Es noticia
Menú
En las Brigadas Internacionales de Zelenski, varios españoles combaten ya "contra Putler"
  1. Mundo
  2. Europa
DESDE LVIV HASTA KONOTOP

En las Brigadas Internacionales de Zelenski, varios españoles combaten ya "contra Putler"

Las embajadas ucranianas han recibido una auténtica avalancha de llamadas de personas interesadas en combatir como voluntarios. Varios españoles ya están allí desde hace días

Foto: Milicianos en Konotop, reunidos el miércoles para decidir no rendirse ante los rusos. (F. B.)
Milicianos en Konotop, reunidos el miércoles para decidir no rendirse ante los rusos. (F. B.)

"Estamos rodeados y los rusos amenazan con bombardearnos si no nos rendimos", escribía este martes un español de origen ucraniano desde Konotop, una ciudad de 86.000 habitantes situada en el norte del país. En el momento en que nos alcanza su alarma, algo antes del mediodía del día 2, los invasores han logrado abrirse paso y llegan ecos de saqueos de comercios.

José el de Telemáticos —ese es su sobrenombre— nació en España, aunque sus ancestros son de origen ucraniano. A los 15 años regresó al país de su familia en compañía de su padre, quien, según nos dice, murió hace ahora cuatro años. Cuando comenzó el conflicto, se enroló de inmediato en una de esas milicias civiles que defienden las ciudades con poco más que armas de asalto y algunos cócteles molotov de fabricación artesanal. No tiene más familia que su esposa y su hija y ambas han abandonado la ciudad. "Varios civiles armados estamos en esta posición y aquí nos quedaremos. No nos van a echar de nuestras casas y de nuestras vidas. Si mañana no volvéis a saber nada de mí, sabed que he muerto defendiendo nuestra forma de vida. Decidle a mi familia que les amo". Algo más tarde, a las 11:53, envía un sucinto mensaje: "Debo irme".

Foto: El manchego Francisco Floro, en Irak. (Cedida)

A partir de ese momento, no volvemos a saber de él, aunque minutos más tarde se confirma que los civiles han decidido de momento no rendirse, pese a las advertencias de los rusos. Un vídeo grabado por uno de los residentes de Konotop minutos después de su despedida muestra a una turba de ucranianos votando con los puños en contra de la rendición junto a los tanques de los rusos. Saben que van a correr la misma suerte que Mariúpol, donde el Ejército de Putin ha bombardeado infraestructuras civiles e incluso hospitales. Si en algo insistía José el de Telemáticos al resto de los españoles que se han interesado por ir a combatir a Ucrania es en la necesidad de portar consigo material médico. "Lo que no falta aquí es munición", aseguran desde Ucrania.

A lo largo del miércoles, ha llegado ya a Polonia al menos un español, Francisco Floro. Y hay dos grupos más de compatriotas con un número desconocido de voluntarios dirigiéndose hacia el centro de Europa, entre rumores desmentidos de la presencia de neonazis españoles en el regimiento Azov. Durante el martes, se viralizaron por las redes dos fotografías junto a la siguiente leyenda: "La tripulación española ya está en Kiev. Preparad vuestros culos, hijos de puta rusos". El propio regimiento desmintió algo después esa presencia, aduciendo que habían acabado en otra oficina de reclutamiento por error. En realidad, las imágenes eran un 'fake'.

placeholder Imagen que se viralizó y posteriormente fue desmentida.
Imagen que se viralizó y posteriormente fue desmentida.

Resultaba más que obvio que las fotos no fueron tomadas en Kiev porque esos presuntos nazis españoles, con los rostros pixelados, aparecían en una de ellas con el uniforme del Ejército de Tierra y un fusil de asalto G36 entre los brazos. En la otra, se les veía dentro de un todoterreno Aníbal. Los 'fake' parecían estar siendo usados, sin embargo, para alentar los reclutamientos entre ciertos círculos de nacionalistas. Desde el día 28, los nazis que se propongan combatir disponen también de un himno, la canción sobre el Donbás liberada en YouTube por la banda neonazi Pujilato de Alberto Gonzalo D.J., que dice: "Suenan las alarmas en la plaza Maidana, patriotas unidos para defender Ucrania, los nacionalistas conforman la vanguardia, jóvenes se alistan para las trincheras".

