en algarrobo del águila, argentina

Un niño de nueve años se quita la vida después de sufrir abuso sexual y 'bullying'

Milton Amaya fue víctima de acosos por parte de otro menor que acudía a la misma escuela hogar que él. Tras ello, varios compañeros comenzaron a intimidarle

Foto: Milton Amaya, el niño de nueve años que se ha quitado la vida después de sufrir un acoso de 'bullying'
Milton Amaya, el niño de nueve años que se ha quitado la vida después de sufrir un acoso de 'bullying'

Milton 'Tito' Amaya, de nueve años y residente en Algarrobo del Águila (Argentina), se ha quitado la vida atando un cordón de zapatilla a su cuello. Una de sus hermanas, también menor, le encontró el pasado 27 de septiembre asido a una litera cuando entró en la habitación que ambos compartían. Su familia -integrada por seis hermanos, su padre y su madrastra-, se muestra completamente abatida, y tiene claro que en la muerte del pequeño pudieron influir los episodios de 'bullying' de los que era protagonista desde hacía tiempo.

Concretamente, desde que fue víctima de un acoso sexual por parte de un compañero de más edad en la escuela hogar a la que asistía. “Le pusieron psicólogo, que venía de Victorica. Tuvo cuatro o cinco sesiones”, confirmó Walter Amaya, padre de Milton, al diario 'Clarín'. A raíz del abuso, otros menores comenzaron a realizar 'bullying' contra él. “Unos chicos, dos o tres, le perturbaban”, dijo el padre recordando que su hijo llegó a pegar a uno de ellos para defenderse aunque eran mayores que él.

A pesar de las duras situaciones que se vio obligado a vivir, la familia y profesores de Milton dicen de él que era un niño “muy alegre” que “no parecía que tuviera problemas”. Walter asegura que su hijo “era cariñoso” y tenía muy buenos sentimientos. De hecho, contó al citado medio argentino que, cuando el resto de su familia se metía con él por ser forofo del River al ser todos del Boca Juniors, Milton le animaba diciendo que él también cambiaría de equipo para que su padre no se sintiera solo.

La familia de Milton apunta a que la muerte del menor fue fruto de una desafortunada incidencia. “Estaba jugando. Para mí fue un accidente”, opina Walter. Sin embargo, los investigadores creen que el pequeño quiso quitarse la vida de forma premeditada, pues cuando encontraron su cuerpo tenía las rodillas en el suelo. “Lo que le pasó a este nene es lo que les pasa a muchos niños alejados de la capital. No le ayudaron quienes tenían que hacerlo, ni hubo justicia para él”, dijeron a 'Clarín' fuentes cercanas a los funcionarios que están trabajando en el caso.

Sociedad

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios