Es noticia
Menú
Mariúpol resistirá "hasta el final", pero Moscú avisa: quienes no se rindan serán eliminados
  1. Mundo
  2. Europa
lucha por el enclave portuario

Mariúpol resistirá "hasta el final", pero Moscú avisa: quienes no se rindan serán eliminados

Más allá de la batalla por el estratégico enclave portuario, en la mira del Kremlin desde el comienzo de la invasión, los bombardeos rusos siguen cobrándose la vida de civiles en varias ciudades del este del país

Foto: La acerería donde se encuentran rodeados los soldados ucranianos en Mariúpol. (Reuters/Alexander Ermochenko)
La acerería donde se encuentran rodeados los soldados ucranianos en Mariúpol. (Reuters/Alexander Ermochenko)

"La ciudad no se rinde". En una entrevista en la cadena estadounidense ABC, el primer ministro de Ucrania, Denys Shmyhal, ha asegurado que los soldados ucranianos que defienden Mariúpol, el enclave portuario bajo asedio ruso desde que comenzó la invasión, aún controlan partes de la ciudad. "Lucharán hasta el final", ha dicho el político.

Es la respuesta desafiante de las autoridades ucranianas al ultimátum ruso del domingo. El Kremlin había lanzado un mensaje de madrugada a los soldados que aún combaten en la ciudad, un enclave estratégico cuya conquista permitiría a Moscú conectar por tierra la región prorrusa del Donbás con la península de Crimea. Según Rusia, a aquellos soldados que abandonaran las armas y dejaran la ciudad antes de las 13:00 (hora local) se les perdonaría la vida.

Sin embargo, un grupo de soldados permanece aún recluido en una acería en la ciudad. Según el Ministerio de Defensa ruso, estos combatientes se habrían negado a aceptar la rendición. Moscú ha advertido de que serán "eliminados" si no deponen las armas. En la ciudad resisten todavía miles de civiles sin acceso a medicamentos, comida o agua corriente, después de los sucesivos fracasos para establecer corredores humanitarios.

Foto: El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski (EFE EPA SERGEY DOLZHENKO)

En un mensaje a la nación retransmitido de madrugada, el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, había avisado ya de que la resistencia en Mariúpol sería difícil. "Nos superan seis a uno", advirtió el mandatario. Zelenski también lanzó un aviso al Kremlin, asegurando que si el Ejército ruso aniquila a los combatientes que todavía resisten en la ciudad, sería el final de las conversaciones de paz.

El ministro de Exteriores, Dmitro Kuleba, ha repetido el aviso este domingo en una entrevista en la cadena CBS: "Mariúpol podría convertirse en una línea roja". Aun así, Kuleba ha admitido que la situación militar es desastrosa. Según el ministro, las tropas ucranianas se encuentran rodeadas por los militares rusos, y la ciudad "ya no existe".

De hecho, una vez que ha vencido el ultimátum, el Ejército ucraniano ha denunciado nuevos ataques por parte de las fuerzas rusas en forma de bombardeos de aviación sobre Mariúpol. Los ataques aéreos, como recoge EP, se han concentrado en el puerto y en los altos hornos de Azovstal, escenario de intensos combates durante los últimos días.

Prosiguen los bombardeos

Más allá de lo que se teme que sea una sangrienta batalla por el control de Mariúpol, los misiles del Kremlin siguen cobrándose víctimas civiles en el resto del país. Según las autoridades sanitarias locales, al menos cinco personas han muerto y 13 han resultado heridas en bombardeos rusos en la ciudad de Járkov, en el este ucraniano. Y en Zolote, otra localidad oriental, dos personas han muerto y cuatro han resultado heridas en otro ataque con misiles, según el gobernador de la región.

La ONU ha advertido de que un gran número de los casi cinco millones de personas que han abandonado el país desde que comenzó la invasión no tendrán hogares a los que regresar. A las cifras hay que sumar los más de siete millones de desplazados internos que la Organización Internacional para las Migraciones estima que hay en Ucrania. "Aunque ahora muchas personas se están quedando en centros temporales de acogida o con familias que les han abierto sus hogares, hay que encontrar soluciones a largo plazo", ha lamentado la representante de Acnur en el país, Karolina Lindholm Billing.

"La ciudad no se rinde". En una entrevista en la cadena estadounidense ABC, el primer ministro de Ucrania, Denys Shmyhal, ha asegurado que los soldados ucranianos que defienden Mariúpol, el enclave portuario bajo asedio ruso desde que comenzó la invasión, aún controlan partes de la ciudad. "Lucharán hasta el final", ha dicho el político.

Conflicto de Ucrania Noticias de Rusia Vladimir Putin Ucrania
El redactor recomienda