Neonazis contra Putler

Lo que sí se ha confirmado es la movilización de pequeños grupos de neonazis para unirse al Azov desde otros países europeos. Algunos como Croacia tienen a decenas de sus nacionales en el regimiento. Ni son tantos como pretenden ser, ni son de lejos la mayoría de quienes han decidido acudir a combatir contra el presidente ruso, a quien, de hecho, se ha rebautizado despectivamente con mucho éxito con el nombre de Putler.

Se trata de un conflicto cuyos posicionamientos trascienden a menudo las barreras ideológicas. Y la prueba es que también los anarquistas rusos, bielorrusos y ucranianos han condenado la agresión y se han puesto de lado del pueblo ucraniano, a pesar del carácter patriótico de la defensa. No se ha confirmado todavía, pero se habla de la posibilidad de crear una milicia antifascista que acoja a los voluntarios que desean plantar cara a Putin fuera de las filas del Estado ucraniano o de las partidas creadas por los ultras.

placeholder Un voluntario español describe su desesperada situación en Konotop. (F. B.)
Un voluntario español describe su desesperada situación en Konotop. (F. B.)

Entre los voluntarios españoles que están buscando el modo de llegar hasta Kiev menudean sobre todo exmilitares con “vocación humanitaria”, además de exveteranos de Rojava que adquirieron su experiencia combatiendo contra el Daesh con las guerrillas kurdas de Siria e Irak. Entre ellos se hallan el manchego Francisco Floro y un catalán de 45 años conocido con el sobrenombre de Robin, que combatió contra el ISIS con las YBS de Shingal, y está también a punto de partir. Hace solo unos días, incluso su esposa se planteaba acompañarle.

Se han creado canales en Twitter o Telegram en todo el mundo para tratar de averiguar el modo de llegar allá y las diferentes alternativas que hay de pelear contra los invasores. Un centenar y medio largo de españoles y latinos comparten información en los grupos creados 'ad hoc' en nuestro país. Muchos son los que han mostrado su intención de partir hacia allá, no solo desde España, sino desde países como Colombia o Bolivia. "El problema es que la embajada ucraniana en mi país no responde a las llamadas", aseguraba el miércoles Miguel desde México.

De España a las Brigadas Internacionales

En la Península, son igualmente centenares las llamadas de personas interesadas en combatir contra los rusos que han recibido en las distintas sedes diplomáticas ucranianas. El Gobierno de Kiev ha resucitado el viejo concepto español de Brigadas Internacionales al hacer un llamamiento a todos los europeos para que se sumen a la defensa, y la respuesta ha sido inmediata y abrumadora.

Claro está, se desconoce cuántos de los interesados harán finalmente el petate. Uno de los problemas que de hecho afrontan es el caos informativo. "Los de la embajada de Madrid no contestan los teléfonos; no responden los correos; no hablan español o te ponen en espera y te dicen que vuelvas a llamar mañana", se quejaban ayer algunos de los voluntarios que están buscando el modo de llegar hasta Ucrania. Se habla de una auténtica avalancha.

placeholder El manchego Francisco Floro, ya en Polonia con un dragunov y el uniforme de la milicia kurda. (F. B.)
El manchego Francisco Floro, ya en Polonia con un dragunov y el uniforme de la milicia kurda. (F. B.)

Es incluso complicado a veces para muchos decidir con quiénes combaten. "Que les den por culo a Azov y a Pravy Sektor; yo me voy con la Legión Extranjera", nos decía el miércoles Francisco Floro, de 30 años, en vísperas de aterrizar en Cracovia (Polonia), desde donde viajará por tierra a Ucrania con la esperanza de ser aceptado en las Brigadas Internacionales.

Floro, aspirante a escritor, se define como "anarquista filosófico, hispanólatra y wagnerófilo". Hace apenas tres meses regresó de combatir con una milicia kurda en la región iraquí de Sinyar y ya está de nuevo camino hacia otra guerra. Debería haber llegado el lunes a Polonia, pero con las prisas compró un billete para marzo que demoró su viaje un par de días. Anteriormente, Kiev pedía experiencia militar en un ejército profesional, lo que había empujado a su pesar a algunos voluntarios como el manchego hacia las oficinas de reclutamiento de grupos de extrema derecha como Pravy Sektor, a quienes consideraban su única opción para luchar.

