Es noticia
Menú
Polonia refuerza militarmente su frontera bielorrusa y prevé una escalada de tensión
  1. Mundo
  2. Europa
ha prohibido el tráfico terrestre en el área

Polonia refuerza militarmente su frontera bielorrusa y prevé una escalada de tensión

Charles Michel ha prometido el apoyo de la Unión Europea a los países bálticos y a Polonia ante el "brutal ataque híbrido" procedente de Bielorrusia a las fronteras exteriores comunitarias

Foto:  Los miembros del servicio polaco vigilan el área cerca de una cerca de alambre de púas en la frontera.
Los miembros del servicio polaco vigilan el área cerca de una cerca de alambre de púas en la frontera.

El Gobierno polaco decidió este martes aumentar su presencia militar en la frontera con Bielorrusia ante la acumulación de grupos de migrantes en la zona, se prepara para nuevos incidentes y ha prohibido el tráfico terrestre en el área hasta nuevo aviso.

El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, declaró hoy que "sellar la frontera" está "en el interés nacional de Polonia" y añadió que "también la estabilidad y la seguridad de toda la Unión Europea (UE) están amenazadas".

Foto: Migrantes intentan cruzar la frontera entre Bielorrusia y Polonia. (Reuters/Scheglov)

"No nos dejaremos intimidar y defenderemos la paz en Europa con nuestros socios de la OTAN y la UE", aseguró el jefe del Gobierno polaco.

Por su parte, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, ha prometido el apoyo de la Unión Europea a los países bálticos y a Polonia ante el "brutal ataque híbrido" procedente de Bielorrusia a las fronteras exteriores comunitarias.

Efectivos para la frontera

Durante la noche del lunes, varios grupos de cientos de migrantes se acumularon frente a la valla que delimita la frontera polaco-bielorrusa en el área de Kuznica y, cuando intentaron derribarla, las fuerzas fronterizas polacas les rechazaron con cañones de agua.

Varsovia ha anunciado que ampliará las fuerzas militares destacadas en la frontera, que actualmente suman 12.000 efectivos, y se ha ordenado la movilización urgente de dos batallones en la provincia de Podlasia (este), una de las tres regiones polacas que permanecen en estado de emergencia desde el 2 de septiembre.

Foto: Un manifestante sostiene un cartel contra el presidente bielorruso en Vilnius, Lituania. (Reuters)

Asimismo, se ha trasladado allí a fuerzas policiales de varias ciudades, como Poznan, Gdansk y Lódz, para que colaboren en las tareas de vigilancia.

En grabaciones difundidas por el Gobierno polaco y la Guardia de Fronteras se puede ver a cientos de migrantes acampados y deambulando a lo largo de la valla fronteriza durante la noche del lunes.

En uno de los vídeos se aprecian disparos desde el lado bielorruso, lo que en opinión del general Waldemar Skrzypczak, "pueden ser ejecuciones" de migrantes para forzarles a mantenerse en la frontera polaca, pues, según dijo "los bielorrusos son capaces de cualquier cosa".

Por su parte, otro alto oficial polaco, el general Roman Polko, aseguró el lunes tener constancia de que entre los migrantes hay personas "que muestran signos de pertenecer al servicio secreto bielorruso" y aseguró que las autoridades de Minsk proporcionan a los refugiados "números de teléfono de periodistas y organizaciones polacas" para coordinar sus infiltraciones y que "usan a los niños para provocar empatía".

Foto: Rasa Juknevičienė. (Parlamento Europeo)

La presidenta del Parlamento polaco, Elzbieta Witek, que ha programado una sesión extraordinaria para discutir este martes la situación, aseguró que su Gobierno "está preparado para cualquier escenario".

Desde la pasada primavera se ha multiplicado el número de intentos de entrada ilegal en Polonia desde Bielorrusia y tanto Polonia como la UE consideran que esto es el resultado de un plan de Aleksander Lukashenko para desestabilizar a Europa.

Ante la escalada de tensiones, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, y su homólogo bielorruso, Alexander Lukashenko, ha abordado la situación migratoria en la frontera entre Bielorrusia y la UE.

Putin y Lukashenko han "intercambiados puntos de vista sobre la situación con los refugiados en la frontera" entre Bielorrusia y Polonia, ha indicado en un comunicado la Presidencia bielorrusa. En la conversación, la situación fronteriza "ha ocupado un lugar especial, así como las duras acciones por parte de Polonia en relación con los civiles".

