Limpiar Puerto Banús, el puerto más 'chic' de Europa, cuesta 260.000 euros
  1. Sociedad
MARBELLA RENUEVA EL RECINTO PORTUARIO

Limpiar Puerto Banús, el puerto más 'chic' de Europa, cuesta 260.000 euros

Quedara más blanco que una patena. Este será el principal propósito de las primeras autoridades municipales marbellíes que se han fijado como meta renovar uno de los

placeholder Foto: Limpiar Puerto Banús, el puerto más 'chic' de Europa, cuesta 260.000 euros
Limpiar Puerto Banús, el puerto más 'chic' de Europa, cuesta 260.000 euros

Quedara más blanco que una patena. Este será el principal propósito de las primeras autoridades municipales marbellíes que se han fijado como meta renovar uno de los recintos portuarios más bellos de Europa: Puerto Banús. El Ayuntamiento tiene previsto gastarse más de 260.000 euros en instalar nuevo mobiliario urbano y mejorar sus viarios. Se ignora si el detonante de esta medida ha sido que Michelle Obama, la primera dama estadounidense, obviara darse un paseíto por los bulevares del que, según los americanos, es el puerto más chic del continente. La fama le viene de la difusión que le dio una de sus antecesoras en la Casa Blanca, la elegante Jackie Kennedy, quien en 1965 se dejó ver por las aguas mediterráneas con su esposo, el senador Edward Kennedy.

Mucho después, en 1993, el presidente George Bush saboreó las mieles del puerto desde un yate que le traslado a él y a su esposa Bárbara hasta Málaga, donde se celebraba la feria de agosto. Pero ni Michelle ni su hija se asomaron al templo de José Banús, algo que a muchos les ha dado qué pensar. Por ello, algunos están dispuestos a todo con tal de convertir el recinto portuario en una marca de glamour, para que los círculos de la alta sociedad pongan Puerto Banús en boca de las grandes fortunas. Han pasado 40 años desde aquellos primeros pasos del recinto, en los que los Príncipes de Mónaco Rainiero y Grace fondearon en un pequeño muelle triangular para inaugurar lo que es hoy Puerto Banús. Desde entonces, el espacio se ha transformado en un enorme recinto náutico, donde todos quieren estar, especialmente las firmas y boutiques de lujo. Pero el tiempo y los cambios políticos han acabado por deteriorar la imagen de este santuario de la jet set, que el ayuntamiento pretende ahora rescatar. El puerto puede aún resucitar de sus cenizas y las autoridades intentan paliar los problemas de seguridad, limpieza y deterioro.

Erradicación de los delincuentes

Este lavado de cara ha ido unido a la erradicación de la venta ambulante ilegal en el recinto. La Policía Local de Marbella, en colaboración con la seguridad privada aportada por la concesionaria del complejo, ha blindado el recinto durante este verano. Las falsificaciones de artículos de moda y complementos han dejado de venderse en las calles de Puerto Banús. La imegan de los ilegales portando bolsos, relojes y ropa ha quedado fuera del recinto náutico. El operativo de refuerzo de la Policía Local ha incrementado la presencia de agentes. Frente a otros espacios abiertos del municipio, como las playas o el paseo marítimo, la disposición del recinto náutico sí permite evitar la intrusión de vendedores ambulantes ilegales. La actuación de los agentes este verano ha rebajado los niveles de oferta de falsificaciones hasta acabar con esta práctica en el interior del puerto, según fuentes municipales. Los vendedores no pueden franquear los accesos debido a la vigilancia constante.

Para el Centro de Iniciativas Turísticas y el Ayuntamiento de Marbella, la solución final para el relanzamiento de Puerto Banús vendría dada con la instalación de cámaras de vigilancia en todo el recinto náutico. Tras el rechazo en varias ocasiones de la iniciativa por parte del Gobierno, recientemente se acordó reelaborar el proyecto, en el que se comenzará a trabajar de manera inmediata el próximo mes de octubre. El consistorio pretende que el Ejecutivo central no pueda decir 'no' al nuevo plan y que el próximo verano un sistema de cámaras vigile el complejo, que recibe al año más de cinco millones de visitantes.

Según la delegada de seguridad Quica Caracuel, la mayor presencia policial en la zona ha permitido además un notable adelanto a la hora de reprimir la prostitución y los delitos derivados del ejercicio de esta práctica, como son los robos. Caracuel precisa que el volumen de estas actividades delictivas en el complejo ha caído alrededor de un 80%.

La lucha contra la prostitución es una de las principales demandas de los empresarios de Puerto Banús, que han solicitado en distintas ocasiones una actuación más contundente ante esta práctica. En este sentido, el Ejecutivo local llevó a pleno la modificación de la ordenanza municipal de protección de espacios públicos, incluyendo una regulación más taxativa en la oferta y demanda de servicios sexuales en la calle. La nueva normativa contempla sanciones económicas que van desde los 750 a los 3.000 euros.

Marbella Michelle Obama Delincuencia