Bruselas advierte de "serias consecuencias" si UK suspende el Protocolo de Irlanda
  1. Mundo
  2. Europa
Tensas negociaciones sobre Irlanda

Bruselas advierte de "serias consecuencias" si UK suspende el Protocolo de Irlanda

La posibilidad cada vez más seria de que el Gobierno de Johnson active el artículo 16 ha puesto en guardia a la Comisión Europea

Foto: Maros Sefcovic, vicepresidente de la Comisión Europea, durante la rueda de prensa posterior a su encuentro con Frost. (EFE/Mayo)
Maros Sefcovic, vicepresidente de la Comisión Europea, durante la rueda de prensa posterior a su encuentro con Frost. (EFE/Mayo)

La paciencia empieza a ser un bien escaso en la Comisión Europea. Hace semanas que Maros Sefcovic, vicepresidente del Ejecutivo comunitario y el encargado de las negociaciones con el Reino Unido, propuso una reducción drástica de los controles en Irlanda del Norte a cambio de que el Gobierno británico comenzara a aplicar de manera completa y correcta el Protocolo de Irlanda, la pieza clave del acuerdo del Brexit que permite que no haya una frontera entre Irlanda del Norte (provincia británica) y la República de Irlanda (Estado miembro de la Unión Europea). Casi un mes después, este viernes Sefcovic ha lamentado la falta de progresos, llegando a advertir de "serias consecuencias" si Reino Unido suspende unilateralmente el Protocolo.

Tras una nueva reunión entre el vicepresidente de la Comisión Europea y David Frost, el miembro del Gobierno británico encargado de las negociaciones con la Unión Europea, Sefcovic ha recordado las cesiones que Bruselas ofreció a mediados de octubre y que, de hecho, provocaron preocupación en algunos sectores del Ejecutivo comunitario y en algunas capitales ante la posibilidad de que la Comisión estuviera siendo demasiado laxa. “Este (la oferta de una flexibilización) fue un gran movimiento de nuestra parte. Pero hasta hoy no hemos visto ningún movimiento del lado del Reino Unido. Lo encuentro decepcionante y, una vez más, insto al gobierno del Reino Unido a que negocie con nosotros con sinceridad”, ha asegurado el vicepresidente en una comparecencia ante los medios de comunicación.

“Desde esta perspectiva, veo la próxima semana como importante”, ha explicado Sefcovic, que el próximo viernes viajará a Londres para encontrarse con Frost una vez más tras una nueva tanda de negociaciones en búsqueda de soluciones concretas. Por su lado, el negociador británico se ha quejado de que la Comisión Europea no esté escuchando las peticiones del Gobierno británico.

Pero las propuestas europeas, que fueron muy bien recibidas por Downing Street en octubre, no llegan tan lejos como querría el Gobierno de Boris Johnson. Lo que busca el británico es que la Comisión Europea ceda en algo que es una línea roja para Bruselas: el rol que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) tiene dentro del acuerdo como intérprete último del derecho de la Unión que también debe aplicarse en parte en Irlanda del Norte si quiere evitarse que haya una frontera entre el Ulster (las provincias británicas del norte) y la República.

Foto: Conversaciones entre el vicepresidente de la Comisión Europea Maros Sefcovic y el ministro británico David Frost. (Reuters)

Artículo 16

Desde Downing Street hace tiempo que se habla de la posibilidad de activar el artículo 16 del Protocolo de Irlanda, que permite suspender parte del acuerdo si existe en su aplicación riesgos graves económicos o sociales. Bruselas no confía en el Gobierno británico y considera que utiliza esa amenaza como una carta en las negociaciones. Frost ha descartado que vaya a activarlo en este momento y se considera que en todo caso el Gobierno británico esperaría hasta que finalizara la cumbre del clima en Glasgow, el próximo 12 de noviembre. Pero Sefcovic ya ha alertado a Londres de que hacerlo tendrá “consecuencias serias” tanto para el Protocolo como para las relaciones entre el Reino Unido y la Unión Europea.

Hasta ahora en la Comisión Europea se consideraba que el escenario de la activación del artículo 16 era hipotético. Pero en los últimos días en el Ejecutivo comunitario se ha pasado a trabajar en esta posibilidad de manera activa para tratar de tener un plan claro de reacción ante el artículo 16, que probablemente requeriría una respuesta política a nivel de los Veintisiete y no solo una respuesta dentro de los mecanismos de gobierno del propio acuerdo entre el Reino Unido y la Unión Europea.

Irlanda del Norte Reino Unido Comisión Europea Brexit