Una ciudad húngara elimina una norma en el olvido que prohibía bailar el tango
  1. Mundo
  2. Europa
Promulgada en 1922

Una ciudad húngara elimina una norma en el olvido que prohibía bailar el tango

El Gobierno local consideraba que "ofende al gusto y la moral pública, al propagar el erotismo y no el entretenimiento"

Foto: El municipio de Pécs cuenta con cinco academias que enseñan esta disciplina (Unsplash)
El municipio de Pécs cuenta con cinco academias que enseñan esta disciplina (Unsplash)

Pécs, en Hungría, es una ciudad que vetaba desde 1922 bailar el tango, una prohibición que la población desconocía y que catalogaba esta disciplina de inmoral. Aunque esta norma municipal cayó en el olvido, no había sido anulada hasta ahora.

"Considerando que la ciudad de Pécs quiere popularizar el tango, bailado en todo el mundo, y enriquecer la ya multifacética cultura local, expresa simbólicamente su intención de que en el futuro todos puedan practicarlo sin limitaciones", asegura la moción del consistorio, que ha sido respaldada por todos los partidos políticos del municipio.

Foto: El individuo logra imitar lo que su 'profesor' está haciendo (Unsplash)

Asimismo, queda igualmente sin efecto legal la prohibición de la que nadie se acordaba y tampoco se aplicaba. Actualmente hay en Pécs cinco academias de tango que ofertan sus servicios a los 140.000 habitantes de la localidad. El impulsor del fin de esta prohibición es el concejal Tamás Horváth.

El artífice de la supresión

El político del consistorio ha logrado descubrir que este veto se mantenía de forma oficial, por lo que propuso anularlo en el marco de la celebración en la ciudad del 15 Encuentro Internacional del Baile, que incluye una Fiesta del Tango de Pécs.

La prohibición fue impuesta en 1922 al considerar el Gobierno local de entonces que este baile, al igual que el shimmy, el one-step o el foxtrot, "ofende al gusto y la moral pública, al propagar el erotismo y no el entretenimiento". Poco después, los profesores de tango lograron que la prohibición se relajara al ofrecer enseñar una versión libre de cualquier carga erótica.

Hungría
El redactor recomienda