no te dejes 'manosear' por cualquiera

Cuidado con los masajes que dan en la playa: son ilegales y producen infecciones en la piel

La realización de estas prácticas por manos de personas no profesionales puede conllevar consecuencias desastrosas para nuestro organismo

Foto: Turistas disfrutan de un masaje en una calle en Bangkok, Tailandia (EFE)
Turistas disfrutan de un masaje en una calle en Bangkok, Tailandia (EFE)

Más de diez años llevan los 'masajistas' ilegales, principalmente de origen asiático, en las playas y principales ciudades de España haciendo 'supuestos masajes', sin experiencia avalada y, por lo tanto, con la posibilidad de provocar un problema de salud grave, advierten desde el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid.

Sentados en una silla plegable, estos 'intrusos' manipulan la espalda y las extremidades de sus clientes sin criterio profesional. "Un giro de cuello puede provocar un daño en una vértebra o una elongación en un nervio o un vaso sanguíneo. Por ejemplo, en un hombro, los movimientos que hacen por encima de la cabeza pueden romper un músculo, o un ligamento, o provocar una lesión de manguito de rotadores por girar bruscamente el brazo", advierte el secretario general del Colegio de Fisioterapeutas de Madrid, José Santos.

Por otra parte, la poca higiene con la que tratan a los clientes aumenta las posibilidades de ser contagiados por una dermatitis por las bacterias o virus que pueden llevar tanto en las manos, como en las uñas. Estas personas pasan de un cliente a otro y de pies a espalda de los desconocidos sin cuidar la higiene, alertan los expertos.

Esta práctica es ilegal, por ello cuando son detenidos, la policía comprueban sus antecedentes y los papeles de residencia. Sin embargo no se les puede retener por ley más de 72 horas, por lo que vuelven a la calle a ejercer. El problema de esta situación es que si sucede algo grave no existe a quien reclamar al no tener licencia ni seguro, recuerdan desde el Colegio de Fisioterapeutas. Además, la única multa con la que les pueden amonestar es por ocupación de la vía pública.

Los más perjudicados, los turistas

Los turistas son las personas que más promueven el negocio porque son los que más lo solicitan. Por ello, son los principales afectados por contratar este servicio. Pagan un precio de 20 euros por 20 minutos o incluso menos si se protesta. Para combatir esta situación, desde el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid han realizado diversas campañas para mostrar que este tipo de actividades no son un reclamo turístico y que pueden poner en riesgo la salud, haciendo campañas en diversos idiomas y desde la oficina de turismo de la Comunidad de Madrid. Actualmente hay una campaña en los taxis de Madrid donde los turistas pueden ver un cartel informativo en la parte trasera y unos 'flayers' que se pueden llevar alertándoles sobre estas prácticas.

El mayor problema es que después de haberse producido la lesión, los afectados no denuncia y, tan solo acuden al centro de salud. "A una persona que tenga una pequeña lesión en el cuello por artrosis, como puede ser el caso de una persona mayor, pueden llegar a romperle un nervio o producirle una lesión medular por un giro brusco en la región cervical, incluso causándole la lesión más grave, como una tetraplejia", ha recordado Santos. Por ello, desde el Colegio de Fisioterapeutas de Madrid piden que nadie contrate estos servicios y que además, los afectados denuncien para conseguir erradicar a estos masajistas ambulantes.

Sociedad

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios