se cumple MES DESDE SU MUERTE

Un 'tribunal contaminado' para juzgar el asesinato de la niña Asunta Basterra

Los expertos advierten de que va a ser imposible garantizar la imparcialidad del jurado popular ante el juicio mediático que se está haciendo de los padres

Foto: Rosario Porto y Alfonso Basterra, los padres de la niña hallada muerta en la madrugada del 22 de septiembre. (Efe)
Rosario Porto y Alfonso Basterra, los padres de la niña hallada muerta en la madrugada del 22 de septiembre. (Efe)

Nada más conocerse este viernes la imputación por asesinato de los padres de Asunta Basterra, la niña de doce años hallada muerta el 22 del pasado mes en un bosque compostelano, el abogado José Luis Gutiérrez Aranguren advertía: "Va a ser imposible garantizar la imparcialidad del jurado". Aranguren es el defensor de Charo Porto, madre de la niña. José Freire, secretario general del Sindicato Unificado de Policía gallego, tampoco está demasiado de acuerdo en que este tipo de juicios mediáticos sea resueltos por un jurado popular: "El ser humano no es un robot. Y quien vaya ahora a juzgar este asunto está contaminado. Eso del jurado popular es muy bonito, suena muy bien lo de la justicia popular, pero estamos en el ruedo ibérico. Están juzgados y condenados de antemano", advierte.

En tres días se cumplirá un mes desde que el cadáver de Asunta fuera encontrado por dos paseantes en una pista forestal de Cacheiras, municipio de Teo, cercanías de Santiago. Dos días después, el 24 de septiembre, Charo Porto era imputada por el juez Vázquez Taín como sospechosa de homicidio. Como reveló El Confidencial, seis días después de la aparición del cadáver, los forenses descubrieron que a la niña le habían administrado Lorazepam, un ansiolítico de uso muy común pero que en dosis excesivas puede provocar paradas cardio-respiratorias o bloqueos neuropulmonares. Asunta Basterra murió por asfixia.

El 25 de septiembre, el juez también imputaba al padre adoptivo de la niña (a quien la pareja adoptó hace 11 años en China), el periodista Alfonso Basterra. Ambas imputaciones fueron entonces por "delito de homicidio, posible asesinato". A las diez de la mañana de ayer, Vázquez Taín desataba el nudo de las ambigüedades e imputaba a la pareja por un delito de asesinato.

Con muchas incógnitas

Lo único que se sigue sin encontrar es un móvil claro. A pesar de diversas informaciones aparecidas estos días en prensa sobre el hallazgo de manchas de semen en la ropa de la niña, fuentes del Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela confirmaban a este periódico que los análisis biológicos han descartado rotundamente esas afirmaciones. Tampoco son muy firmes las sospechas de que pueda existir un móvil económico, señalan fuentes de la Guardia Civil cercanas a la investigación.

Belén Hospido, la letrada de Alfonso Basterra. (Efe)
Belén Hospido, la letrada de Alfonso Basterra. (Efe)
Las mismas fuentes confirman que la muerte se produjo por sobremedicación de la niña. "El caso recuerda mucho a las primeras sospechas que tuvo la Policia Judiciaria portuguesa cuando se produjo la desaparición de Madeleine McCaan (el 3 de mayo de 2007). Una  niña nerviosa. El padre o la madre le suministran ansiolíticos o calmantes y se les va la mano. O la niña tiene un problema no detectado de asma, o de lo que sea, y se asfixia. Deja de respirar. Se queda dormida. Después los padres intentan disimular su negligencia simulando un secuestro o un asesinato. Parece inhumano, pero no lo es. Sabe Dios lo que te puede pasar por la cabeza cuando le has hecho a tu hija algo así. Después todo fue una chapuza, como te dije la otra vez que hablamos".

[Los análisis toxicológicos realizados a la niña han revelado que estaba siendo sedada, con picos elevados el pasado mes de julio y en las horas previas a su muerte. El avance del examen que se ha efectuado del pelo de la menor revela, según fuentes de la investigación, que en los tres meses anteriores al crimen la pequeña de 12 años consumía un ansiolítico, Lorazepam, un tranquilizante que se utiliza para tratar estados de ansiedad bajo prescripción médica. Las concentraciones más elevadas que se han observado en el pelo de Asunta se sitúan al inicio del verano, cuando dos profesoras de la víctima se percataron de sus estados de somnolencia, y en la jornada en la que murió, cuando se da el registro más llamativo, pues la dosis fue extrema y prácticamente letal. La pediatra de la niña ha declarado en la instrucción que Asunta no era alérgica, frente a lo manifestado por sus padres, que contaron en su día a los docentes que por su condición de alérgica debía tomar una "fuerte medicación" que la dejaba aturdida, informa Efe.]

Estas fuentes también apuntan los porqués de la decisión del juez Taín de derivar la imputación por homicidio a la de asesinato. "Los padres tienen lo que se llama en jurisprudencia posición de garante. Es decir, los padres tienen la obligación de evitar ese daño. Si no lo han hecho, puede pasar de homicidio a asesinato. Aunque es algo que tiene que decidir el juez. El artículo 139 de nuestro Código Penal lo deja muy claro. Es asesinato si existe alevosía, ensañamiento, recompensa, promesa o precio".

Rechazada su petición de libertad

José Luis Gutiérrez Aranguren, el abogado que asiste a Rosario Porto. (Efe)
José Luis Gutiérrez Aranguren, el abogado que asiste a Rosario Porto. (Efe)
Alfonso Basterra y Charo Porto permanecen en la cárcel coruñesa de Teixeiro a la espera de juicio. Vázquez Taín ha rechazado sistemáticamente sus peticiones (dos de ella y una de él) de obtener la condicional bajo fianza. Gutiérrez Aranguren, abogado defensor de Charo Porto, insiste en la necesidad de que la madre de Asunta salga de la cárcel por su presunto deterioro psíquico. Fuentes de sindicatos policiales, sin embargo, consideran que la situación de la mujer en Teixeira no es mucho más preocupante que la de cualquier recluso sin experiencia entre rejas. Permanece las 24 horas del día acompañada de una reclusa para evitar cualquier tentativa de suicidio.

Ambos progenitores mantienen su estrategia de no colaborar en las diligencias del juez Vázquez Taín. Al menos hasta que se levante el secreto de sumario. Un secreto que ya ha sido aireado a voces por los medios de comunicación. El día en que murió Asunta Basterrra su padre cocinó albóndigas con champiñones, se ha llegado a publicar. Solo falta saber quién mató a la niña. Y quizá el por qué.

Un jurado popular, que habrá leído millones de especulaciones, será el encargado de apuntar a los culpables. El jurado popular se inauguró en España en Málaga en el juicio por la muerte de Rocío Wannikhof. Dolores Vázquez fue condenada a 15 años de cárcel. El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía revocó la sentencia por falta de motivación del jurado.

Sociedad
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios