Es noticia
Menú
El segundo detective del caso Madeleine abandona la investigación
  1. Sociedad

El segundo detective del caso Madeleine abandona la investigación

La investigación portuguesa sobre la desaparición de Madeleine McCann se desbarata día a día. El nuevo golpe lo ha propinado el detective Tavares Almeida, segundo en

Foto: El segundo detective del caso Madeleine abandona la investigación
El segundo detective del caso Madeleine abandona la investigación

La investigación portuguesa sobre la desaparición de Madeleine McCann se desbarata día a día. El nuevo golpe lo ha propinado el detective Tavares Almeida, segundo en la jerarquía a cargo de las pesquisas, quien solicitó el jueves ser apartado del caso, según recoge la prensa lusa. Almeida, de 48 años, es inspector jefe de la Policía Judicial de Portimao, unidad encargada de resolver el misterio de la desaparición de la niña inglesa el pasado 3 de mayo.

Aunque Almeida rechazó confirmar la noticia públicamente, la prensa británica se hizo eco de filtraciones que definieron la solicitud del investigador como una “licencia sin vencimiento”. Según las mismas fuentes, este tipo de excedencias reciben habitualmente el visto bueno en el seno de la Policía Judicial.

La renuncia se produce tan sólo dos días después de que el jefe de la investigación, Gonçalo Amaral, fuera cesado de forma fulminante, tras expresar en el periódico luso, Diario de Noticias, fuertes críticas a la actuación de la policía británica. “La policía británica ha estado únicamente trabajando sobre pistas que convienen al matrimonio McCann", llegó a afirmar Amaral, quien también agregó que la policía inglesa investiga pistas facilitadas por los padres de Madeleine, Kate y Gerry, y olvida que éstos "son sospechosos de la muerte de su hija".

Estas dos importantes bajas se suman a la de Olegario Sousa, que dimitió en septiembre como portavoz oficial de la investigación, y deja en entredicho la credibilidad de la policía portuguesa para manejar un caso de alcance mundial y con fuertes presiones, especialmente del Gobierno británico y de los medios de comunicación.

Pero, mientras las autoridades judiciales en Portugal siguen sin poder probar la muerte de Madeleine, Gerry y Kate han dado su primera entrevista desde que fueron declarados sospechosos de la muerte de su hija. La nueva aparición de los padres se enmarca dentro de la nueva estrategia de comunicación que impulsa el portavoz de la familia, Clarence Mitchell, ex periodista de la BBC y del gobierno británico, y que pretende dirigir el foco de atención a la búsqueda de Madeleine, en lugar de a las peripecias de los padres.

Como recoge The Times, los Mccann reaparecieron en las páginas del periódico Leicester Mercury para pedir a los medios de comunicación “que la cobertura vuelva a centrarse en Madeleine, y en nadie más”. Además, explicaron que su dolor por ser considerados sospechosos “no tiene comparación con el de la noche en que Madeleine despareció”.

Como viene siendo habitual, los McCann hablaron de sus otros dos hijos, los pequeños gemelos de dos años, Sean y Amelia, con quienes están volviendo a su vida normal: “Es más normal que hace tres semanas. Pero, ¿puede realmente ser normal? ¿Cómo puede ser normal sin Madeleine?”, afirmaron.

Así, con la capacidad de las autoridades portuguesas mermada y sin nuevas pruebas en la investigación, los McCann parecen haber superado su peor momento. Aconsejados por su equipo de abogados y de estrategas de comunicación, Gerry y Kate preparan su regreso a los medios de comunicación con una nueva campaña para relanzar la búsqueda de su hija, aunque, eso sí, con apariciones y declaraciones medidas al milímetro y sin la exuberancia de meses pasados.

La investigación portuguesa sobre la desaparición de Madeleine McCann se desbarata día a día. El nuevo golpe lo ha propinado el detective Tavares Almeida, segundo en la jerarquía a cargo de las pesquisas, quien solicitó el jueves ser apartado del caso, según recoge la prensa lusa. Almeida, de 48 años, es inspector jefe de la Policía Judicial de Portimao, unidad encargada de resolver el misterio de la desaparición de la niña inglesa el pasado 3 de mayo.

Madeleine McCann