arde seseña

Incendio de neumáticos en Seseña: los peligros para el medio ambiente y la salud

El fuego que está haciendo arder las ruedas de Seseña ha puesto en relieve las graves consecuencias que ello genera

Foto: Neumáticos (CC/Pixabay)
Neumáticos (CC/Pixabay)

El incendio en Seseña con el que ha despertado esta mañana la ciudad ha puesto en alerta al medio ambiente. El cementerio de neumáticos que aloja la ciudad se ha prendido en llamas y las autoridades han tenido que activar el nivel 1 de emergencias. Carlos Velázquez, alcalde de la localidad, ha confirmado que se trata de un foco provocado, un fuego que se ha levantado sin tener en cuenta las graves y peligrosas consecuencias que ello podría conllevar.

[Vea aquí las imágenes del incendio del cementerio de neumáticos de Seseña]

La destrucción de neumáticos a través de la quema supone daños fatales al descargar grandes cantidades de sustancias tóxicas al aire libre. Estos compuestos, que forman parte de las ruedas desechadas, producen la liberación de gases que contienen partículas microscópicas responsables de la alteración del equilibrio atmosférico. Pero no sólo eso. Las cenizas que arrastra el aire a otras tierras colindantes pueden provocar su infertilidad. Si llueve, algo muy posible en estas fechas, el agua contaminada de hollín puede filtrarse al subsuelo y ensuciar los acuíferos.

Además, estos incendios son muy difíciles de apagar. Los tóxicos que se liberan se unen con el oxígeno provocando mayor absorción de energía calorífica que termina desembocando en un aumento de temperatura. Es la pescadilla que se muerde la cola: más calor conlleva una mayor probabilidad de prenderse fuego, y más fuego supone tardar más en controlar las llamas.

La salud también se resiente

El medio ambiente sufre en 'primera persona' las consecuencias de la quema de neumáticos, pero también se resiente la salud de los que entran en contacto con ella. El humo producido y las partículas dispersadas atacan directamente al sistema respiratorio. Asma, cáncer pulmonar y asfixia son algunas de las consecuencias más graves que puede provocar la inhalación de este tipo de aire contaminado.

En un incendio de neumáticos se liberan sustancias como mercurio, plomo y monóxido de carbono, todas ellas muy contaminantes y directamente vinculadas en la pérdida de salud. El sistema nervioso central también se ve afectado y se aceleran las alergias. Ancianos, bebés y embarazadas son los grupos de más riesgo.

Sociedad

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios