Es noticia
Menú
Los líderes europeos establecen las bases de un largo pulso económico contra Moscú
  1. Mundo
  2. Europa
“No hay nada excluido”

Los líderes europeos establecen las bases de un largo pulso económico contra Moscú

Los jefes de Estado y de Gobierno han acordado el segundo paquete de sanciones contra Rusia por la invasión de Ucrania y preparan ya más medidas

Foto: Charles Michel saluda a Mario Draghi. (Reuters)
Charles Michel saluda a Mario Draghi. (Reuters)

La Unión Europea tiene pocas herramientas para hacer daño al Kremlin. Pero después de que Moscú lanzara este jueves una invasión de Ucrania a gran escala, los Veintisiete están dispuestos a mostrar determinación y unidad. Actuar de manera rápida, aunque las sanciones no hagan milagros, como se ha explicado en la capital comunitaria. Tras acordar el martes el primer paquete de medidas restrictivas, los líderes europeos, reunidos de urgencia en la capital comunitaria, han dado su apoyo político a un segundo paquete y han empezado a preparar el terreno para más futuras sanciones contra Rusia. Porque lo que tienen claro las fuentes europeas y diplomáticas es que la situación va a empeorar. Y lo que se ha respirado este jueves por la noche en Bruselas ha sido el ambiente incierto de un largo pulso económico contra el Kremlin.

Foto: Protesta contra la invasión de Rusia a Ucrania en Turquía. (Getty Images/ Burak Kara) Opinión

"Esto no es una crisis, es una guerra", ha señalado Emmanuel Macron, presidente francés, en una rueda de prensa posterior al encuentro, haciendo una defensa de la apuesta por la "soberanía europea" ante lo que considera el regreso de "los tiempos trágicos de la historia" y admitiendo que el presidente ruso ha jugado con él en sus esfuerzos por explorar la vía diplomática. Charles Michel, presidente del Consejo Europeo, también ha subrayado la gravedad del momento: "En la pasada madrugada nos hemos levantado en Europa en un mundo diferente". “Estos hechos marcan el inicio de una nueva era. Putin está intentando subyugar a un país amigo, y está intentando redibujar las fronteras, debe fracasar y fracasará”, ha defendido por su parte Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea.

Foto: Pedro Sánchez durante la declaración institucional por la operación militar rusa en Ucrania esta mañana. (EFE/Javier Lizón)

Establecer las posiciones para un asedio económico a Rusia. Esa es la principal apuesta europea. Mirar a medio plazo, tener preparadas sanciones para el progresivo empeoramiento de la situación en Ucrania. Se entra en un terreno totalmente desconocido. Como explicaba este jueves Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN, “habrá una nueva realidad. Habrá una nueva Europa después de la invasión”. Los líderes europeos se encontraban este jueves por la noche ante una escena oscura: el continente tiene que adaptarse a esa nueva realidad que afecta a todos los campos, desde la seguridad a sus propios intereses económicos, a la energía y el necesario gas ruso a las perspectivas de países como Moldavia, cercanos en este momento a la Unión pero siempre vigilados de cerca por Moscú.

La respuesta, en todo caso, muestra hasta qué punto la Unión tiene poco margen de maniobra en el corto plazo. El problema para Kiev, es que ellos no tienen tiempo para esperar a un desgaste económico de Rusia. Los Veintisiete han tratado de enviar un mensaje de clara unidad y contundencia, pero hay divisiones internas. Algunos Estados miembros, como los bálticos y Polonia, especialmente sensibles a la amenaza rusa, que creen que hay que pisar el acelerador a fondo, apostar por ir con todo lo que la UE puede lanzarle a Moscú en términos de sanciones y ataque a sus intereses económicos. Y otro sector que piensa que hay que pisar con cuidado, que si bien no debe descartarse nada, hay que evitar utilizar toda la munición por ahora, que hay que tener un enfoque gradual.

La intervención de Volodimir Zelensky, presidente ucraniano, que ha hablado a los líderes europeos durante su encuentro, dejaba poco lugar a dudas a los jefes de Estado y de Gobierno de la gravedad de la situación. Un líder ucraniano visiblemente cansado, en camiseta, ha lanzado un mensaje emotivo a sus homólogos europeos en lo que Josep Borrell, Alto Representante de la Unión para Política Exterior y de Seguridad, ha calificado como unas de “las horas más oscuras para Europa desde la Segunda Guerra Mundial". Poco después de participar en el encuentro de líderes europeos, Zelensky daba un discurso televisado con Kiev contra las cuerdas: “Estamos solos en la defensa de nuestro país. ¿Quién luchará con nosotros ahora? Para ser honesto, no veo a nadie".

Con las primeras sanciones la UE ha congelado bienes y ha establecido prohibiciones de viajes al círculo cercano de Vladímir Putin, presidente ruso, y se terminaron de cocinar en las horas posteriores a que anunciara su decisión de reconocer las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk, dos regiones del este de Ucrania disputadas entre Kiev y los separatistas prorrusos controlados por el Kremlin. Se endurecieron con el paso de las horas desde el lunes por la noche al martes por la tarde, cuando finalmente se acordaron, a medida que Moscú dejaba claro que tenía pensado seguir dando pasos hacia una invasión de Ucrania.

Aunque los detalles se conocerán mejor a lo largo del viernes, la presidenta de la Comisión Europea ha adelantado que las sanciones afectarán al 70% del sector bancario ruso, a más oligarcas y líderes políticos cercanos a Putin y también a exportaciones clave, como por ejemplo son las piezas europeas que Rusia necesita para el refinado de petróleo y por el que obtiene unos 24.000 millones de euros de beneficio al año.

“El Consejo Europeo acuerda hoy nuevas medidas restrictivas que impondrán consecuencias masivas y severas a Rusia por su acción”, señalan las conclusiones que los jefes de Estado y de Gobierno han aprobado en cuestión de minutos, ya que venían cerradas por los embajadores permanentes ante la Unión Europea. “Estas sanciones cubren el sector financiero, los sectores de la energía y el transporte, los bienes de doble uso (civil y militar), así como el control y la financiación de las exportaciones, la política de visados, las listas adicionales de individuos rusos y los nuevos criterios de lista. El Consejo adoptará sin demora las propuestas preparadas por la Comisión y el Alto Representante”, subrayan. Todavía quedan por conocerse los detalles de las sanciones, que tienen que terminar los trámites jurídicos y técnicos en las próximas horas antes de quedar aprobadas.

La lista de sanciones que los líderes han acordado este jueves por la noche era sobre el que la Comisión Europea llevaba trabajando desde hacía meses. Esas medidas se diseñaron cuando la idea de una invasión completa de Ucrania no era el principal escenario. El ministro de Asuntos Exteriores ucraniano Dmytro Kuleba, pidió este jueves por la mañana “sanciones devastadoras” inmediatas, incluyendo la exclusión de Rusia de SWIFT, el sistema internacional de comunicaciones financieras. Sin embargo, durante su alocución para anunciar las sanciones estadounidenses contra Rusia, el presidente Joe Biden ha asegurado que, si bien esa decisión "siempre es una opción", por el momento ha quedado fuera del paquete coordinado entre los aliados por oposición de algunos de los socios europeos, entre ellos Alemania.

Entre otras medidas anunciadas por Biden, con el objetivo declarado de asfixiar la economía de Rusia, se incluyen límites a la capacidad rusa de realizar negocios en las principales monedas del mundo como el dólar y el euro, además de sanciones contra nuevos bancos y empresas estatales. "Putin ha elegido esta guerra y ahora tanto él como su país deben atenerse a las consecuencias", ha sostenido el presidente de EEUU. Las medidas forman parte de una nueva fase de respuesta al ataque ruso, ha explicado Biden, y tardarán en surtir efecto. En ningún caso, ha reconocido, estaba previsto que las sanciones evitaran la invasión, pero Biden cree que doblegarán la voluntad de Moscú: "Putin será un paria en la escena internacional".

La Unión Europea tiene pocas herramientas para hacer daño al Kremlin. Pero después de que Moscú lanzara este jueves una invasión de Ucrania a gran escala, los Veintisiete están dispuestos a mostrar determinación y unidad. Actuar de manera rápida, aunque las sanciones no hagan milagros, como se ha explicado en la capital comunitaria. Tras acordar el martes el primer paquete de medidas restrictivas, los líderes europeos, reunidos de urgencia en la capital comunitaria, han dado su apoyo político a un segundo paquete y han empezado a preparar el terreno para más futuras sanciones contra Rusia. Porque lo que tienen claro las fuentes europeas y diplomáticas es que la situación va a empeorar. Y lo que se ha respirado este jueves por la noche en Bruselas ha sido el ambiente incierto de un largo pulso económico contra el Kremlin.

Unión Europea Ucrania Consejo Europeo Vladimir Putin
El redactor recomienda