Ucrania resiste y lo muestra al mundo

"Claro que es posible que las cosas hayan cambiado en estos días", nos dice. "Se está diciendo ahora que van a formar dos grupos: con y sin experiencia. Yo les he explicado que he estado en Irak pero no tengo un documento para acreditarlo. Mi recomendación a la gente es que lo intenten antes en la Legión Extranjera que en las milicias. Primero, por la ideologización de las milicias. Segundo, porque probablemente no disponen de suficiente material. De hecho, según muestran las fotografías, están vistiendo como civiles. Esta carestía existe también en el Ejército ucraniano, pero a diferente escala, porque siguen recibiendo suministros. Además, me han llegado rumores de que no están dejando entrar a las milicias a las grandes batallas del conflicto". No está claro, sin embargo, si el Gobierno de Zelenski también acepta brigadistas sin experiencia o solo las milicias están dispuestas a adiestrar a voluntarios sin conocimientos militares.

"Esta no es una lucha entre rusos y ucranianos. Vamos a combatir contra Putin"

"Desearía subrayar que esta no es una lucha entre rusos y ucranianos", añade Floro. "Vamos a combatir contra Putin, y este no representa al conjunto del pueblo ruso. Pensemos en toda la gente de ese país que ha acabado en la cárcel por oponerse a la invasión. Eso, por no hablar de todos los rusos que conozco en Valencia y que han apoyado las protestas ucranianas contra la guerra. Incluso muchos de los soldados que van al frente lo hacen forzados por un contrato que los castigaría por deserción en caso de negarse. Aunque la invasión sea ilegítima, será al final el pueblo ruso quien comparta el sufrimiento junto a los ucranianos. Ya han empezado a recibir largas filas de ataúdes con sus muertos".

Del Kurdistán a Ucrania

Al igual que Francisco, docenas de veteranos de las milicias kurdas se están dirigiendo hacia Ucrania. Algunos han abandonado Rojava, al norte de Siria, a toda prisa y se disponían ayer mismo a llegar hasta Polonia desde el aeropuerto kurdo de Suleymania. "Es cierto que hay voluntarios occidentales de las milicias kurdas de cabeza hacia Kiev", nos confirmaba el martes un miliciano norteamericano conocido como Rodi. Él mismo se dirige en este momento hacia la capital ucraniana. Varios galos más se hallan también en camino. La Legión Francesa ha tenido incluso que abortar la huida de algunos soldados de origen ucraniano que planeaban desertar para unirse a sus compatriotas.

placeholder Floro, sirviendo con la milicia kurda en Sinyar. (F. B.)
Floro, sirviendo con la milicia kurda en Sinyar. (F. B.)

Otro de los quebraderos de cabeza de todos estos voluntarios es cómo llegar hasta su destino. A día de hoy, se considera que la mejor opción y la que de hecho están siguiendo casi todos estos voluntarios es volar a las ciudades polacas más próximas a la frontera ucraniana, preferentemente Rzeszów, Lublin y Przemyśl. Desde ahí, el regimiento Azov recomienda ir hasta Lviv y buscar después un transporte a Kiev. De acuerdo a las recomendaciones divulgadas esta semana, "actualmente, el oeste de Ucrania es la parte menos complicada del Estado con diferencia". Se ha identificado como ruta más segura la que va por Belgorodka y se dirige a Kiev por Bila Tserkva.

Se ha autorizado a los voluntarios a viajar a Ucrania con su propia arma, a condición de que porten una licencia. Las milicias ya aceptan a gente sin experiencia militar y prometen adiestrar a todo el que decida unirse a los combates. Todos los que deseen unirse a las Brigadas Internacionales del Gobierno deberán presentar una solicitud a través de las distintas oficinas consulares ucranianas en España.

"Estamos rodeados y los rusos amenazan con bombardearnos si no nos rendimos", escribía este martes un español de origen ucraniano desde Konotop, una ciudad de 86.000 habitantes situada en el norte del país. En el momento en que nos alcanza su alarma, algo antes del mediodía del día 2, los invasores han logrado abrirse paso y llegan ecos de saqueos de comercios.

Conflicto de Ucrania Ucrania
El redactor recomienda