DENUNCIAN CASOS CERCANOS AL RACISMO

Así (de mal) nos tratan fuera de España

“Señores pasajeros les informamos de que el vuelo sufrirá un retraso debido a la difícil situación por la que atraviesa España”. Con este mensaje anunció el

Foto: Así (de mal) nos tratan fuera de España
Así (de mal) nos tratan fuera de España

“Señores pasajeros les informamos de que el vuelo sufrirá un retraso debido a la difícil situación por la que atraviesa España”. Con este mensaje anunció el comandante la demora en el despegue de un vuelo de Alitalia, con salida en Roma y destino Madrid este martes por la noche. El máximo responsable de la aeronave no ofreció sus disculpas en español, sino que lo hizo en inglés e italiano.

Pese a su cuidado por dificultar la comprensión de su excusa por los pasajeros españoles, muchos de ellos entendieron el mensaje. “¿Qué tiene que ver la crisis con el retraso?”, se preguntaban. El desconcierto era mayor teniendo en cuenta que el retraso se debía al exceso de tráfico en el aeropuerto romano de Fiumicino.

Tampoco Amelia González, una española que ha vivido ocho años en Holanda y seis en Inglaterra, entendía nada cuando en ambos países le decían aquello de “mañana, mañana” para referirse a la supuesta costumbre española de dejarlo todo para otro momento. “Es una expresión que no he oído nunca en España y que sin embargo ellos relacionan continuamente con los españoles”. 

Amelia, que trabaja ahora en las islas británicas para la empresa Canon, coincide en una misma idea con Vicente, estudiante de Erasmus en Belfast. “Aquí creen que conocen España, pero solo han estado en las costas, de vacaciones”, apunta el joven.

Alemania, el terror de los españoles

Un bar en Berlín no era el mejor sitio para estar en el momento que Luis de Guindos anunció que España pediría el rescate bancario. Esto fue lo que pensaron un grupo de jóvenes españoles cuando en el descanso del  Alemania-Portugal (el primer partido que la selección germana disputó en la Eurocopa 2012), con todo el país pendiente del televisor, el ministro de Economía apareció en pantalla con la bandera española de fondo anunciando que Europa prestaría hasta 100.000 millones para salvar a los bancos españoles. 

“En ese momento el bar entero se giró hacia nosotros y todos, unos más que otros, nos miraron realmente mal”, recuerda Carlos, que nunca había vivido una situación tan tensa.  “Se puede decir que pasé incluso miedo. Creo que fue lo más parecido que he visto a una muestra de racismo”, sentencia.

Misma ciudad y mismas malas sensaciones las que experimentaron dos jóvenes  estudiantes de periodismo. “Se rieron de nosotros por ser españoles”, cuenta Álvaro. La escena se produjo en la Estación Central de la capital germana, donde un grupo de alemanes informaba a los viajeros sobre los males de la energía solar. “Nos llamaron la atención las críticas a este tipo de energía y no a la nuclear. Lo único que hicimos fue plantearles esta cuestión y cuando se enteraron de que éramos españoles nos dijeron que nosotros no podíamos opinar de nada”. La razón que justificaba el ataque era la “quiebra” de España, que obligaba a Alemania a ayudar a unos españoles que habían vivido por encima de sus posibilidades.

Ven la paja en el ojo ajeno, pero no la viga en el propio

Ven la paja en el ojo ajeno, pero no la viga en el propio. Un refrán que resume el funcionamiento de la prensa internacional. “Todos los medios británicos se han hecho eco de la petición de ayuda de Cruz Roja en España para los pobres, pero no se acuerdan de que en Inglaterra ha pasado lo mismo”, apunta Amelia.

En Francia sucede lo mismo. Pese a que François Hollande anunció hace unas semanas el mayor ajuste en los últimos 30 años, la prensa gala sigue otorgando a España la imagen del patito feo de Europa, junto Grecia. Algo que también le sucedió a Fernando Diez, un español afincado ahora en Londres, durante una estancia en Holanda.  "España está cada vez más cerca de Grecia. Los derroches en infraestructuras y construcción son abominables, y el tema de los aeropuertos fantasma y los trenes de alta velocidad vacíos...eso nunca podría ocurrir en Holanda, ¡nunca!", recuerda que le comentaron.

La marca España encuentra un respiro al otro lado del Atlántico

Si el viejo continente se ha convertido en territorio hostil para españoles, cruzar el charco sigue siendo un oasis para la imagen de la "madre patria". Así se desprende del testimonio de Arantxa, una española que ha vivido durante diez años en México. "Nos ven como un país adelantado y valoran de forma muy positiva a los profesionales españoles", narra. Y aunque la crisis que atraviesa el país no pasa desapercibida en Sudamérica, allí reaccionan con empatía.

Irene Ramos, cuyo marido es brasileño, ha pasado largas temporadas en el país carioca. "En Brasil se portan mal con los portugueses, pero a nosotros nos respetan mucho y el hecho de que atravesemos una crisis tan fuerte no ha cambiado su percepción de los españoles". Sin embargo, el conflicto que mantienen los gobiernos de ambos países con las medidas de entrada de turistas españoles en Brasil, y viceversa, sí que ha generado recelo en el país latinoamericano.

Sociedad
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
83 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios