Día del Trabajo: El Día del Trabajador: por qué se celebra el 1 de mayo (y cómo se dejó de celebrar)
durante el franquismo

El Día del Trabajador: por qué se celebra el 1 de mayo (y cómo se dejó de celebrar)

Durante la dictadura de Primo de Rivera se prohibieron los actos públicos el Primero de Mayo. También durante el franquismo, cuando los exiliados sí lo celebraban fuera del país

Foto: MEMORIA-HISTÓRICA
MEMORIA-HISTÓRICA

El movimiento obrero como conjunto global tiene su día, cada año, el 1 de mayo. En cualquier punto del planeta, el Primero de Mayo se celebra el Día Internacional del Trabajador, en homenaje a la lucha de los obreros que acabó con la muerte de los que luego fueron conocidos como los 'mártires de Chicago' en 1886. Fue tres años después cuando la Segunda Internacional decidió, en su congreso de París, declarar este día como jornada reivindicativa a nivel global. En España se celebró por primera vez un año después, en 1890, en un acto presidido por Pablo Iglesias, y en el que la clase obrera europea reclamaba, por primera vez de forma coordinada, la jornada legal máxima de ocho horas. Sin embargo, hubo algunos años en los que en nuestro país no se celebró tal día.

Todo empezó el 1 de mayo de 1886, con la conocida como 'revuelta de Haymarket': lo que comenzó como una marcha pacífica en apoyo a los obreros que reclamaban la jornada laboral de ocho horas en Chicago, una de las ciudades más habitadas de Estados Unidos, adonde llegaban miles de personas desempleadas cada día, y con unas condiciones laborales mucho peores que las del resto del país. El tercer día de marchas se convirtió en una batalla campal cuando los huelguistas se toparon con un grupo de esquiroles, tanto que la Policía comenzó a disparar, provocando decenas de heridos y muertos. Para la siguiente jornada se decidió entonces convocar una protesta en la plaza de Haymarket, que la Policía trató de reprimir. En medio de la tensión, estalló un artefacto explosivo que mató a un agente de Policía, por lo que las autoridades respondieron abriendo fuego y deteniendo a todo el que se pusiera por delante.

Grabado de la explosión en Haymarket, Chicago (CC)
Grabado de la explosión en Haymarket, Chicago (CC)

Menos de dos meses después ya se había iniciado el procedimiento judicial contra los culpables: los señalados eran, por supuesto, los anarquistas. Si bien en un principio fueron nombradas una treintena de personas, finalmente fueron ocho los que acabaron siendo juzgados: tres de ellos fueron sentenciados a penas de prisión y los otros cinco, condenados a muerte, que acabarían siendo ejecutados en la horca. Los ocho condenados por las 'revueltas de Haymarket' fueron estos:

  • Samuel Fielden, pastor inglés y obrero del sector del textil. Fue condenado a cadena perpetua.
  • Oscar Neebe, vendedor. Fue condenado a 15 años de trabajos forzados.
  • Michael Schawb, tipógrafo alemán. Fue condenado a cadena perpetua.
  • George Engel, tipógrafo alemán. Fue condenado a muerte.
  • Adolf Fischer, periodista alemán. Fue condenado a muerte.
  • Albert Parsons, periodista. Fue condenado a muerte.
  • August Spies, periodista alemán. Fue condenado a muerte.
  • Louis Lingg, carpintero alemán. Fue condenado a muerte pero se suicidó en su celda antes de que se ejecutaran las sentencias.

Los cuatro que sí fueron ejecutados murieron el 11 de noviembre de 1887, pero la 'revuelta de Haymarket' provocó, además, miles de detenciones, torturas, heridos, muertos y torturados, en su gran mayoría de inmigrantes europeos.

El Primero de Mayo, en España

Dos años después de lo que iba a ser una huelga pacífica, la Internacional decidió que el 1 de mayo era un día para conmemorar, de forma conjunta por todos los obreros del mundo, a aquellos que sufrieron o murieron defendiendo la jornada laboral de las ocho horas, un derecho que ahora vemos con cierta normalidad. En 1890 se celebró por primera vez en España, aunque no de forma unida —Pablo Iglesias fue, en representación del PSOE, a una manifestación de tendencia marxista que buscaba recordar a los 'mártires de Chicago'—. Al año siguiente, en pleno Gobierno de Cánovas del Castillo, se prohibieron las manifestaciones del 1 de Mayo en espacios públicos aunque sí estaban permitidas en lugares cerrados: de este modo se desarrollaron hasta 1902, y aunque un año después se prohibieron las marchas en la vía pública en la capital, Madrid hizo caso omiso. Al año siguiente, volvieron a ser legalizadas.

No obstante, durante la dictadura de Primo de Rivera (1923-1930) volvieron a estar prohibidas. Tuvo que llegar la II República para que el Día del Trabajador volviera a brillar, y lo hizo un 1 de mayo de 1931, cuando miles de personas salieron a las calles, ondeando la bandera republicana al ritmo de sonidos como 'La Marsellesa' o 'La Internacional'. Pero esta exaltación no sobrevivió al golpe de Estado del 18 de julio, que trajo consigo cuatro décadas de dictadura franquista.

Represión durante el Primero de Mayo de 1977
Represión durante el Primero de Mayo de 1977

Ya durante la guerra civil el franquismo abolió la celebración del Primero de Mayo, y decretó, a propósito del Fuero del Trabajo —la primera de las siete Leyes Fundamentales del Franquismo—, el 18 de julio, día del levantamiento militar, como Día de la Exaltación del Trabajo para celebrar lo que desde la Fundación Francisco Franco aún recuerdan como "las conquistas sociales" de este fuero. Durante toda la dictadura lo que había sido una jornada en memoria de los obreros se convirtió, en parte, en una festividad religiosa —la fiesta de San José Artesano—, mientras que fuera de España los exiliados seguían celebrando cada 1 de mayo el Día del Trabajador.

Hasta la muerte de Franco —y tuvieron que pasar casi dos años más— no hubo libertad para un Primero de Mayo, y en 1977, cuando se esperaba celebrar el primero, a días de que se volvieran a legalizar los sindicatos, el Gobierno español impedía la celebración de las manifestaciones. Aun así, las centrales sindicales mantuvieron las convocatorias, que se celebraron en una jornada que se cerró con centenares de detenidos, y unos 100 heridos, tres de ellos, graves.

Sociedad

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios