Es noticia
Menú
Atrápalo si puedes: Yeste, el médico impostor que ha atendido a miles de españoles
  1. Sociedad
VÍCTOR YESTE HA SIDO DETENIDO ESTA SEMANA

Atrápalo si puedes: Yeste, el médico impostor que ha atendido a miles de españoles

Víctor Yeste es la versión patria de Frank Abagnale, el camaleónico personaje que interpretó Leonardo DiCaprio. Ha trabajado como médico en varias instituciones

Foto: Víctor Manuel Yeste junto a s exnovia, en una de las pocas fotos suyas que existen. (Levante-EMV)
Víctor Manuel Yeste junto a s exnovia, en una de las pocas fotos suyas que existen. (Levante-EMV)

"¿Que lo ha vuelto a hacer? No me jodas, ¡este hombre tiene un problema en la cabeza!". La frase, pronunciada por un facultativo que conoce a Víctor Manuel Yeste Felipe (1975) de su infancia en Port de Sagunt, Valencia, resume el sentir general de sus allegados: estupefacción pura, sin cortar. Pocos sabían en su entorno que Yeste ha vuelto a ser detenido esta semana por impostar, una vez más, su condición de médico.

En esta ocasión Yeste —doctor Yeste hasta el pasado jueves— tuvo la ocasión de trabajar durante seis meses en el Punto de Atención Continuada (PAC) Ernest Lluch, en Figueras, donde ejercía por las noches y en los fines de semana, tratando normalmente casos de poca importancia. Durante ese tiempo, el Instituto Catalán de Salud (ICS) considera que ha atendido a más de mil pacientes. Ninguno se quejó a las autoridades, que ahora tendrán que revisar uno a uno todos sus diagnósticos para descartar mala praxis. Entre sus compañeros obtuvo críticas y alabanzas, como cualquier otro médico, indican fuentes del centro.

Maria Dolors, nombre ficticio de una de sus pacientes, acudió en febrero al PAC por una contusión que le impedía articular la rodilla. Fue atendida por Yeste: "Me recetó unos calmantes contra el dolor y me derivó al traumatólogo. Era la tercera vez que me caía y me trató exactamente como lo hicieron los demás médicos", explica, poniendo en duda que Yeste no sea un médico profesional.

Nadie habría sospechado de él si no hubiera instalado cámaras ocultas en el vestuario de las enfermeras

Pero lo cierto es que no lo es. Yeste comenzó Medicina y nunca la terminó. En vez de estudiar, el valenciano prefirió buscarle las vueltas al sistema para obtener ventajas: según reza el BOE de 12 de diciembre de 1997, Yeste ya optó a una plaza de facultativo en la Marina Mercante. Tenía 26 años y la candidatura no prosperó al no poder presentar el título oficial. Sería una de las escasas ocasiones en las que el médico impostor no se salió con la suya, dado que poco después falsificó su expediente académico y, después de enredar a más de un burócrata y jugar al equívoco, obtuvo el título oficial del Ministerio de Educación.

Los que le conocen encuentran en Yeste muchas similitudes con Frank Abagnale, el brillante falsificador que encarnó Leonardo DiCaprio en la película 'Atrápame si puedes' (2002). "Es inteligente, tiene los nervios de acero y posee ese don que tienen muy pocas personas que les permite encajar en cualquier ámbito. Entre los amigos decimos que podría ser domador de leones en un circo sin recibir un solo mordisco ni un abucheo del público", relata uno de sus compañeros del club de buceo, la principal afición de Yeste después de la impostura.

Tal era su implicación en la Federación Valenciana de Deportes Subacuáticos que en 2010 se convirtió en el médico oficial del organismo. Su predecesor en el cargo se echa las manos a la cabeza al conocer que Yeste se presentaba como especialista en medicina hiperbárica: "Ahora, tras los cambios en la ley, un niño de siete años puede bucear. ¿Cómo se atreve este impostor a poner en riesgo la vida de las personas? Aparte, los cursos de medicina hiperbárica solo los imparte la Federación Española de Submarinismo y, si no me equivoco, lleva muchos años sin convocarlos por falta de presupuesto. Lo digo porque yo participé en el último", lamenta.

