Es noticia
Menú
Los líderes europeos respaldan suavizar el veto al petróleo ruso para asegurar un acuerdo
  1. Mundo
  2. Europa
Cumbre extraordinaria

Los líderes europeos respaldan suavizar el veto al petróleo ruso para asegurar un acuerdo

Los Veintisiete se acercan a un acuerdo político para un embargo al petróleo ruso, aunque con excepciones para esquivar el veto de Hungría, que podrá seguir recibiendo crudo ruso por su oleoducto

Foto: Foto: Reuters/Johanna Geron.
Foto: Reuters/Johanna Geron.

Los jefes de Estado y de Gobierno se han reunido este lunes en Bruselas en una cumbre extraordinaria que se alargará hasta este martes y en la que el gran debate ha sido el sexto paquete de sanciones contra Rusia, que incluye un veto al petróleo ruso. Distintas fuentes diplomáticas y europeas adelantaban que los líderes tenían la intención de cerrar un “acuerdo político” este mismo lunes, y a pesar de que Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, se mostró pesimista sobre esa posibilidad, los Veintisiete han alcanzado, poco antes de la medianoche, un pacto para suavizar el paquete de sanciones, excluyendo del embargo al petróleo que llegue por oleoducto, y garantizar así que se pueda cerrar un acuerdo a nivel técnico en los próximos días.

Los embajadores representantes permanentes de los Veintisiete en la capital comunitaria habían avanzado en las últimas horas sobre una propuesta en la que se excluía del embargo al petróleo que llegue a través del oleoducto de Druzhba, que conecta Almétievsk, al sur de Rusia, con Hungría y otros países centroeuropeos como República Checa y Eslovaquia. Con esa excepción, que adelantaron este domingo fuentes comunitarias, Bruselas buscaba convencer a Hungría, que se ha opuesto hasta ahora al sexto paquete de sanciones al considerarlo una “bomba atómica”, en palabras de su primer ministro, Viktor Orbán, para la seguridad energética del país.

Ahora, con este acuerdo político entre los líderes, se espera que el sexto paquete de sanciones, que fue presentado por la Comisión Europea a principios de mayo, se cierre en cuestión de días o semanas, según han explicado fuentes diplomáticas. El acuerdo permitirá bloquear dos tercios de las importaciones de petróleo ruso, es decir, el que llega por vía marítima. Además, Alemania y Polonia, que también reciben crudo por el ramal norte del oleoducto de Druzhba, han anunciado que dejarán de usarlo, lo que hará que el embargo aumente hasta el 90% de las importaciones.

Hungría, República Checa y Eslovaquia son países muy dependientes de Rusia y tienen muchas dificultades para conseguir suministro alternativo al no contar con salida al mar ni con la infraestructura necesaria para recibir el crudo de otros socios. La excepción del oleoducto de Druzhba se había barajado con anterioridad, pero se consideraba la carta en la manga para levantar el veto húngaro al sexto paquete. Pero incluso cuando se le ha ofrecido esa excepción, Orbán ha seguido presionando.

Foto: Foto: Reuters.

Pero si muchos lo consideraban una solución de último recurso, el primer ministro húngaro ha pedido más por parte del resto de la Unión nada más llegar a la reunión este lunes: “La propuesta que hemos recibido no es buena”, ha explicado a los medios de comunicación. Orbán consideraba que la excepción de Druzhba era una buena noticia, pero pedía más: el oleoducto cruza Ucrania, y pide que, en caso de que durante la guerra la infraestructura sufra algún daño o contratiempo, Hungría cuente con más “garantías”.

Orbán, que en un primer momento aseguró que no tenía intención de discutir el sexto paquete de sanciones en el Consejo Europeo, llegó este lunes a la cumbre con un perfil alto, dedicando un largo rato a charlar con la prensa en inglés y mostrándose combativo. En sus redes sociales, el primer ministro ha colgado una imagen suya hablando con los periodistas acompañada de un texto en húngaro: “Bruselas. La batalla comienza”.

placeholder El primer ministro de Hungría, Viktor Orbán. (Reuters/Johanna Geron)
El primer ministro de Hungría, Viktor Orbán. (Reuters/Johanna Geron)

Finalmente, los líderes han cedido a las exigencias de Orbán, que durante la cumbre ha estado solicitando cambios en el redactado de las conclusiones del Consejo Europeo. En el texto final, “se dice que si hubiera una interrupción extraordinaria del suministro se podrían ver medidas excepcionales para garantizar el suministro”, ha señalado una fuente diplomática tras anunciarse el pacto entre los líderes, aunque aclarando que esas medidas excepcionales no podrían establecerse de forma unilateral.

El sexto paquete de sanciones, que ahora tiene que terminar de concretarse entre embajadores, algo que fuentes diplomáticas esperan que se resuelva en cuestión de días o de semanas, va más allá del veto al petróleo ruso e incluye la desconexión de nuevas entidades rusas del sistema de comunicaciones de transacciones financieras Swift, así como nuevas sanciones individuales contra personas del círculo cercano de Vladímir Putin, presidente ruso, que han sido claves para justificar la invasión, como el patriarca de la Iglesia ortodoxa rusa, Kiril. También está incluido en la lista el coronel Azatbek Asanbekovich Omurbekov, al que la Unión Europea hace responsable de la masacre de Bucha.

Los jefes de Estado y de Gobierno se han reunido este lunes en Bruselas en una cumbre extraordinaria que se alargará hasta este martes y en la que el gran debate ha sido el sexto paquete de sanciones contra Rusia, que incluye un veto al petróleo ruso. Distintas fuentes diplomáticas y europeas adelantaban que los líderes tenían la intención de cerrar un “acuerdo político” este mismo lunes, y a pesar de que Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, se mostró pesimista sobre esa posibilidad, los Veintisiete han alcanzado, poco antes de la medianoche, un pacto para suavizar el paquete de sanciones, excluyendo del embargo al petróleo que llegue por oleoducto, y garantizar así que se pueda cerrar un acuerdo a nivel técnico en los próximos días.

Conflicto de Ucrania Comisión Europea Ursula von der Leyen
El redactor recomienda