análisis de los datos judiciales

El sur de España sufre el doble de delitos de violencia de género que el norte

Datos judiciales indican que las provincias del sur del Estado superan con creces la media nacional de delitos por violencia de género.

Foto: Protesta contra la violencia de género. (EFE)
Protesta contra la violencia de género. (EFE)

La violencia de género no tiene nacionalidad ni región de origen. En España, en 2012, 85 mujeres fueron asesinadas por hombres y se registraron 136.720 delitos de violencia de género en los tribunales de todo el país, según la estadística del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Pero fue en las provincias del sur del Estado donde el número de delitos registrados en sede judicial fue mayor.

 

El dato, que El Confidencial ha obtenido tras el análisis de la información de los tribunales de las 52 provincias españolas, no se refiere a números absolutos. Indica la cantidad de delitos registrados por 10.000 mujeres en cada provincia. Es con esta cifra en la mano que se puede afirmar que, el pasado año, Málaga batió récords. En esta provincia andaluza hubo 96,2 delitos de violencia de género por cada 10.000 mujeres, contra una media española de 47,8. Alicante, Baleares y Sevilla también destacaron con más de 80 delitos por cada 10.000 mujeres. Al otro extremo, se situaron Teruel y Palencia, las únicas dos provincias del Estado en las que se registraron menos de 20 delitos por cada 10.000 mujeres.

 

Pinche en cada provincia para conocer el número de delitos. Cuanto más oscuro el color violeta, más alto fue el ratio de delitos por cada 10.000 mujeres.

El número total de delitos incluye varios tipos de violencia. En su gran mayoría (un 77%) son casos de lesiones y malos tratos, pero la estadística judicial también incluye delitos contra la libertad personal y sexual, contra la integridad moral o los derechos familiares, además de quebrantamientos de las penas o de las medidas.

 

El dato puede tener relaciones con las diferencias culturales de cada región y el papel que la mujer juega en ella. Sin embargo, limitar las explicaciones a este concepto sería erróneo: “Donde el nivel sociocultural y adquisitivo es más bajo, se suelen registrar más denuncias”, explica Blanca Vázquez, experta en peritaje psicológico sobre la violencia de género. “La gente que tiene menos poder adquisitivo suele pedir ayuda a los servicios sociales, de los cuales la mayoría de casos acaba judicializados. Un mejor nivel económico permite pasar por otros medios, desde el divorcio hasta recurrir a un psicólogo”, detalla. Admite, eso sí, que siempre hay algún "dato oscuro", poco claro, a la hora de buscar las explicaciones de los malos tratos de un hombre sobre su pareja o expareja.

 

¿Protección?

 

Los mismos datos indican la delicadeza del tema en cuestión. Basta comparar los delitos con las órdenes de protección. Se trata de resoluciones judiciales que la misma víctima, pero también el juez o el fiscal que llevan cada caso, puede pedir. Puede desembocar en una orden de alejamiento, así como en prohibiciones de comunicación entre agresor y víctima. En los casos más graves, se llega a penas de prisión.

 

Contrariamente a lo que se pudiera pensar, las órdenes de protección no llegan a 14 por cada 10.000 mujeres en la provincia de Málaga. En todo el Estado, la provincia en la que se registraron más órdenes fue Cuenca, con 23,7 por cada 10.000 mujeres. La media nacional, de 13,5, no alcanza la mitad de la media de delitos.

 

Sobre el desequilibrio entre estos datos, Amnistía Internacional España llamó la atención a finales de 2012. La organización alertó de que, desde la entrada en vigor de la Ley Integral contra la Violencia de género en 2005, no se eliminaron las "trabas en la asistencia letrada o en la denegación de órdenes de protección de mujeres en riesgo". Asimismo, señalaba el significativo descenso en la concesión de este tipo de resoluciones.

 

Evolucionando

 

En la mayoría de comunidades autónomas, la evolución en los últimos años es positiva. Hablando, esta vez sí, de números absolutos, los delitos registrados en los tribunales españoles han descendido un 2% desde 2008. Sin embargo, cabe tener en cuenta que el número de denuncias de mujeres maltratadas ha bajado un 9,6% durante los últimos cinco años, según datos del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género.

 

No en todas las provincias el dato es positivo. Como se puede explorar en el siguiente gráfico interactivo, en Sevilla el aumento registrado de delitos fue del 78%. El incremento afecta también al norte, donde fue del 52%.

 

Seleccione una provincia de la barra desplegable. El gráfico indica el año (a la izquierda de la barra) y el número total de delitos (a la derecha).

 

En el plano estatal, durante el 2012 el 59,6% de las denuncias por malos tratos que llegaron a juicio terminaron con una condena, según se desprende de los datos judiciales. Esta “manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres”, como define la ley a este tipo de violencia, acaba sin condena para 4 de cada diez hombres.

Sociedad
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios