Es noticia
Menú
A los padres de Madeleine ya no les gusta la prensa
  1. Sociedad

A los padres de Madeleine ya no les gusta la prensa

Desde que la pequeña Madeleine desapareciera el pasado 3 de mayo, los McCann han llevado a cabo una gran campaña internacional para intentar recuperar a su

Foto: A los padres de Madeleine ya no les gusta la prensa
A los padres de Madeleine ya no les gusta la prensa

Desde que la pequeña Madeleine desapareciera el pasado 3 de mayo, los McCann han llevado a cabo una gran campaña internacional para intentar recuperar a su hija. La gran cobertura periodística que recibe el caso llevó a que se ofreciesen más de cuatro millones de euros por pistas sobre la niña, a los que hay que sumar otro millón y medio en donativos. Ahora, los propios padres están siendo investigados como sospechosos de la desaparición de Madeleine y los periódicos se han hecho eco tanto de la nueva línea de investigación como de la hipótesis de que la niña no está viva. A los MacCann ya no les gusta verse en las páginas de la prensa internacional

Las búsquedas en el litoral de la zona de Algarve (Sur Portugal) refuerzan la tesis de que la niña británica Madeleine McCann murió y no fue secuestrada, según fuentes cercanas al proceso. La Policía Judicial (PJ) consideró que Madeleine McCann pudo morir la noche en la que desapareció a raíz de intervenir llamadas y correos electrónicos de los padres de la niña británica y su círculo cercano, según informó Diario de Noticias. El periódico, que no explica el contenido de las conversaciones telefónicas ni los correos electrónicos, afirma que las autoridades lusas llamarán nuevamente a los padres de Madeleine, aunque no revelan si será una conversación informal o un nuevo interrogatorio y si éste sería en calidad de testigos o sospechosos.

Los padres de la niña desaparecida tendrán que aclarar detalles de estas escuchas, el hallazgo de sangre en el apartamento en el que pasaban sus vacaciones en Portugal y las contradicciones en las que incurrieron, junto a su círculo más cercano, en interrogatorios anteriores. El diario señala que los McCann serán confrontados además con los resultados de las pruebas periciales realizadas los últimos días en el vehículo que han utilizado desde el inicio de su estancia en el país.

Jornal de Noticias explica también que las supuestas visitas al apartamento para comprobar si Madeleine y sus dos hermanos gemelos dormían y quién las realizó son preguntas que no han tenido una respuesta coincidente entre los padres de la niña y sus amigos.

Con estos indicios, la PJ se centra en la pista de la muerte de Madeleine, por homicidio o accidente, aunque todavía no descartan por completo la posibilidad de que fuera secuestrada.

El sensacionalista Correio da Manha indicó que la PJ está a la espera de los primeros resultados de la muestra de sangre "bastante tenue" encontrada en el apartamento para llamar a declarar a los McCann y su círculo cercano. El grupo de amigos de los padres de Madeleine que les acompañaron en sus vacaciones podrían ser interrogados en su país, al que se trasladaron tras prestar las últimas declaraciones en el sur de Portugal. El mismo diario señala que la gran duda que la policía lusa todavía no ha despejado es lo ocurrido durante tres horas en blanco -entre las 18.00 y las 21.00 horas- del pasado 3 de mayo, en las que sólo los padres tuvieron acceso a la hija.

En una entrevista emitida este miércoles por cadenas de televisión británicas, Gerry McCann reconoció que es "duro" ser investigado por la desaparición de su propia hija y que tiene "esperanzas" de que esté viva.

Fuentes de la investigación dijeron a la agencia Lusa que "ya hay una luz al final del túnel" y tienen una "idea" de lo que pudo haber sucedido aquella noche. Recordó que en este tipo de situaciones los padres están "implicados en el 80% de los casos", aunque esto no quiere decir que se aplique a lo sucedido con Madeleine.

La prensa británica lo tacha de difamación

Desde que la pequeña Madeleine desapareciera el pasado 3 de mayo, los McCann han llevado a cabo una gran campaña internacional para intentar recuperar a su hija. La gran cobertura periodística que recibe el caso llevó a que se ofreciesen más de cuatro millones de euros por pistas sobre la niña, a los que hay que sumar otro millón y medio en donativos. Ahora, los propios padres están siendo investigados como sospechosos de la desaparición de Madeleine y los periódicos se han hecho eco tanto de la nueva línea de investigación como de la hipótesis de que la niña no está viva. A los MacCann ya no les gusta verse en las páginas de la prensa internacional

Madeleine McCann