10 AÑOS DE INVESTIGACiÓN

Lo más saludable del pescado azul y los antioxidantes naturales, ahora en la carne

11 investigadores han creado tras diez años de investigación un ingrediente bioactivo que permite incorporar a la carne omega-3 y antioxidantes

Foto: Receta con un producto que contiene el ingrediente Vidalim.
Receta con un producto que contiene el ingrediente Vidalim.

Diez años de investigación. Eso es lo que han tardado 11 investigadores en crear un nuevo ingrediente para mejorar nuestra salud. A partir de hoy podemos tener lo mejor del pescado azul y los antioxidantes naturales en los productos cárnicos. La Universidad Autónoma de Madrid y el Grupo Frial han conseguido un ingrediente bioactivo que permite incorporar a la carne los ácidos grasos poliinsaturados omega-3 y antioxidantes naturales de alta actividad. 

Un equipo liderado por el catedrático de la UAM e investigador del Instituto de Investigación en Ciencias de la Alimentación (CIAL) UAM-CSIC, Guillermo Reglero, y dos ensayos clínicos en humanos en colaboración con el Hospital Universitario de la Paz de Madrid han dado como resultado la patente internacional Vidalim®, disponible ya para el consumidor a través de los productos cárnicos Frial con Vidalim®.

Esta patente supone una importante innovación: incorpora por primera vez las mejores propiedades del pescado azul en una gama de productos cárnicos que cuentan con un bajo contenido en grasa, omega-3 y proteínas, pero sin gluten ni lactosa

Grupo del Instituto de Investigación en Ciencias de la Alimentación.
Grupo del Instituto de Investigación en Ciencias de la Alimentación.

Según  la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), estos productos son idóneos para el mantenimiento integral de la salud ya que contribuyen al funcionamiento normal del corazón y del cerebro, al mantenimiento de la visión en condiciones normales, a conservar e incrementar la masa muscular y al mantenimiento de los huesos en condiciones normales.

Su alto contenido en omega-3 y antioxidantes naturales de alta actividad, como el extracto de romero, favorece además la prevención, a largo de plazo, del riesgo cardiovascular y otras patologías de origen inflamatorio.

Déficit de omega-3, malnutrición del siglo XXI

“La dieta occidental es claramente deficitaria en omega-3, en comparación con la dieta con la que evolucionamos los humanos y con la que se establecieron nuestros patrones genéticos”, señalan expertos del Centro de Genética, Nutrición y Salud de los EE.UU. 

Según explican varios especialistas, “esa carencia favorece el desarrollo de muchas enfermedades inflamatorias y autoinmunes. En cambio, se ha observado que aumentar el consumo de omega-3 tiene efectos supresores en factores de riesgo de esas enfermedades”.

Artemis P. Sinopoulos, investigadora experta en omega-3 y autora del libro The omega plan, explica que la dieta occidental “se caracteriza por un alto consumo de grasas de origen animal o saturadas y de grasas omega-6 (en aceites de semillas como el girasol, el maíz o la soja) y por un consumo mucho más bajo de omega-3 que aquel con el que nuestros genes están programados para responder”.

“La prueba son los estudios que demuestran que cuando la gente aumenta el consumo de ácidos grasos omega-3, las tasas de cáncer, enfermedades coronaria, la resistencia a la insulina e incluso la depresión tienden a reducirse”.

Sociedad
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios