La Generalitat emprenderá acciones legales contra la ONG española acusada de ‘traficar’ con niños del Congo
  1. Sociedad

La Generalitat emprenderá acciones legales contra la ONG española acusada de ‘traficar’ con niños del Congo

La reacción de las autoridades nacionales no se ha hecho esperar. Tras la noticia publicada este miércoles en El Confidencial, en la que se informaba de

placeholder Foto: La Generalitat emprenderá acciones legales contra la ONG española acusada de ‘traficar’ con niños del Congo
La Generalitat emprenderá acciones legales contra la ONG española acusada de ‘traficar’ con niños del Congo

La reacción de las autoridades nacionales no se ha hecho esperar. Tras la noticia publicada este miércoles en El Confidencial, en la que se informaba de que una ONG catalana –ADIC- había sido denunciada por ‘robar’ niños del Congo para darlos en adopción a españoles, la consellera de Acción Social y Ciudadanía, Carme Capdevila, anunció por la mañana que la Generalitat va a emprender acciones legales contra dicha organización.

Debido a diversas irregularidades en su modo de actuar, la ONG catalana tuvo que suspender su trabajo en Brazzaville hace dos años. Sin embargo, el diario francés Liberation destapó el caso concreto de un niño congoleño con familia al que, hace dos meses, declararon en abandono y al que incluso se le estaban tramitando los papeles para obtener el visado español. Segun aseguró a El Confidencial el responsable de la ONG africana –Adhuc- que denunció este caso, la ONG española se dedicaría a sustraer niños, haciéndolos pasar por huérfanos, para trasladarlos a España y darlos en adopción sin el consentimiento de sus padres biológicos.

Segun Adhuc, ese niño se llama Cherlin y tenía 20 meses cuando sus padres decidieron enviarlo, hace dos años, con un familiar lejano a la capital, Brazzaville, donde este pariente trabajaba en un orfanato. “Sus padres le dejaron marchar porque iba a aprender francés y le iban a alimentar mejor”, relató Loamba Moaké, responsable de la ONG congoleña, pero lo que en realidad sucedió es que “ese pariente intercambió al niño por 250.000 francos [unos 350 euros] a una ONG española, conocida como Adic, a través de un periodista de la televisión congoleña, que fue quien realizó los trámites”.

Si nadie hubiera preguntado por el niño, no habría ocurrido nada, pero la madre biológica de Cherlin viajó en agosto a Brazzaville para tener noticias suyas. “Cherlin ya no se llamaba Cherlin, un documento decía que el niño había sido abandonado y, por ello, estaba en trámites de recibir la nacionalidad española”, aseguró Moaké. Según el diario Liberation, “parece ser que un funcionario catalán ya había indicado su interés por adoptarlo”.

La directora de Adic, Cintia Andreu, rechazó el martes a preguntas de El Confidencial cualquier relación de su organización con estos hechos, e insistió en que Adic cesó toda actividad en marzo de 2007. Andreu también negó que la asociación mantenga presencia o contactos en Congo, y señaló que sería muy “grave” que alguien estuviera utilizando su nombre en el país africano. “Estudiaríamos llevarlo a los tribunales”, afirmó.

Ruptura de relaciones

Adic se creó en 2005 con el objetivo de gestionar las adopciones internacionales en Congo para familias españolas. La Generalitat de Cataluña la acreditó como organización colaboradora, pero en noviembre de 2006 decenas de familias vieron cómo el país africano paralizaba los trámites de adopción. El problema se alargó, y entre abril y mayo de 2007, algunas familias llegaron a pasar mes y medio en Congo para lograr traerse a sus nuevos hijos.

Por su parte, la Generalitat rompió relaciones con la ONG y la acusó de retirar a los menores de los orfanatos sin los avales necesarios. Adic anunció el fin de sus actividades y desapareció de los registros oficiales.