De hecho es en el buceo donde el valenciano solidificó su imagen como médico. Llego incluso a impartir los cursos de SAMU (atención urgente, sobre todo a ahogados) en la federación sin que nadie notase nada extraño. "Aquí nunca hubo dudas. Esta es una afición casi familiar; en cuanto alguien muestra interés, se integra y todos cuentan con él. Víctor era médico, y encima especializado en buceo, era alguien útil. Dejó de venir cuando salió en la prensa, pero no creo ni siquiera que le diésemos de baja", cuentan un buzo federado que compartió varias inmersiones con Yeste.

Denunciado por su pareja

Esa aparición en la prensa fue fatídica. Sucedió en marzo de 2011, cuando Yeste disfrutaba de la vida de un médico de primer nivel. Trabajaba como médico residente en el Hospital General de Castellón, impartía clases de fisioterapia en la Universidad de Valencia e incluso se ligó a una enfermera del hospital, fiel reflejo de las andanzas de Abagnale en el cine. Nada amenazaba profesionalmente a Yeste, fue su vida personal la que destapó la caja de los truenos. Una tarde su novia, procedente del cercano pueblo de Nules, descubrió en el ordenador de Víctor vídeos de sus compañeras cambiándose de ropa o visitando el aseo.

La enfermera denunció el hecho ante la Consejería de Sanidad y Yeste fue apartado del servicio. Posteriormente la Guardia Civil irrumpió en su domicilio y se incautó de todo el material visual, que al parecer responde a la instalación de cámaras ocultas en distintas estancias de la Escuela de Enfermería. Fuentes de la institución sostienen que en los vídeos se ve al propio Yeste montar y recoger numerosas veces los dispositivos.

Víctor Yeste ha burlado en tres ocasiones a la salud pública

Sobre el papel, después del incidente Yeste fue inhabilitado, circunstancia que no le impidió trabajar en Figueras ni tampoco presentarse a las pruebas del MIR en 2013, en la ciudad de Denia. El impostor sabía moverse entre los resquicios del encaje de dos sistemas de salud, el nacional y los autómicos, y sus endémicas descoordinaciones.

placeholder La Guardia Civil detuvo a Yeste esta semana (GC)
La Guardia Civil detuvo a Yeste esta semana (GC)

En estos momentos Yeste se encuentra en libertad a la espera de juicio. A diferencia de Abagnale, que cayó por el tesón del agente del FBI Hanratty, interpretado por Tom Hanks, el falso médico ha sido tres veces delatado por gente de su pasado. Una persona que le señaló en una de las ocasiones insiste en enviar un mensaje a las autoridades: "No es normal que tengamos que velar por la salud pública un grupo de personas que le hemos conocido y sabemos lo que es. Víctor usa su nombre real, ¿cómo es que nadie detecta que no es médico y le abren las puertas de una consulta? Sus casos están en la prensa, basta con meterlo en Google, es lo mínimo que se puede pedir a un hospital público, ¿no?", concluye.

El Instituto Catalán de Salud ha anunciado que solicitará una segunda cita a todos los pacientes que Yeste trató en los últimos seis meses.

"¿Que lo ha vuelto a hacer? No me jodas, ¡este hombre tiene un problema en la cabeza!". La frase, pronunciada por un facultativo que conoce a Víctor Manuel Yeste Felipe (1975) de su infancia en Port de Sagunt, Valencia, resume el sentir general de sus allegados: estupefacción pura, sin cortar. Pocos sabían en su entorno que Yeste ha vuelto a ser detenido esta semana por impostar, una vez más, su condición de médico.

Médicos
El redactor recomienda