PERMITE ADOPTAR EL TRATAMIENTO MÁS ADECUADO

Descubren un marcador que anticipa complicaciones por bronquiolitis en niños

Investigadores del Hospital Infantil Universitario Niño Jesús en Madrid han descubierto un nuevo uso para la proteína del receptor en productos de glicosilación avanzados (AGEs), una

Foto: Un pediatra, en consulta. (EFE)
Un pediatra, en consulta. (EFE)

Investigadores del Hospital Infantil Universitario Niño Jesús en Madrid han descubierto un nuevo uso para la proteína del receptor en productos de glicosilación avanzados (AGE), una molécula ya descrita como marcador en enfermedades crónicas, que ahora ha demostrado ser muy útil para anticiparse a las complicaciones por bronquiolitis en el niño, permitiendo el pronóstico de la gravedad clínica y, en consecuencia, facilitando la atención temprana.

"Esta proteína, que se encuentra en sangre, lo que hace es frenar inflamación; su modificación en los procesos infecciosos hablaría de la capacidad que tiene el paciente de poner en marcha sus defensa y su freno", ha explicado a Europa Press el doctor Alberto García Salido, quien coordina esta investigación junto al también pediatra Gonzalo Oñoro.

Se trata de una investigación novedosa, tanto por el área que trata como por la tecnología que usa, ya que trabaja con la citometría de flujo para diagnosticar infecciones. A través del marcador, los investigadores son capaces de anticiparse a las complicaciones del paciente porque define la gravedad de la bronquiolitis.

Concretamente, estudia mediadores en procesos inflamatorios de las infecciones graves. Esta proteína no sólo se busca en sangre: "Intentamos marcar las células sanguíneas para ver cuáles tienen esta proteína en su superficie porque lo que queremos ver es si las células tienen balas con las que disparar el freno de la inflamaciones".

La enfermedad respiratoria más frecuente

La bronquiolitis es la enfermedad respiratoria más frecuente y grave de los niños pequeños, causante de un gran número de las hospitalizaciones en las UCI pediátricas y puede derivar en una neumonía si no se atiende correctamente.

Cuanto más pequeños son los niños más problemas tienen en la evolución de la enfermedad y muchos de ellos acaban en cuidados intensivos"La bronquiolitis desarrolla ingresos con alta prevalencia. En niños es muy frecuente y se desencadena por una infección vírica que además es epidemia en niños menores de 24 meses, sobre todo de diciembre a finales de febrero", advierte el especialista, que recuerda que en este periodo los centros hospitalarios atienden innumerables ingresos por esta infección.

El problema, añade, "es que cuanto más pequeños son más problemas tienen en la evolución de la enfermedad y muchos de ellos acaban en cuidados intensivos". Si se tiene en cuenta, por tanto, que la bronquiolitis supone quizá el 70% de los ingresos de niños en cuidados intensivos en esa época del año, se hace necesaria una estrategia de abordaje.

"Con esta investigación hemos aprendido mucho, y no sólo de estos marcadores", ha señalado el investigador. Por ejemplo, se ha demostrado que los valores de la proteína se relacionan con el número de días del ingreso de los niños y, sobre todo, con la asistencia respiratoria que necesitan.

A largo plazo, el trabajo puede suponer el uso de la proteína sintética como tratamiento; de hecho ya se está usando en otras patologías como la retinopatía de pacientes diabéticos. Asimismo, se ha testado ya en un modelo animal, concretamente en ratones, a los que se les ha inyectado la proteína tras provocarles una bronquiolitis, con muy buenos resultados por el momento.

Sociedad
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios