en el tramo entre 18.000 y 100.000 euros

Montserrat dice que "con los pensionistas no se juega" pero estudia "cambios" en el copago

La ministra de Sanidad señaló el lunes que quiere "revisar" el copago en los jubilados que cobran una pensión de entre 18.000 y 100.000 euros: "Quien más tiene debería pagar más", dijo. Ahora recula

Foto: La ministra de Sanidad, Dolors Montserrat. (EFE)
La ministra de Sanidad, Dolors Montserrat. (EFE)

"Vamos a dar un mensaje de tranquilidad: con los pensionistas no se juega". Con esta frase la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, ha asegurado que el Gobierno no va a aumentar el copago de los medicamentos para los jubilados que cobren más de 18.000 euros anuales de pensión. "En la agenda del Gobierno no está prevista esta reforma", ha explicado para dejar la puerta abierta a "estudiar cambios" en ese tramo.

Después de que este lunes Dolors Montserrat anunciara que el Ejecutivo iba a "revisar" dicho copago explicando que "deberíamos ajustarlo mejor porque quien más tiene debería pagar más", la ministra de Sanidad ha reculado. En una entrevista en TVE este martes, ha pedido "calma" a los pensionistas aunque ha reconocido que el Gobierno está abierto a "estudiar" una modificación en el tramo comprendido entre 18.000 a 100.000 euros. "Estudiaremos qué es lo que se puede hacer y lo que no", ha dicho para advertir que estudiar un cambio "no quiere decir que se vaya a llevar a cabo".

En esta línea, la ministra de Sanidad ha explicado que expertos de dentro y fuera del Ministerio, asesorados por el Consejo Asesor, elaborarán un informe sobre esta cuestión que aún no tiene una fecha para que se ponga en marcha. "Cuando esté el informe se lo comunicaremos a todos los grupos parlamentarios", ha dicho para recordar que el copago farmacéutico existe en España "desde hace más de 30 años". "Estamos en legislatura de los grandes acuerdos y oportunidades y estoy abierta a estudiar qué nos dicen los expertos", ha remarcado de nuevo.

¿Bajar los precios de los medicamentos?

Para justificar este cambio la ministra ha recordado que en el acuerdo de investidura entre PP y Ciudadanos se estableció que el copago "no puede ser una barrera para el acceso de los medicamentos", poniendo especial atención en las familias monoparentales y dependientes. Según ha explicado, el modelo actual en la franja de cero a 18.000 euros se paga el 10% del precio de los medicamentos que le receten con un tope de 8 euros al mes; en la comprendida entre los 18.000 y los 100.000 es un 1% con un máximo de 18 euros; y, finalmente, en el rango superior a 100.000 euros es un 60% con un máximo de 60 euros.

A la espera de que llegue el informe, Montserrat ha adelantado que pueden ser "varias" las formar de llevarlo a la práctica. "Que pague más el que tiene más no quiere decir que les subas, a lo mejor quiere decir que bajamos al que tiene menos. Igual del tramo de 18.000 euros a otro tramo posterior lo que nos dicen los expertos es que se suba, o se baje, o se quede igual porque, a lo mejor, no hay barrera en el acceso a los medicamentos", ha dicho dejando así la puerta abierta a que finalmente no varía ningún tramo, tal y como ella misma explicó este lunes por la noche a través de Twitter tras el revuelo generado.

Ante la posibilidad de exigir a las farmacéuticas que bajen el precio de los medicamentos, la ministra de Sanidad ha rechazado esta idea ya que solo hace unas semanas el Gobierno y Farmaindustria renovaron el Convenio por la sostenibilidad, el acceso y la innovación. "Su crecimiento económico va en base al crecimiento del PIB nacional y, por tanto, todo se revierte en investigación e innovación. La industria está haciendo un gran esfuerzo, conjuntamente con los profesionales y el Gobierno de España, para abaratar rebajar costes y que todo el mundo tenga acceso al medicamento", ha concluido.

"Se está gravando la enfermedad"

Ante el cambio de postura de Dolors Montserrat, el portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, Antonio Hernando, ha lamentado la falta de "rigor" del Gobierno a la hora de explicar su propuesta sobre el copago. "En lugar de explicarse a través de 150 caracteres lo puede hacer en una sesión extraordinaria en una Comisión de Sanidad y decirles a los pensionistas que estén tranquilos y explicarles qué pretende hacer con los injustos copagos", ha dicho en clara referencia al mensaje que la ministra escribió anoche en Twitter para aclarar la situación. Además, ha señalado que "el PSOE no es favorable a los copagos ni al incremento" y que "no hay ningún pensionista que cobre 100.000 euros". "Me parece que hay que ser un poco riguroso, estamos hablando de pensionistas, de jubilados; que no se confunda la ministra que la pensión máxima debe estar en 2.300 euros, 2.400 como mucho", ha explicado.

Misma línea ha seguido la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP), que considera que la subida del copago farmacéutico conllevar gravar la enfermedad" a las personas con menos ingresos al tiempo que censiura que lo haga cuando hace unos días suscribió un acuerdo con la industria farmacéutica. "Es incomprensible que el Gobierno de Rajoy vuelva a agredir al grupo social que más le apoya", según denuncian en un comunicado, recordando además que la subida de las pensiones para este año se ha fijado en un "ridículo" 0,25% que, a su juicio, está "muy por debajo del incremento de coste de la vida". "Solo desde la ignorancia y desde la ideología más conservadora se puede entender esta medida, que representa un nuevo paso en la generalización de los copagos por la utilización de los recursos sanitarios, como fórmula para continuar con la privatización sanitaria", continúan.

Por su parte, CCOO ha pedido a la ministra de Sanidad "menos improvisación" y le ha advertido del "impacto negativo" de este modelo, especialmente para las rentas m´s bajas. En un comunicado, este sindicato alerta del "aumento de la exclusión farmacéutica derivada de las reformas sanitarias de la última legislatura sobre los copagos, de la exclusión de más de 400 medicamentos de la financiación pública y del incremento de los precios".

Dos meses de ministra y tres rectificaciones

Cuando está a punto de cumplirse dos meses desde que Mariano Rajoy nombrara a Dolors Montserrat ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, ya son al menos tres las rectificaciones que ha tenido que hacer tras el anuncio de algunas de sus medidas. La primera de ellas fue en diciembre cuando el Gobierno anunció un Erasmus nacional para alumnos de entre 14 y 18 años que en un principio se creía que llevaba asociada una beca al igual que la ya extinta beca Séneca o la propia beca Erasmus. Una semana después, la ministra descartó este extremo al señalar que sería "un intercambio puro y duro" sin ningún tipo de ayuda económica.

La segunda rectificación llegó también en diciembre cuando Sanidad planteó multar a los padres de los menores que beban alcohol y no asistan a un curso de sensibilización. Poco después, Montserrat matizó que la futura normativa para frenar el consumo de alcohol en menores "no será intervencionista" y ni "una ley de multas". La tercera corrección ha llegado este martes sobre el copago farmacéutico.

Sociedad
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios