Es noticia
Menú
La crisis obliga a parados, licenciados y familias a trabajar en la vendimia
  1. Sociedad
SUELDOS MEDIOS DE 1000 EUROS

La crisis obliga a parados, licenciados y familias a trabajar en la vendimia

No hay datos exactos del empleo que genera pero COAG estima que se pagan unos 300.000 jornales, lo que podría conllevar uno total de 20.000 empleos

Foto: Comienzo de la vendimia en La Rioja baja (EFE)
Comienzo de la vendimia en La Rioja baja (EFE)

Recoger la uva en septiembre -o en octubre como este año-es, desde hace un par de años, una alternativa de ingreso extra para muchos españoles. Este año los agricultores han vuelto a contratar vendimiadores que en la mayoría de los casos son parados de larga duración procedentes de la construcción, estudiantes o incluso familias que buscan algo de dinerotras el verano.

No hay datos exactos de cuánto trabajo temporal puede traer consigo la vendimia en toda España pero COAG (Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos) estimaque genera unos 300.000 jornales. Si la recogida de la uvadura una medida de 15 días, se podría estar hablando de 20.000 puestos de trabajo.

Sin embargo, las cifras no están claras y ASAJA (Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores)va más allá y calcula que solo en Castilla-La Mancha -la comunidad con mayor número de viñedos- la temporada supone entre 40.000 y 50.000 contrataciones. La Ruta del Vino Ribera del Duero –no confundir con la Denominación de Origen- habla de que en su zona se cubren 4.000 puestos nuevos, en su mayor parte, por población local, y en las Rías Baixas la cifra alcanza los 2.000.

Cambio de tendencia en dos años

Aunque la enemiga a combatir de los jornaleros es la maquinaria, que ahorra costes a los agricultores y tiempo de recogida, algunas explotaciones siguen apostando por la recogida manual para garantizar la calidad del vino y eso solo significa una cosa: trabajo.

Es el caso de Bodegas Protos, cuya 'técnica'genera en la zona 550 empleos, entre puestos directos e indirectos. Solo en su bodega se triplica el personal, pasando de 50 a 150. El resto trabaja en las hectáreas de sus socios vitivinicultores, que venden su producción a la bodega de Ribera del Duero.

“Hace unosocho o diez años venían familias de vitivinicultoras a recoger la uva; en tiempos de bonanza económica contratábamos inmigrantes -de origen rumano y marroquí- y desde hace dos años el 80% son españoles”, explica el director de Protos, Carlos Villar.

Villar confirma el nuevo perfil de los vendimiadores: universitarios, familias, parados de larga duración… Este año, por primera vez, han recurrido a una empresa temporal para incorporar al personal. “Hubo un tiempo,durante la bonanza económica, en que creímos que tendríamos que recoger la uva a máquina ante la falta de mano de obra”, reflexiona.

El paro baja en la agricultura

Alejandro García-Gasco, responsable del sector del vino de COAG, calcula que se puede conseguir un sueldo de más de 1.000 euros por 20 días de trabajo en vendimia. Villar habla de unos 700 por 15 días.

Recoger la uva en septiembre -o en octubre como este año-es, desde hace un par de años, una alternativa de ingreso extra para muchos españoles. Este año los agricultores han vuelto a contratar vendimiadores que en la mayoría de los casos son parados de larga duración procedentes de la construcción, estudiantes o incluso familias que buscan algo de dinerotras el verano.

Trabajo Paro Agricultura
El redactor recomienda