Es noticia
Menú
Juegos de guerra en el Mediterráneo: el frente olvidado de la guerra en Ucrania
  1. Mundo
  2. Europa
VÍDEO EXPLICATIVO

Juegos de guerra en el Mediterráneo: el frente olvidado de la guerra en Ucrania

Un grupo de buques rusos patrulla desde haces meses las aguas del Mediterráneo vigilando los movimientos de los buques OTAN. En julio, se habría producido un acercamiento peligroso

La guerra en Ucrania tiene un segundo frente. Un frente invisible, donde Estados Unidos y Rusia se estudian y miden sus fuerzas como en los años de la Guerra fría: el Mediterráneo. Aquí, desde meses, la flota de los países OTAN vigila los movimientos de los buques rusos. Y los buques rusos se acercan, a veces hasta llegar muy cerca, a las patrullas de los aliados.

Si quieres ver más vídeos como este, puedes suscribirte aquí a nuestro canal de YouTube.

A día de hoy, según informaciones de inteligencia abierta (OSINT), en el Mediterráneo se encontrarían hasta un máximo de 10 elementos de la Armada Rusa. Una de las mayores agrupaciones desde la desaparición de la URSS. Entre los buques rusos que a lo largo de estos meses han estacionado en el Mediterráneo están también el Mariscal Ustinov y el Varyag. Dos buques de guerra que pueden lanzar misiles de crucero kalybr, de alta precisión, que pueden cargarse también con cabezas nucleares.

A finales de julio se habría producido el episodio más peligroso. Tres buques rusos, entre ellos el Varyag, se habrían adentrado en el Mar Adriático en formación de bloqueo para cerrar el paso al portaaviones estadounidense Harry Truman, el buque más poderoso de la OTAN en el Mediterráneo, con 60 cazas a bordo. La situación se habría resuelto solo con la intervención del Grupo Marítimo Permanente de la OTAN, compuesto por buques de Italia, España, Turquía, Grecia y Estados Unidos.

A finales de agosto, el Ustinov, el otro poderoso elemento de la flota rusa, ha sido observado cerca del mar de Irlanda, probablemente de vuelta a sus bases en el Ártico. El Varyag sigue en el Mediterráneo y no se sabe cuando podría volver a unirse a la flota del Pacífico. Mientras tanto, sigue siendo la mayor embarcación de guerra rusa en el sur de Europa.

La guerra en Ucrania tiene un segundo frente. Un frente invisible, donde Estados Unidos y Rusia se estudian y miden sus fuerzas como en los años de la Guerra fría: el Mediterráneo. Aquí, desde meses, la flota de los países OTAN vigila los movimientos de los buques rusos. Y los buques rusos se acercan, a veces hasta llegar muy cerca, a las patrullas de los aliados.

Conflicto de Ucrania OTAN
El redactor recomienda