla a la app móvil asociada, donde diversos algoritmos de inteligencia artificial analizan la información y predicen la probabilidad de que el paciente pueda sufrir una crisis epiléptica en el corto plazo.

De este modo, “cuando detecta un riesgo elevado de crisis, lanza una alarma que ayuda tanto al paciente como a sus personas cercanas”. Dicha alarma facilitará que los pacientes puedan situarse en un lugar seguro y que sus cuidadores puedan prever cualquier actuación.

“Una de las peores cosas que tienen los pacientes de epilepsia es la incertidumbre, no saben cuándo van a sufrir una crisis”

Este dispositivo ha sido testado en clínica Corachán de Barcelona donde ha demostrado su fiabilidad en un ensayo clínico de 30 personas de las cuales ya se han monitorizado 24.

A día de hoy, el auricular de MJN Seras cuenta con la habilitación como dispositivo médico y está listo para salir al mercado. Por el momento, David Blánquez y su equipo cuentan con el interés de varios distribuidores y ya colaboran con algunas grandes empresas.

David está convencido del potencial: “Es un dispositivo que elimina la incertidumbre. Una de las peores cosas que tienen los pacientes de epilepsia es que no saben cuándo van a sufrir una crisis. Con este dispositivo esa incertidumbre desaparece”, lo que mejora significativamente su calidad de vida.

Al final, lo mejor de todo quizá sea que nuestro protagonista ha conseguido el objetivo que tanto llevaba persiguiendo: ayudar a su hija previendo sus crisis epilépticas. Ahora el reto es mucho mayor, pero también más emocionante: ayudar al resto de pacientes y a sus respectivas familias.

El Confidencial, en colaboración con Banco Santander, tiene como principal objetivo dar a conocer los proyectos de personas que transforman la sociedad e impulsan el progreso.

Artículos relacionados

Hacia un futuro mejor