Así son los candidatos que aspiran a coger el relevo de Merkel en las elecciones alemanas
  1. Mundo
  2. Europa
26 de septiembre

Así son los candidatos que aspiran a coger el relevo de Merkel en las elecciones alemanas

A lo largo de la campaña han existido diversos picos entre los tres candidatos: Olaf Scholz (SPD), Armin Laschet (CDU) y Annalena Baerbock (los Verdes)

Foto: Foto: EFE.
Foto: EFE.

Este 26 de septiembre, los alemanes están convocados para votar en las vigésimas elecciones generales que suponen además el fin de 16 años de presidencia de Angela Merkel. A tan sólo un día de acudir a las urnas, la carrera electoral en el país europeo sigue abierta. Los socialdemócratas del SPD, con Olaf Scholz al frente, lideran las encuestas, seguidos de cerca por los conservadores de la CDU/CSU, con Armin Laschet como candidato para suceder a Merkel. Annalena Baerbock y los Verdes, que llegaron a encabezar brevemente los sondeos en la precampaña, están terceros. Sin embargo, las cifras adelantan que será necesario un nuevo Gobierno de coalición, probablemente entre tres partidos.

Así que los tres serán clave para dirimir quién será el nuevo canciller en la locomotora económica europea. A continuación, un breve perfil de los candidatos.

Olaf Scholz

La candidatura del SPD a canciller de Olaf Scholz, ha escalado hasta alcanzar el puesto de favorito para las elecciones alemanas en cuestión de meses y de una forma totalmente inesperada. A lo largo de la campaña electoral se ha presenciado un repunte en las encuestas totalmente inédito en los últimos 15 años situando el SPD como líder en intención de voto y a Scholz en una situación favorable a la hora de arrebatarle el Gobierno al bloque conservador que lleva dominando el panorama político alemán durante los últimos 16 años.

La campaña del SDP luce el lema 'Respeto', inspirado en los últimos escritos de 'La tiranía del mérito', del filósofo de Harvard Michael Sandel, y a lo largo de su campaña electoral ha puesto sobre la mesa propuestas de gran carácter socialista. Entre ellas, incrementar el salario mínimo hasta 12 euros la hora, recuperar el impuesto sobre el patrimonio o un plan para construir 400.000 nuevas viviendas al año. Además, el SPD ha propuesto establecer un nuevo programa de asistencia social llamado 'dinero de los ciudadanos' en lugar de la prestación Hartz IV, cuya implantación generó cierta polémica durante en la última legislación del partido de centroizquierda alemán. Asimismo, Scholz durante las últimas jornadas de campaña también ha mostrado sus intenciones de optar por los verdes como socios de gobierno.

Nacido en 1958 en el norte de Alemania, Scholz es el veterano de estas elecciones, siendo el candidato con la trayectoria política más larga de los tres. Después de estudiar derecho y de especializarse en derecho laboral, fue alcalde de la ciudad de Hamburgo entre 2011 y 2018 y es actualmente el vicecanciller alemán y el ministro de finanzas. Además, a diferencia de sus contrincantes, Scholz es percibido como una apuesta segura y poco polémica, a pesar de los obstáculos que tuvo que atravesar como ministro de finanzas: los escándalos de Wirecard y Cum-Ex y luego que la Fiscalía alemana registrara las oficinas de su ministerio en el marco de una investigación sobre lavado de dinero.

Armin Laschet

En cambio, Armin Laschet, el presidente del partido Cristiano Demócrata (CDU), el partido anteriormente liderado por Merkel, ha sufrido un desplome en las encuestas de cara a las elecciones alemanas. Laschet partía como el favorito a la hora de cogerle el relevo a la excanciller, pero ahora las encuestas sitúan a la CDU/CSU alrededor del 20% en intención de voto.

La pérdida de fuerza de su candidatura se debe en gran parte a su imagen pública, concretamente el pasado julio el líder del centro derecha fue pillado riéndose a carcajadas durante una visita a la zona afectada por graves inundaciones. Dichas inundaciones supusieron una gran tragedia para el país, ya que mataron más de 180 personas, y dejaron decenas de heridos y miles de damnificados en el oeste del país.

Laschet, de 60 años, ejerció como periodista antes de adentrarse en la política y en 2017 para luego acabar ejerciendo como el líder de la región más poblada de Alemania, Renania del Norte Westfalia y colocándose en la primera línea de la política alemana. Además, se caracteriza por sus valores conservadores próximos a los de su antecesora y su visión pro-Europa debido a su procedencia de Aachen, fuertemente ligada con Francia y su labor como eurodiputado entre los años 1999 y 2005. Igualmente, es un conservador católico con vocación centrista cuya apuesta es el consenso y descarta públicamente cualquier de colaboración con la ultraderecha de AfD.

Annalena Baerbock

La colíder de los Verdes desde 2018 junto con Robert Habeck, Annalena Baerbock, es la primera candidata a canciller de los Verdes, un partido cuyo rol en Alemania ha crecido en los últimos años, incluso encabezando las encuestas el pasado mayo. El crecimiento de popularidad del partido y la exgimnasta se debe particularmente a la crisis climática. Su visión del país está centrada concretamente en transformar el país en uno más sostenible con el lema de campaña: 'La crisis climática es ahora', pero también está muy centrada en la política europea y la UE como experta en relaciones internacionales.

Tras la sorpresa de su elevada popularidad en mayo algunos analistas se plantearon la posibilidad de que el futuro del gobierno de Alemania estuviese teñido de verde. No obstante, como suele suceder en las campañas electorales, comenzaron a salir a la luz una serie de escándalos relacionados con su vida privada. Primero le acusaron de incluir datos erróneos en su currículum, cometer plagio en su libro 'Ahora cómo renovamos nuestro país', e incluso circularon por las redes diversas noticias falsas con supuestas fotos de desnudos de la candidata que hicieron desplomar el fuerte arranque de su campaña.

A pesar de que Baerbock sea la novata y además, la persona más joven en aspirar a la jefatura de gobierno en la república federal de Alemania cuenta con cierta experiencia política, ya que estuvo trabajando para los Verdes en el Parlamento Europeo y ha ejercido como parlamentaria en el Bundestag desde 2013.

Además de su énfasis en la lucha contra el cambio climático Baerbock propone una postura mucho más fuerte de Alemania contra Rusia y China. Aunque los verdes sean los que menos probabilidades tienen de ganar este domingo, tienen papeletas a la hora de ejercer un rol importante en el gobierno, ya que son considerados como posibles socios de gobierno tanto de los conservadores como de los socialdemócratas.

Elecciones Alemania
El redactor recomienda