Es noticia
Menú
'Rafita', condenado por el asesinato de Sandra Palo, abandona el centro de menores
  1. Sociedad

'Rafita', condenado por el asesinato de Sandra Palo, abandona el centro de menores

R.G.F., conocido como 'Rafita', condenado por el asesinato de Sandra Palo, abandonó esta mañana el centro de menores Renasco, del madrileño distrito de Carabanchel, donde ha

Foto: 'Rafita', condenado por el asesinato de Sandra Palo, abandona el centro de menores
'Rafita', condenado por el asesinato de Sandra Palo, abandona el centro de menores

R.G.F., conocido como 'Rafita', condenado por el asesinato de Sandra Palo, abandonó esta mañana el centro de menores Renasco, del madrileño distrito de Carabanchel, donde ha permanecido los últimos cuatro años, para cumplir tres más en régimen de libertad vigilada fuera de la Comunidad de Madrid.

'Rafita' salió del centro en torno a las 8:00 horas, según informó María del Mar Bermúdez, la madre de Sandra Palo, quien no pudo llegar a tiempo de asistir al traslado para increpar al asesino de su hija, como era su intención.

La madre de Sandra Palo, que fue violada, atropellada y quemada en 2003, encabezó ayer una concentración contra la excarcelación de 'Rafita', ya que considera que el condenado "no está rehabilitado".

El PP pide una reforma de la Ley del Menor

El PP ha presentado una iniciativa parlamentaria en la que pide al Gobierno que acometa otra reforma de la Ley del Menor para evitar casos como la excarcelación de 'El Rafita', uno de los condenados por el asesinato de la joven Sandra Palo, el cual tenía 14 años cuando cometió el delito. Sin embargo, el grupo socialista descalificó inmediatamente la propuesta, que tildó de "tremendamente oportunista", y recordó a través de su diputado Pedro Muñoz que aquellos hechos fueron juzgados con arreglo a una ley que había sido aprobada por el PP.

La portavoz adjunta del grupo parlamentario popular en el Congreso, Maria Salom, se encargó de explicar la proposición no de ley de los "populares", que justificó en rueda de prensa por la "alarma social" generada por el caso de Sandra Palo. "Algo sucede en la Justicia española cuando después de cometer un crimen como ese, los autores puedan salir ahora a la calle", advirtió.

El PP solicita al Ejecutivo que presente "en el más breve plazo posible" una nueva reforma de la Ley del Menor "que dé una verdadera respuesta a las dificultades y deficiencias que no han quedado resueltas en la reciente reforma de 2006".

Salom recordó que cuando se tramitó su última modificación, el PP ya advirtió de los riesgos que comportaba, y por ello insiste ahora en que el tratamiento penal de la delincuencia juvenil debe ser "proporcional" a la gravedad del delito y que las condenas se cumplan en centros de adultos al alcanzar la mayoría de edad.

El joven R.G.F., conocido como 'El Rafita', ya tiene 18 años y queda hoy en libertad vigilada tras haber cumplido cuatro años de internamiento en un centro de menores por haber participado junto a otros tres procesados en el secuestro, violación y asesinato de la madrileña Sandra Palo, en mayo de 2003. Según apuntó Salom, los grupos parlamentarios que aprobaron la anterior reforma de la Ley del Menor en 2006 "se equivocaron" y ahora "hay que rectificarlo".

En su documento, el grupo popular dice que "a estas alturas es innegable que la delincuencia juvenil es un problema en España" y asegura que las cifras muestran "una cruda realidad" porque hay más delitos, más violentos y cometidos por infractores de menor edad.

La iniciativa del PP no será aceptada por el grupo socialista, cuyo portavoz de Justicia, Pedro Muñoz, la descalificó completamente en otra rueda de prensa al tacharla de "oportunista".

Muñoz recordó que los hechos que la motivan (el crimen de Sandra Palo) se juzgaron con arreglo a una normativa del año 2003, aprobada cuando gobernaba el PP, que se negó a elevar el castigo impuesto a los mayores de 16 años.

R.G.F., conocido como 'Rafita', condenado por el asesinato de Sandra Palo, abandonó esta mañana el centro de menores Renasco, del madrileño distrito de Carabanchel, donde ha permanecido los últimos cuatro años, para cumplir tres más en régimen de libertad vigilada fuera de la Comunidad de Madrid.

Sandra Palo