La tensión aumentó en las últimas semanas debido al flujo migratorio procedente de suelo bielorruso hacia las fronteras exteriores de la UE

Ambos líderes también han compartido la "especial preocupación" por la "concentración de tropas regulares de Polonia en la frontera", mientras que, por último, han discutido "en detalle los hechos y tendencias alarmantes que tienen lugar en la frontera".

Las tensiones entre Bielorrusia y Polonia han ido aumentando en las últimas semanas debido al creciente flujo migratorio procedente de suelo bielorruso hacia las fronteras exteriores de la UE. La decisión de abrir las fronteras ha sido vista por muchos como una represalia por las sanciones impuestas desde Bruselas contra el Gobierno de Lukashenko a raíz de la crisis postelectoral que siguió a las elecciones de agosto de 2020. Este mismo lunes, las autoridades fronterizas polacas han denunciado más de 300 intentos de cruzar la frontera ilegalmente en la última jornada.

Bielorrusia advierte a Polonia

Bielorrusia advirtió hoy a Polonia de que se abstenga de provocaciones que sirvan para justificar el uso de la fuerza contra los migrantes que se encuentran en la zona fronteriza entre ambos países.

"Queremos advertir de antemano a la parte polaca contra todo tipo de provocaciones contra Bielorrusia para justificar posibles acciones de fuerza contra personas necesitadas y desarmadas, entre las cuales hay muchos niños y mujeres", señaló la oficina de prensa del Ministerio de Asuntos Exteriores de Bielorrusia, citada por la agencia oficial BELTA.

placeholder Foto: (EFE-EPA/Leonis Scheglov)
Foto: (EFE-EPA/Leonis Scheglov)

Según la diplomacia bielorrusa, el "agravamiento de la situación migratoria" en la frontera bielorruso-polaca es "consecuencia directa de la postura de Varsovia de ignorar largamente una realidad objetiva, de la política de avestruz ante graves problemas".

Minsk recalcó que en esta situación son totalmente inconsistentes los intentos de la parte polaca de achacar a Bielorrusia la responsabilidad por la situación migratoria.

Por su parte, el Ministerio de Defensa de Bielorrusia rechazó las acusaciones polacas sobre la implicación de militares bielorrusos en la crisis migratoria en la frontera con Polonia.

"... las acusaciones de la parte polaca son infundadas. El Ministerio de Defensa Nacional de Polonia no busca una solución constructiva al problema y de manera intencionada lleva la situación conflictiva a un nivel político", señaló el ministerio bielorruso en su cuenta de Telegram.

Poco antes, el ministro del Interior bielorruso, Iván Kubrakov, afirmó que los migrantes que se encuentran en la frontera con Polonia no han violado la legislación nacional y su presencia en territorio bielorruso es legal.

ACNUR y la OIM, "alarmados"

Por otro lado, y también en respuesta a la reciente escalada de tensiones, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) se han mostrado "alarmados" por las últimas informaciones, por lo que han pedido a los estados que "garanticen la seguridad y los Derechos Humanos de los migrantes y refugiados".

El lunes, según los informes a los que han hecho referencia las agencias, "un gran grupo de migrantes y refugiados, entre ellos mujeres y niños, (...) supuestamente se instalaron en un campamento improvisado en las inmediaciones de la frontera durante la noche", han indicado en un comunicado conjunto compartido este martes.

Foto: Josep Borrell, Alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad. (EFE)

En este contexto, la OIM y ACNUR se han puesto en contacto con ambos gobiernos para pedirles que "se resuelva urgentemente la situación y que se acceda de inmediato y sin obstáculos al grupo para garantizar que se preste asistencia humanitaria, se identifique a las personas que necesitan protección internacional o de otro tipo y que quienes deseen solicitar asilo puedan hacerlo en el lugar donde se encuentran".

Asimismo, han insistido en que "la instrumentalización de los migrantes y refugiados para lograr fines políticos es deplorable y debe cesar. Aprovecharse de la desesperación y la vulnerabilidad de los migrantes y refugiados ofreciéndoles promesas irreales y engañosas es inaceptable y tiene graves consecuencias humanas", han avisado.

Por eso, se han ofrecido a ayudar a las autoridades bielorrusas para "asesorarlas y evaluar la situación personal" de los migrantes, mientras que se han mostrado dispuestas a "prestar asistencia humanitaria a los migrantes y refugiados a ambos lados de la frontera".

El Gobierno polaco decidió este martes aumentar su presencia militar en la frontera con Bielorrusia ante la acumulación de grupos de migrantes en la zona, se prepara para nuevos incidentes y ha prohibido el tráfico terrestre en el área hasta nuevo aviso.

OTAN