Sinde aumenta un 20% las subvenciones a festivales de cine en el primer semestre
  1. Sociedad
DESTINA 90.000 EUROS PARA LOS PREMIOS GOYA

Sinde aumenta un 20% las subvenciones a festivales de cine en el primer semestre

Lanzarote, Badajoz, Jaén, Tarifa… El Ministerio de Cultura ha subvencionado hasta 39 festivales cinematográficos en el primer semestre del año, un esfuerzo al que ha destinado

Foto: Sinde aumenta un 20% las subvenciones a festivales de cine en el primer semestre
Sinde aumenta un 20% las subvenciones a festivales de cine en el primer semestre

Lanzarote, Badajoz, Jaén, Tarifa… El Ministerio de Cultura ha subvencionado hasta 39 festivales cinematográficos en el primer semestre del año, un esfuerzo al que ha destinado 594.000 euros, casi 100 millones de las antiguas pesetas. La dotación desembolsada en la primera parte del año supone un 20% más que en el mismo período del año anterior, en el que los 32 certámenes con ayudas tuvieron que conformarse con 480.000 euros. Entre los agraciados, el departamento que dirige Ángeles González-Sinde aportará 90.000 euros para sufragar la ceremonia de entrega de los Goya, la misma cuantía que en 2010.

Las ayudas se distribuyen en tres niveles. En primer lugar, los ayuntamientos canalizan 95.000 euros para poner en marcha festivales. Por ejemplo, la Fundación Municipal de Cine de Valencia recibe 25.000 euros para la XXXII Mostra, la misma cuantía que se embolsa el Ayuntamiento de Medina del Campo para su XXIV Semana de Cine. Son los dos eventos con más suerte. Las empresas privadas suman otros 117.000 euros y las instituciones sin fines de lucro acaparan los mayores fondos, con 382.000 euros. La parte del león es para la Academia de las Artes y las ciencias Cinematográficas y la dotación prevista para los XXV Premios Goya.

El desembolso llevado a cabo en la primera parte del año debería obligar a un importante esfuerzo de austeridad en el segundo semestre. Y es que Cultura debería atenerse a los 1,1 millones de euros que contemplan los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para este tipo de subvenciones. Un límite que no se respetó en 2010, año en que Sinde repartió 1,56 millones de euros entre los diferentes certámenes, 500.000 por encima del umbral que fijaban las cuentas públicas. El Gobierno distribuyó ayudas por valor de 480.000 euros en los primeros seis meses de 2010 y de 1,08 millones en los segundos.

Según consta en el programa Cinematografía de los PGE para 2011, el objetivo del Gobierno es apoyar la financiación de al menos 50 festivales en España. Una cifra que podría quedarse corta. No en vano esa era también la cifra prevista para 2010, año en el recibieron subvención un total de 78 eventos. “La celebración de festivales con repercusión internacional da prestigio a un país y fortalece su industria, porque permite el encuentro de profesionales y la exhibición de películas en condiciones más favorables, además de tener un espacio propio en los medios de comunicación”, justifica el informe. También sirve para respaldar “aquellas manifestaciones que, aunque pequeñas, resulten interesantes para la promoción del hecho cinematográfico acercándolo a espacios que de otro modo quedarían ajenos al mundo de la cinematografía”.

Un “espectador pasivo” que reparte fondos

El que fuera director general del Instituto de Cinematografía (ICAA), Ignasi Guardans, puso en solfa el modelo de subvenciones a los festivales, allá por finales de 2009. El político apuntó entonces la posibilidad de reducir el número de eventos, que por esas fechas situó en 233. “Ni podemos ni queremos impedir iniciativas de exhibición de ayuntamientos u otros organismos. Pero debemos racionalizar nuestras ayudas. Hay cosas que no se hacen y gente que repite esfuerzos y se solapan”, decía. “No seremos el espectador pasivo que da dinero una vez al año a los certámenes con criterios amorfos”, remataba. Los Festivales de San Sebastián y el de Cine Iberoamericano de Huelva están al margen de las subvenciones y reciben ayudas directas en tanto el ICAA es, respectivamente, socio y patrono de los mismos.

La propia ministra ha sido una tradicional defensora de las subvenciones a la industria cinematográfica española. En una entrevista publicada por el diario Público a principios de 2008, cuando ejercía como presidenta de la Academia de Cine, aseguraba no entender las críticas a las ayudas. “Lo sorprendente es que la gente critique las subvenciones, sobre todo, teniendo en cuenta que cualquier industria, incluida la del automóvil, recibe muchísimo más y no sólo contamina, sino que mata. Para que quede claro: en el presupuesto anual del Ministerio de Cultura es la partida más pequeña. Resumiendo, el total del presupuesto del Instituto del Cine es igual al anual del Museo Reina Sofía”, zanjaba.

El esta línea, el Fondo de Protección a la Cinematografía contempla para este año subsidios por valor de 77 millones de euros, una cifra que en sí misma supera los 69,7 millones que las cintas españolas recaudaron en taquilla durante el pasado año. La previsión del Gobierno para 2011 pasa por unos ingresos en el box office de 100 millones de euros, unas estimaciones que el sector firmaría con los ojos cerrados.