Es noticia
Menú
Un alto cargo de la policía lusa asume el caso Madeleine
  1. Sociedad

Un alto cargo de la policía lusa asume el caso Madeleine

Un alto cargo de la Policía Judicial lusa con experiencia en investigaciones de relieve y cercano a la dirección del cuerpo, Paulo Rebelo, fue nombrado responsable

Foto: Un alto cargo de la policía lusa asume el caso Madeleine
Un alto cargo de la policía lusa asume el caso Madeleine

Un alto cargo de la Policía Judicial lusa con experiencia en investigaciones de relieve y cercano a la dirección del cuerpo, Paulo Rebelo, fue nombrado responsable del departamento encargado del caso Madeleine.

Su antecesor, Gonçalo Amaral, fue destituido el pasado día 2 de octubre tras acusar a la policía británica, en declaraciones a la prensa, de favorecer a los padres de la niña, Kate y Gerry McCann, considerados en Portugal sospechosos de la muerte accidental de Madeleine y de la ocultación de su cadáver.

Según fuentes oficiales, Paulo Rebelo, que era hasta ahora director nacional adjunto en su institución, estuvo asignado a la lucha antidrogas y participó en casos de relieve informativo en Portugal, como el de la Casa Pía, relacionado con pedofilia y con repercusiones políticas.

Rebelo sustituye a Amaral como coordinador de la Policía Judicial en la región del Algarve, en la costa sur del país, donde desapareció Madeleine el pasado 3 de mayo.

El director de la institución, Alipio Ribeiro, explicó la semana pasada que decidió apartar a Gonçalo Amaral de la investigación del caso por cruzar los "límites" policiales con sus declaraciones a la prensa. "Comprendo que las personas están bajo una gran tensión y hay periodos de un elevado desgaste, pero eso no las exime de no controlarse y decir cosas que no deben decir", argumentó Ribeiro, que defendió la "gran colaboración" y la relación de respeto y lealtad existente con la policía británica.

Madeleine, de cuatro años de edad, desapareció de la habitación en la que dormía, junto a dos hermanos gemelos de dos años, en un complejo de vacaciones de Playa de la Luz, mientras sus padres cenaban en un restaurante cercano.

Los McCann no han sido formalmente acusados ni hay tampoco pruebas concluyentes en su contra, según declaraciones oficiales de la policía lusa, pero están considerados "arguidos", o sospechosos, en el caso, que sigue en manos de un juzgado de instrucción y de los fiscales.

El matrimonio de médicos británicos, que regresó en septiembre al Reino Unido, niega las acusaciones en su contra y ha contratado abogados y asistentes para defenderse e insiste en pedir a las autoridades que no dejen de buscar a la niña.

Un alto cargo de la Policía Judicial lusa con experiencia en investigaciones de relieve y cercano a la dirección del cuerpo, Paulo Rebelo, fue nombrado responsable del departamento encargado del caso Madeleine.

Madeleine McCann