Manuel de Castro, secretario de la FERE: “La Educación para la Ciudadanía no es un catecismo socialista”

El secretario general de los colegios católicos concertados (la Federación Española de Religiosos de Enseñanza, FERE) cree que la asignatura de Educación para la Ciudadanía “no

Foto: Manuel de Castro, secretario de la FERE: “La Educación para la Ciudadanía no es un catecismo socialista”
Manuel de Castro, secretario de la FERE: “La Educación para la Ciudadanía no es un catecismo socialista”
Autor
Tags
    Tiempo de lectura3 min

    El secretario general de los colegios católicos concertados (la Federación Española de Religiosos de Enseñanza, FERE) cree que la asignatura de Educación para la Ciudadanía “no es un catecismo socialista”. Para Manuel de Castro (Topas, Salamanca, 1947), los políticos “están jugando con la educación”. Al mismo tiempo que pronuncia estas palabras, su organización es criticada por haber pactado con el Ministerio de Educación los contenidos curriculares de la asignatura. A cambio, suprimieron todo aquello que afectaba a la familia y a la moral personal. Este salesiano alerta sobre la objeción de conciencia: puede ser un caballo de Troya contra los centros religiosos.

    Pregunta. ¿El debate sobre la Educación para la Ciudadanía tiene base real?

    Respuesta. Si se estudian los libros de texto y, sobre todo, el currículo que es lo que hace el ministerio, que tenía su peligro, se deduce que la polémica es desproporcionada. La asignatura de Ética lleva impartiéndose en cuarto curso de ESO desde hace quince años y nadie había dicho nada hasta ahora. No sé si hay un trasfondo político, pero sería bueno separar la política no educativa de este debate.

    P. ¿Cuántos padres han presentado una ‘objeción de conciencia’ contra esta asignatura?

    R. Todavía no tengo todos los datos. En Castilla-La Mancha hay registradas 850 objeciones, de las que 400 pertenecen a un solo colegio de Toledo. En País Vasco, hay cuatro o cinco. En Galicia tenemos 52, de las que 37 son también del mismo centro. Los datos son muy bajos, pero aún estamos recopilándolos. Creo que allí donde hay menos objeciones coinciden con los lugares donde más se ha hablado y explicado el alcance de la asignatura.

    P. ¿Por qué la impartirán?

    R. La objeción es una medida muy seria y personal. Nosotros no estamos de acuerdo con la asignatura, pero vamos a incorporarla desde una antropología cristiana al cien por ciento. La misma Constitución dice que no puede haber ninguna enseñanza contraria al carácter propio de nuestros centros. Así lo avalan también las sentencias del Tribunal Constitucional y lo ha ratificado el ministerio. Tenemos plena seguridad de que podemos adaptar la asignatura a la antropología cristiana, de ahí que rechacemos la objeción aunque tramitaremos las que se nos presenten. Pero consideramos legítimo que los padres la presenten en los centros públicos si así lo estiman conveniente.

    P. ¿Por qué se oponen a la objeción en sus centros?

    R. Porque corremos el riesgo de que mañana alguien objete en nuestros centros contra la asignatura de Religión, que es voluntaria, pero forma una parte esencial de nuestro proyecto educativo. Por eso no deseamos que en nuestros centros se implante la objeción de conciencia, aunque respetamos que los padres las presenten y las trasladaremos al ministerio de Educación.

    P. O sea, que es como un caballo de Troya.

    R. Sí, es un caballo de Troya. La objeción de conciencia puede ser utilizada en el futuro frente a la oración por ejemplo, con la que en muchos centros empezamos la jornada. Así se lo estamos explicando a los padres, y éstos lo entienden.

    P. ¿Es legal objetar ante esta asignatura? ¿Habrá suspensos?

    R. Sería lo lógico que se recurriera la asignatura ante los tribunales y que éstos dirimieran si la objeción de conciencia tiene fuerza legal. Nosotros no vamos a decir nada contra las que se presenten, sino que las tramitaremos ante el ministerio. Si la administración determina que es un suspenso, eso es su responsabilidad pero dependerá también del número de objeciones que reciba.

    P. ¿Algún padre ha recurrido la asignatura ante la Justicia?

    Sociedad
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    13 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios