Es noticia
Menú
Brad Pitt y sus arquitectos visitan Asturias por sorpresa y estudian participar en un proyecto urbanístico
  1. Sociedad

Brad Pitt y sus arquitectos visitan Asturias por sorpresa y estudian participar en un proyecto urbanístico

Nadie se podía creer que aquel chico desaliñado de gorra blanca y perilla resultona paseara por el casco histórico de Avilés y fuera la auténtica estrella

Foto: Brad Pitt y sus arquitectos visitan Asturias por sorpresa y estudian participar en un proyecto urbanístico
Brad Pitt y sus arquitectos visitan Asturias por sorpresa y estudian participar en un proyecto urbanístico

Nadie se podía creer que aquel chico desaliñado de gorra blanca y perilla resultona paseara por el casco histórico de Avilés y fuera la auténtica estrella de Hollywood. Por fin entró en el Hotel-Palacio de Ferrera en mangas de camisa y aire desenfadado. A continuación llegó el coche oficial del presidente del Principado Vicente Álvarez Areces y entonces se corrió la voz de que Brad Pitt había sido invitado por el Centro Niemeyer. El actor ya ha probado la sidra asturiana y la longaniza típica de Avilés en Casa El Tataguyo. "Quedó alucinado al ver escanciar la sidra", comentaba un camarero. Tras la merienda, los fans empezaron a congregarse alrededor del hotel Ferrera donde Brad llegó sin haber reservado habitación; allí se reunió con el presidente Areces -que interrumpió sus vacaciones para recibir al actor- y la comitiva municipal. Después tuvo que escaparse en un coche con cristales oscuros para cenar en el Faro de San Juan, no se trata de un restaurante sino la sede del Niemeyer.

Hoy lunes la alcaldesa socialista Pilar Varela le explicará los pormenores del proyecto de la Isla de la Innovación. Le contará que en una superficie de 572.000 metros cuadrados se proyecta construir, además del Centro Cultural Niemeyer, un puerto deportivo con terminal de cruceros, una estación intermodal y un ambicioso bulevar. Negocios, ocio y cultura para vivir y trabajar en el mismo espacio. Dado lo viajado de Brad Pitt y su interés por la arquitectura hasta puede que mencione referentes en Francia cerca de su residencia de la Provenza como: la Isla de la Innovación de Lyon Confluence, y Euronantes. Sea como fuere, el actor ya ha declarado ser un gran admirador de Oscar Niemeyer, el arquitecto centenario que ha diseñado el proyecto. El esposo de Angelina Jolie ha viajado a Asturias acompañado de miembros de su equipo de arquitectos que trabajan en los estudios de arquitectura que el actor mantiene abiertos en Los Ángeles, Berlín y Nueva Orlelans, donde colabora en la reconstrucción de la ciudad tras ser arrasada por el huracán Katrina. El alemán Lars Kruckeberg es uno de los asesores de Pitt.

Durante la jornada de hoy lunes se buscarán formulas de colaboración en el proyecto inmobiliario de la Isla de la Innovación por el que también se ha mostrado interesado el arquitecto británico Normar Foster, esposo de la doctora Ochoa. Sin embargo, pese a los intentos de convencer a Pitt a que invierta en Avilés, el proyecto de la Isla de la Innovación aún se encuentra en pañales. Aunque tal vez los grandes arquitectos que visitan el “sueño” aporten su granito de arena.

En un principio, la institución del Niemeyer fue bautizada como “Museo de los Príncipes de Asturias”, sin embargo, el alcalde de Oviedo, Gabino de Lorenzo, organizó tal campaña de desprestigio mediático que consiguió abortar la idea. El mismísimo rey Juan Carlos convocó en Zarzuela al presidente Areces y a los altos mandatarios involucrados para poner orden en el asunto; los populares de Oviedo llegaron a realizar acusaciones sobre un futuro pelotazo urbanístico en torno al centro cultural y ahora el equipo de Gobierno invita a Brad Pitt a participar en el asunto. Aunque detrás de las acusaciones urbanísticas también se vertían temores de por parte de Oviedo de perder el protagonismo de capital del Principado.

Pese a las críticas, el Niemeyer se construye en el plazo previsto y sin escándalos conocidos. Además el proyecto guardaba un as en la manga, se trata de Natalio Grueso -ex responsable de relaciones exteriores de la Fundación Príncipe-, y actual director del Centro. El gestor mantiene a buen recaudo la lista de contactos internacionales premiados con el galardón y el invento funciona a las mil maravillas. Woody Allen estrenó una película en Avilés, filmó escenas de “Vicky, Cristina, Barcelona”, y prometió colaborar en un Film Center en el “Downtown” avilesino. Brad Pitt también se encuentra involucrado en el revuelo internacional.

Las curvas femeninas fuente de inspiración

En la Fundación avilesina se ha creado un Consejo Asesor integrado por personalidades de la talla de Woody Allen, Stephen Hawking y el escritor Norman Mailer; junto a uno de los padres de Internet, Vinton G. Cerf. Tres “Príncipes” y un “Pulitzer”. En representación del Principado, junto con Areces y otros políticos, destaca Enrique Iglesias, del comité de sabios de la Alianza de Civilizaciones. Y como delegada del gobierno central actúa María Fernanda Santiago, directora de Educación y Cultura de Moncloa. Hay quien vaticina que el centro colaborará en las bodas de plata del Barbican Center londinense.

El Niemeyer se prevé inaugurar el próximo verano, al menos para realizar actividades al aire libre. Niemeyer se inspira en las curvas sensuales femeninas para hacer realidad el edificio que albergará el centro cultural, aunque también imprime cierto toque marinero modernista. El artista es famoso por sus obras símbolo del comunismo. El centenario arquitecto hace planes para acudir a la inauguración de su obra cumbre en España; pero tendrá que desplazarse en barco porque tiene pánico a los aviones. Por su parte, el gobierno regional declara que el Niemeyer provocará un cambio de magnitud insospechable en la economía regional. Grueso adelantó que los contenidos serán de “máxima relevancia internacional” pero aún permanecen en secreto.

Nadie se podía creer que aquel chico desaliñado de gorra blanca y perilla resultona paseara por el casco histórico de Avilés y fuera la auténtica estrella de Hollywood. Por fin entró en el Hotel-Palacio de Ferrera en mangas de camisa y aire desenfadado. A continuación llegó el coche oficial del presidente del Principado Vicente Álvarez Areces y entonces se corrió la voz de que Brad Pitt había sido invitado por el Centro Niemeyer. El actor ya ha probado la sidra asturiana y la longaniza típica de Avilés en Casa El Tataguyo. "Quedó alucinado al ver escanciar la sidra", comentaba un camarero. Tras la merienda, los fans empezaron a congregarse alrededor del hotel Ferrera donde Brad llegó sin haber reservado habitación; allí se reunió con el presidente Areces -que interrumpió sus vacaciones para recibir al actor- y la comitiva municipal. Después tuvo que escaparse en un coche con cristales oscuros para cenar en el Faro de San Juan, no se trata de un restaurante sino la sede del Niemeyer.

Ángel Ojeda Avilés