Es noticia
Menú
El fuerte viento dificulta el trabajo contra un fuego que avanza sin control y ya ha quemado 500 hectáreas.
  1. Sociedad

El fuerte viento dificulta el trabajo contra un fuego que avanza sin control y ya ha quemado 500 hectáreas.

Un centenar de dotaciones de los Bomberos trabajaban en la extinción del incendio que se ha declarado el viernes en Cardona y que, tras quemar unas

Un centenar de dotaciones de los Bomberos trabajaban en la extinción del incendio que se ha declarado el viernes en Cardona y que, tras quemar unas 500 hectáreas de masa forestal, avanza sin control en dirección noreste, hacia el municipio de Viver i Serrateix. El frente del incendio, que se originó sobre las 14.45 horas, avanza con virulencia hacia el noreste, por una zona que ya se había quemado en los incendios de 1994 y que estaba regenerada con pino blanco y matorral, según informaron los Bomberos de la Generalitat.

Los focos secundarios que genera el fuego, situados a más de 250 metros de distancia, así como el fuerte viento que soplaba en la zona, estaban dificultando las tareas de extinción, en las que trabajaban un total de 78 dotaciones terrestres y 22 medio aéreos de los Bomberos de la Generalitat.

No obstante, se esperaba la inminente incorporación de dos aviones de vigilancia y ataque del ministerio de Medio Ambiente y tres hidroaviones cedidos por el gobierno francés, según informó la dirección general de Emergencias y Seguridad Civil.

El fuego, que se inició en Cardona y poco después alcanzó también el término municipal de Navás, estaba llegando al término municipal de Viver i Serrateix (Barcelona).

El alcalde de esta población, Lluís Torrentó, explicó que sopla un viento "espeluznante", lo que contribuyo a que el incendio se desmadrara de forma "brutal", provocando una situación "dramática".

Según informaron los Mossos d'Esquadra, por el momento sólo ha sido necesario desalojar como medida preventiva la masía Cal Fuster y otro caserón, a pesar de que las viviendas no peligraban por la proximidad de las llamas.

Algunos vecinos de Valldeperes fueron confinados en el interior de sus domicilios, aunque la policía autonómica catalana comprobó si las diferentes masías aisladas que hay en la zona del incendio estaban habitadas por si también fuera necesario su confinamiento o su desalojo.

El Servicio Catalán de Tráfico (SCT) recordó que la carretera C-55 continuaba cortada al tráfico entre Cardona y Súria a causa del incendio.

Un centenar de dotaciones de los Bomberos trabajaban en la extinción del incendio que se ha declarado el viernes en Cardona y que, tras quemar unas 500 hectáreas de masa forestal, avanza sin control en dirección noreste, hacia el municipio de Viver i Serrateix. El frente del incendio, que se originó sobre las 14.45 horas, avanza con virulencia hacia el noreste, por una zona que ya se había quemado en los incendios de 1994 y que estaba regenerada con pino blanco y matorral, según informaron los Bomberos de la Generalitat.

Armas de fuego