Protagonizado por toros de la ganadería de Jandilla

Los Jandilla protagonizan un primer encierro rápido y peligroso con tres heridos por asta

El encierro, que ha durado algo más de dos minutos, se ha saldado con once personas trasladadas al Complejo Hospitalario de Navarra, según los primeros datos de la Cruz Roja

Autor
Tiempo de lectura2 min

El primer encierro de los sanfermines, protagonizado por toros de la ganadería de Jandilla, ha sido rápido y ha propiciado momentos de peligro, con varios mozos alcanzados por las reses y tres heridos por asta de toro.

La carrera se inició encabezada por los cabestros, aunque a los pocos metros un toro negro ha abierto un hueco en la cuesta de Santo Domingo, donde se han vivido los primeros momentos de tensión, que luego se recrudecieron en la curva de Mercaderes y en el primer tramo de la calle Estafeta.

Accidentado primer encierro de los Sanfermines 2015

El encierro, que ha durado algo más de dos minutos, se ha saldado con once personas trasladadas al Complejo Hospitalario de Navarra, según los primeros datos de la Cruz Roja.

A las ocho en punto la manada ha abandonado los corrales de Santo Domingo a buen ritmo y agrupada, si bien en escasos segundos un toro negro se ha separado y barrido por la parte derecha a los corredores, dejando un herido por asta. Mientras uno de sus hermanos ha tomado la delantera y se ha situado a la cabeza de la manada imprimiendo velocidad al grupo y volteando a algún mozo. Sin prestar demasiada atención a los corredores, han cruzado la plaza del Ayuntamiento y entrado en Mercaderes, metros en los que se han repetido las caídas.

Un corredor, atendido por los servicios sanitarios en la Plaza Consistorial. (EFE)
Un corredor, atendido por los servicios sanitarios en la Plaza Consistorial. (EFE)

La tensión ha crecido al llegar a la curva con la calle Estafeta, que los Jandilla han superado sin chocar contra el vallado aunque un corredor ha perdido el equilibrio y en posición fetal ha visto como varios de los astados pasaban sobre él.

El peligro ha vuelto en los primeros metros de la calle Estafeta, donde varios toros han alcanzado a algunos mozos, pero sin llegar a embestirles, aunque uno de ellos ha quedado con la espalda encajada entre las astas de un toro negro, hueco que le ha evitado la cornada.

En el resto de la calle Estafeta se han visto huecos entre los morlacos, que la han corrido casi solos por el centro mientras en las paredes se agolpaban numerosas personas, lo que ha permitido a los corredores acercarse a los astados que han seguido el recorrido a gran velocidad.

Sin problemas especiales el encierro ha cruzado el tramo de Telefónica y el callejón, en los que como en Estafeta se han sucedido las caídas, y han entrado en el coso pamplonés para dirigirse sin problemas hasta los corralillos de la plaza.

Sociedad

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios