UNA PINTURA DE CECILIA GIMÉNEZ SUBASTADA CON FINES BENÉFICOS TRIPLICA SU PRECIO

Triunfó con el Ecce Homo... y con sus cuadros

Acumula 45 pujas y ha doblado su precio de salida, algo poco habitual cuando se subasta un cuadro en eBay. No es antiguo –está fechado en 2000–, no

Foto: Triunfó con el Ecce Homo... y con sus cuadros
Triunfó con el Ecce Homo... y con sus cuadros

Acumula 45 pujas y ha doblado su precio de salida, algo poco habitual cuando se subasta un cuadro en eBay. No es antiguo –está fechado en 2000–, no es particularmente estimulante –consiste en el retrato de una calle rural en apagados tonos ocre– y parece poco probable que resista el examen de un experto en arte. El modesto Bodegas de Borja, sin embargo, vale ya más de 800 euros. Y subiendo.

La razón está en su firma. Cecilia Giménez, la célebre restauradora del Ecce Homo de Borja, es la orgullosa autora de esta obra que ahora se subasta en internet con fines benéficos. El óleo original, procedente de la colección particular de Giménez, cuelga de las paredes virtuales de aBay desde el pasado martes, cuando salió con un precio inicial de 300 euros. Desde entonces 45 pujadores han ido mejorando su valor –la mayoría ofrece 20 euros extra– hasta casi triplicarlo y situarlo en 835 euros en el momento del cierre de este artículo.

Cecilia Giménez se convirtió en una celebridad tras retocar por cuenta propia el Ecce Homo del Santuario de Misericordia de Borja, un retrato al fresco de Cristo pintado por Elías García Martínez a principios del siglo XX. El irregular resultado de la restauración, dicho con amabilidad –en BBC llegaron a denominarlo "el esbozo con lápices de colores de un mono muy peludo con una túnica mal atada"– fue pronto rebautizado como Ecce mono y transformado de pequeña tragedia artística local a auténtico fenómeno global. Miles de parodias inundaron Internet, las televisiones de medio mundo se hicieron eco de él y las colas crecieron a las puertas del santuario. Después de recibir a 30.000 personas en apenas dos semanas, decidieron empezar a cobrar dos euros por entrar. El templo recaudó más de 2.000 euros en dos días.

Ahora la señora Cecilia, como se la conoce cariñosamente en Internet, está decidida a hacer dinero de su obra, aunque no para sí. “Lo doy con todo el cariño del mundo para las personas necesitadas”, explicó esta semana en La Mañana de COPE, el programa de radio del que partió la iniciativa de subastar uno de sus cuadros.

La 'marca Cecilia'

No es la única que hace dinero a raíz del cuadro destrozado. Un simple vistazo en eBay revela la existencia de un completo mercado de merchandising que tiene al extravagante Cristo por tótem. Llaveros, imanes para la nevera, alfombrillas para el ratón, fundas para el teléfono móvil... Incluso una botella del vino tematizado lanzado por Bodegas Aragonesas –25 euros, edición limitada– y hasta obra original, como una camiseta pintada a mano que recrea al maltrecho Cristo con la leyenda "Kill your idols".

El valor de esta repentina marca Cecilia tiene su máximo exponente en el dominio de Internet www.ceciliagimenez.com, que algún avispado internauta ha registrado y vende ahora por la friolera de 3.000 euros. "Mujer muy popular, está de moda, miles de visitas aseguradas", reza la publicidad.

Giménez, no obstante, recuerda que no todo fue amable en esta historia. “La primera reacción fue muy mala", explica sobre su súbita popularidad. Ahora, confiesa, relativiza más el asunto y hasta tiene planeado hasta aparecer en televisión a finales de año. "Me conformo con lo que pasa”, explica. 

Sociedad
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios