Es noticia
Menú
Putin busca a los "topos y traidores" que están filtrando información militar a gente como él
  1. Mundo
  2. Europa
VLADÍMIR OSECHKIN, OPOSITOR

Putin busca a los "topos y traidores" que están filtrando información militar a gente como él

Exiliado en Biarritz y comparado con Navalni, Osechkin ha recibido mensajes de un alto cargo del FSB revelando planes militares, datos de contrainteligencia o acuerdos con Irán

Foto:  Vladímir Osechkin, en Biarritz, y uno de los mensajes que recibió. (F. B.)
Vladímir Osechkin, en Biarritz, y uno de los mensajes que recibió. (F. B.)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

"Vladímir, la temperatura ha subido mucho por aquí [en Moscú] y ahora está incómodamente caliente", le confesaba el sábado pasado un 'garganta profunda' de los Servicios Federales de Seguridad (FSB) a Vladímir Osechkin, un activista ruso refugiado en Biarritz. Osechkin lleva años denunciando las brutalidades del sistema carcelario ruso y es uno de los opositores al régimen más perseguidos por Putin. Hace algo más de un mes, alguien supuestamente cercano al presidente de Chechenia, Ramzan Kadyrov, ofreció 100.000 euros por su cabeza. Y a pesar de ello, no ha dejado de denunciar "las atrocidades cometidas en los gulag de Putin".

Gracias a sus filtraciones, se está dando a conocer qué sucede supuestamente en la 'corte de Moscú' desde la invasión de Ucrania. Según nos dice Vladímir, ha recibido hasta la fecha 10 misivas de un alto funcionario del FSB. La última es de ayer y en ella se asegura, literalmente, a propósito del ataque iraní contra el consulado estadounidense en la ciudad de Erbil: "Los iraníes armaron un escándalo, pero resultó que era el ruido de sables del IRGC [Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica]. En realidad, estaban apuntando a unas instalaciones del Mossad. Al final, no pudimos tomar champán. Existen ya todos los requisitos para un acuerdo nuclear con Irán".

Foto: Instalaciones militares ucranianas, en las proximidades del lugar del mar de Azov donde desemboca el río Kalmius, en Mariupol. (Ferran Barber)

Ese mismo 'garganta profunda' del FSB dio a conocer el día 11 varios detalles espeluznantes acerca de los fallos de la Inteligencia rusa que antecedieron a la invasión. Según el texto remitido a Osechkin, de apenas 600 palabras, Putin y sus halcones cometieron el error de creer su propia propaganda. El mensaje que el funcionario ruso le envió al opositor indicaba que el Departamento ruso de Contrainteligencia Militar había comenzado una despiadada búsqueda de "topos y traidores en el FSB y en el Genstaff", el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa, "en relación con filtraciones de movimientos de columnas rusas en Ucrania. Ahora, su propósito es transferir la culpa a los demás y hacer más visibles los errores ajenos. Casi todos los que estamos aquí en los Servicios rusos de Seguridad estamos ocupados con esto ahora mismo".

El mensaje dirigido a Osechkin prosigue de este modo: "La diana está sobre nosotros [agentes del FSB], debido a las circunstancias infernales relacionadas con la situación intrapolítica en Ucrania. Los Servicios Federales de Seguridad emitimos informes de que, como mínimo, alrededor de 2.000 civiles capacitados en cada ciudad importante de Ucrania estaban listos para derrocar a Zelenski. Y que al menos 5.000 civiles estaban preparados para salir con banderas contra Zelenski a disposición de Rusia. ¿Quieres reírte? Se esperaba que nosotros [FSB] fuéramos los árbitros para coronar a los políticos ucranianos, quienes se suponía que comenzarían a destrozarse entre sí compitiendo por el derecho a ser llamados 'alineados con Rusia'. Incluso teníamos criterios establecidos sobre cómo seleccionar lo mejor de lo mejor entre los políticos ucranianos. Por supuesto, incluso plantearon que es posible que no podamos atraer a un gran número de ucranianos en el oeste del país, en los pueblos pequeños y el propio Leópolis. ¿Qué tenemos en realidad? Berdyansk, Jersón, Mariúpol, Kharkiv son las áreas más pobladas por prorrusos y ni siquiera allí hay apoyo para Rusia. El plan se desmorona y puede estar equivocado. Un plan puede arrojar un resultado del 90%, incluso del 50 o del 10%. Y eso sería un fracaso total. Aquí es del 0%".

"También hay una pregunta: '¿Cómo sucedió esto?'. Esta es en realidad una trampa, porque ese resultado del 0% es la consecuencia de muchos años de trabajo de funcionarios muy serios y de alto rango. Y ahora resulta que son agentes del enemigo (...). Pero la pregunta no termina ahí. Si son tan malos, ¿quiénes los nombró y quiénes controlaron su trabajo? Resulta que personas de la misma calidad, pero un rango más alto. ¿Y dónde termina esta pirámide de responsabilidad? En Putin. Nuestro querido Alexander Vasilyevich Bortnikov, director de todo el FSB, no puede entender cuán profundamente lo atraparon", o dicho de otro modo, no se da cuenta del profundo lío en el que se encuentra ahora, según la fuente.

placeholder Pintadas en ruso manifestándose contra la guerra. (Cedida)
Pintadas en ruso manifestándose contra la guerra. (Cedida)

El receptor de las filtraciones, Vladímir Osechkin, es conocido como una suerte de Julian Assange ruso. En noviembre pasado, el Kremlin le incluyó en una lista negra por filtrar imágenes e información sobre las violaciones que se cometen en las cárceles rusas y denunciar a los torturadores. Vladímir trabajaba codo con codo con Navalni y corre el riesgo de seguir su misma suerte.

Salió por patas de Moscú

Vladímir tuvo que huir de Moscú en 2015 para evitar caer en las garras de los Servicios Federales de Seguridad, herederos directos del KGB. No es un secreto que Osechkin está refugiado en Biarritz, un destino turístico del suroeste francés y cercano al País Vasco. Tampoco es la primera vez que le tratan de intimidar o recibe amenazas, solo que en esta ocasión, según nos explica, no cabe la menor duda de que alguien tiene la determinación de acabar con su vida para silenciarle de una vez por todas.

Osechkin se hizo acreedor de la ira de la policía rusa cuando comenzó a destapar pruebas de que el sistema penitenciario ruso y las prácticas de los agentes de seguridad se basan en la violación, la tortura y el asesinato. La actividad de Osechkin es ahora más peligrosa todavía debido a la batalla informativa que Moscú libra con el resto del planeta en medio de la invasión de Ucrania. Y, a pesar de ello, el activista ruso no duda en asegurar que "Putin es la mayor amenaza que existe para la seguridad del mundo".

El activista ruso no duda: "Putin es la mayor amenaza que existe para la seguridad del mundo"

En una de las misivas anteriores dirigidas a Osechkin por el alto funcionario del FSB, este aseguraba que la invasión rusa de Ucrania iba a ser un "fracaso total" y, muy probablemente, podría desencadenar un "conflicto internacional". El informante le dijo a Vladímir que el FSB no había sido advertido previamente de la invasión a Ucrania y no estaba preparado para lidiar con los efectos de las sanciones. "No sé a quién se le ocurrió la idea de 'Blitzkrieg' ucraniana", asegura en su mensaje. "Desnazificación' y 'desmilitarización' no son categorías que uno pueda evaluar, porque no tienen parámetros claramente definidos por los cuales se puede determinar el nivel de cumplimiento o no cumplimiento de una tarea".

Ni aunque mataran a Zelenski

El presunto agente del FSB dijo que incluso si el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, fuera asesinado, Rusia tendría pocas posibilidades de ocupar Ucrania. "Aun si apenas hubiera resistencia, necesitaríamos más de 500.000 personas, sin incluir a los trabajadores de logística y suministro. Y ahora incluso aquellos que nos fueron leales están en contra. Porque todo fue planeado desde arriba y nos dijeron que no íbamos a invadir a menos que fuéramos atacados".

Todas las filtraciones realizadas por Osechkin se caracterizan por su fiabilidad. En este caso, otros informes vienen a respaldar la idea de que el Gobierno de Putin y el FSB están buscando cabezas de turco y funcionarios a los que culpar de los fallos en la Inteligencia y de las presuntas delaciones. Ayer, el sitio de noticias ruso Meduza, con sede en Letonia, divulgó una investigación citada por France24, que apunta a que tanto el jefe del llamado 5º Servicio del FSB, Sergei Beseda, como su adjunto, Anatoly Bolukh, han sido puestos bajo arresto domiciliario mientras se esclarecen sus responsabilidades por los errores cometidos.

placeholder Pintadas contra la invasión de Ucrania. (Cedida)
Pintadas contra la invasión de Ucrania. (Cedida)

Según Osechkin, oficialmente se les investiga por su presunta implicación en la malversación de fondos destinados a Ucrania. Sin embargo, los auténticos motivos por los que se les ha privado de libertad guardan relación con la difusión de información falsa e incompleta en relación con la situación política de Ucrania y el supuesto apoyo que podían esperar los rusos una vez sobre el terreno.

Han pasado 11 días desde la ocupación de la primera gran ciudad ucraniana por los rusos y ni siquiera en Jersón han logrado impedir las marchas de protesta y los tiroteos en las calles. Todo sugiere que la República Popular de Jersón que los rusos tratan de crear no contará con mucho más apoyo que el de los invasores.

"Vladímir, la temperatura ha subido mucho por aquí [en Moscú] y ahora está incómodamente caliente", le confesaba el sábado pasado un 'garganta profunda' de los Servicios Federales de Seguridad (FSB) a Vladímir Osechkin, un activista ruso refugiado en Biarritz. Osechkin lleva años denunciando las brutalidades del sistema carcelario ruso y es uno de los opositores al régimen más perseguidos por Putin. Hace algo más de un mes, alguien supuestamente cercano al presidente de Chechenia, Ramzan Kadyrov, ofreció 100.000 euros por su cabeza. Y a pesar de ello, no ha dejado de denunciar "las atrocidades cometidas en los gulag de Putin".

Conflicto de Ucrania Ucrania Vladimir Putin Julian Assange
El redactor recomienda