La Estrella y DKV ganan el concurso del Gobierno para la contratación de los seguros de las ONGs
  1. Sociedad

La Estrella y DKV ganan el concurso del Gobierno para la contratación de los seguros de las ONGs

Hasta ayer, no existía en España un seguro específico que cubriera las necesidades de los cooperantes en el extranjero. Las ONG contrataban seguros de viajes o

placeholder Foto: La Estrella y DKV ganan el concurso del Gobierno para la contratación de los seguros de las ONGs
La Estrella y DKV ganan el concurso del Gobierno para la contratación de los seguros de las ONGs

Hasta ayer, no existía en España un seguro específico que cubriera las necesidades de los cooperantes en el extranjero. Las ONG contrataban seguros de viajes o de emergencia pero ninguno de ellos estaba dirigido al cooperante. Después de un largo proceso de concurso público, no sólo con empresas españolas sino también a nivel europeo, y tras el reciente secuestro de una cooperante española de Médicos sin Fronteras en Somalia, DKV -filial española de Deutsche Krankenversicherung AG- ha sido contratada para dar cobertura sanitaria, y La Estrella, para el seguro de vida.

“Todas las ONG podrán disponer de ellos, tanto si colaboran con la AECI –Agencia Española de Cooperacion Internacional- como si no lo hacen”, asegura una fuente cercana al Gobierno consultada por El Confidencial. Pero las organizaciones tendrán que compartir costes, en concreto, un 50%, la otra mitad de la prima será asumida por el Ministerio de Asuntos Exteriores. “Para ello, se cuenta con un presupuesto inicial de un millón de euros, que podría ampliarse, dependiendo del número de ONG que se inscriban”. Esta prima estaría en torno a los 100 euros al mes. En la actualidad, algunas ONG pagan hasta 2.800 euros al año por el seguro de cada uno de sus cooperantes.

Además es un seguro que no distingue entre países. Es decir, es indiferente que el cooperante se encuentre en Perú o en Burundi, las condiciones son las mismas.

Las principales ventajas se encuentran en que el trabajador recibe una asistencia médica que se asimila lo máximo posible a la seguridad social española, teniendo en cuenta siempre la precariedad de los países en los que trabaja. Pero, por ejemplo, tienen derecho a la atención durante el embarazo, pueden consultar una línea telefónica permanente especializada en medicina tropical y, por supuesto, la repatriación a España por enfermedad grave o fallecimiento. “Por poner una comparación, es el mismo seguro que tiene el cuerpo diplomático”.

Esta iniciativa de la AECI viene enmarcada dentro del Estatuto de los Cooperantes aprobado en 2006, que regula los derechos y deberes de los cooperantes españoles.