Fiestas: Miércoles de Ceniza: fiesta pagana, tradición religiosa y en 2018, de ayuno difícil. Noticias de Sociedad
14 de febrero

Miércoles de Ceniza: fiesta pagana, tradición religiosa y en 2018, de ayuno difícil

El Miércoles de Ceniza marca el inicio de la Cuaresma, los días que discurren hasta la Semana Santa. Pero también es el fin de los Carnavales, con el entierro de la sardina

Foto: Miércoles de Ceniza en Bogotá, Colombia | EFE
Miércoles de Ceniza en Bogotá, Colombia | EFE

El Miércoles de Ceniza es un día muy importante para la religión católica, pero también coincide con el fin de una fiesta tradicionalmente pagana y tan extendida como es la de los Carnavales, que cierra el ciclo con el mítico entierro de la sardina. Desde el punto de vista religioso, este día marca el inicio de la Cuaresma, los 46 días —40, sin tener en cuenta los domingos— previos a la resurrección de Jesús y se celebra con la imposición de las cenizas, un recordatorio de que la vida terrenal es temporal y de que el resto de vida, la definitiva, ocurre en el cielo. Cuando a uno le colocan las cenizas entiende que su actitud debe ser la de mejorar, la de acercarse a Dios, y en este momento debe, según la religión católica, guardar ayuno y abstinencia, al igual que ocurre el Viernes Santo.

Sin embargo y a pesar de su coincidencia en fecha, el Miércoles de Ceniza comparte celebración con el día en el que se cierra el ciclo festivo del Carnaval, fiesta que tiene un origen más bien pagano. Sin estar completamente determinado, el origen de los Carnavales parece remontarse a la Sumeria y el Egipto antiguos, y guardan muchos elementos de otras antiguas festividades como Saturnalia, la festividad con la que los romanos celebraban el solsticio de invierno. Lo cierto es que este día, que en 2018 cae en 14 de febrero, se celebran ambas citas, la religiosa y la pagana.

Sin embargo, en esta ocasión la obligatoriedad del ayuno está complicada aún más por la jornada: en 2018, como hemos dicho, el Miércoles de Ceniza coincide con el 14 de febrero, día de San Valentín y jornada en la que muchas parejas celebran su amor, en ocasiones, saliendo a una cena especial. Para la religión católica, el ayuno durante el Miércoles de Ceniza es obligatorio, al igual que lo es en Viernes Santo. "El ayuno se rompe si se come entre comidas o se toma algún líquido que es considerado comida —como los batidos, aunque no la leche—", reza el canon número 1.253 del Código de Derecho Canónico. Las bebidas alcohólicas, no obstante, "no rompen el ayuno", aunque sí parecen ser "contrarias al espíritu de hacer penitencia". Desde los 14 años, la abstinencia de comer carne es obligatoria también durante todos los viernes de la Cuaresma.

Entierro de la sardina y comparsa de gigantes y cabezudos en San Antonio de la Florida, último acto del Carnaval de Madrid | EFE
Entierro de la sardina y comparsa de gigantes y cabezudos en San Antonio de la Florida, último acto del Carnaval de Madrid | EFE

Aunque la religión católica no quiera relacionarlos, es inevitable hablar de estas dos —este año, tres— celebraciones que comparten día. Y es que el Miércoles de Ceniza son muchos los que salen a 'enterrar a la sardina' que, por cierto, ni es una sardina ni necesariamente tiene forma de sardina. Con el fin de los Carnavales, se entierra en una hoguera el pasado para que nazca una nueva situación para el nuevo año. En su origen parece ser que lo que se enterraba era un costillar de cerdo al que se le llamaba 'sardina', un acto completamente religioso: simbolizaba la prohibición de comer carne. También se dice que fue el rey Carlos III quien, en un momento dado de su reinado, ordenó enterrar en la ribera del Manzanares una partida de sardinas que había llegado en mal estado a los mercados de Madrid.

A día de hoy, independiente de cuál sea su origen, las comitivas fúnebres de todas las localidades en las que se han celebrado los días anteriores los Carnavales salen a llorar el fin de esta fiesta que culmina con la quema en una hoguera de un muñeco, o en ocasiones una sardina de cartón piedra.

San Valentín... y Champions

Si bien el ayuno del Miércoles de Ceniza es obligatorio, la coincidencia con otros eventos realmente lo dificulta: este año, además de San Valentín, que es una fiesta que fácilmente se puede modificar de fecha y trasladar a un fin de semana, o a cualquier otro día de la semana, el día que arranca la Cuaresma coincide con el partido de octavos de Champions del Real Madrid, que se enfrenta al PSG.

Sociedad

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios