Borrell pide una fuerza militar de la UE: "Estados Unidos ya no hará las guerras de los demás"
  1. Mundo
  2. Europa
Lecciones de Afganistán

Borrell pide una fuerza militar de la UE: "Estados Unidos ya no hará las guerras de los demás"

El jefe de la diplomacia europea espera que los últimos acontecimientos en Afganistán den un empujón a la llamada “autonomía estratégica” de la Unión Europea

placeholder Foto: Josep Borrell, jefe de la diplomacia europea. (EFE)
Josep Borrell, jefe de la diplomacia europea. (EFE)

Tras un día intenso en la base de Torrejón, donde España se ofreció a instalar una especie de centro logístico para gestionar los envíos de los colaboradores afganos con la Unión Europea a los distintos Estados miembros que los acogerán, Josep Borrell, alto representante de la UE para Política Exterior y de Seguridad se muestra cansado pero satisfecho, aunque es una satisfacción muy limitada. “Mi preocupación ahora son los que todavía están allí y ya llevan dos días intentando entrar en el aeropuerto”, explica Borrell a El Confidencial en una llamada telefónica.

Y es que el jefe de la diplomacia europea explica que los colaboradores afganos están teniendo muy difícil el acceso al aeropuerto, y no solamente por los controles talibanes. "Seguimos teniendo más de 200 miembros del personal afgano esperando a entrar en el aeropuerto, y no está siendo fácil. Primero hay que pasar los controles talibanes y después el de los americanos, que son muy restrictivos. Ya hemos pedido una mejor coordinación. El Gobierno español lo ha hecho y otros Estados miembros me han pedido que lo haga. Entiendo que tienen que controlar por motivos de seguridad, pero está haciendo el acceso muy complicado", explica Borrell, que ha hablado sobre el tema con Antony Blinken, secretario de Estado de EEUU.

Foto: Pedro Sánchez en su conversación telefónica con Joe Biden. (EFE)

La Unión Europea sigue con preocupación la situación en Kabul, y en Bruselas dudan de que se vaya a lograr el objetivo americano de completar la salida el 31 de agosto si se mantienen los fuertes controles sobre el terreno. Pero es EEUU, y no tanto Washington como los mandos militares sobre el terreno, el que tiene la sartén por el mango, y para Borrell es una muestra de la necesidad de apostar por la llamada "autonomía estratégica" de la Unión Europea. "Espero que se me escuche un poco más cuando digo que Europa debería estar preparada para actuar por su cuenta, ahora mismo somos subsidiarios de los americanos, los que han enviado 6.000 militares son ellos", explica a El Confidencial.

"Espero que esta situación ayude a hacer entender bien el concepto de la autonomía estratégica, qué es, para qué sirve. Ya quisiéramos ahora tener capacidad de actuar por nuestra cuenta, tener una fuerza militar capaz de movilizarse como los americanos movilizan la suya, es lo que plantea la 'strategic compass', la 'brújula estratégica', una 'first entry force', una fuerza para actuar de emergencia. No solo para misiones de entrenamiento, sino también para cosas más complicadas, como en este escenario", señala Borrell.

Además, el jefe de la diplomacia europea pide que se entienda bien el mensaje enviado por la Administración americana: "Lo que ha dicho Biden es que EEUU ya no quiere hacer las guerras de los demás". "La UE ha actuado como una potencia 'kantiana', usando los instrumentos de la paz, el Estado de derecho, el comercio. Y en términos de filosofía política los americanos eran 'hobbesianos': lo que importa es quién manda, el poder. Y esto empieza a cambiar, porque lo que dice Biden, haciendo efectivo el acuerdo de Trump con los talibanes, es que ellos ya no quieren hacer las guerras de los demás, y no se lo podemos reprochar porque nosotros venimos diciendo lo mismo", explica Borrell. "Pero ese nuevo escenario plantea sin duda problemas de liderazgo a nivel mundial y creo que es una ocasión para reforzar el concepto y la política activa de la autonomía estratégica europea", añade el jefe de la diplomacia comunitaria.

placeholder Josep Borrell. (EFE)
Josep Borrell. (EFE)

El plan para Torrejón

El alto representante visitó este sábado, junto con Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, y Charles Michel, presidente del Consejo Europeo, las instalaciones que el Gobierno ha establecido en la base de Torrejón. Allí les recibieron Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, y los ministros José Manuel Albares, de Asuntos Exteriores, y José Luis Escrivá, de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. La operación fue compleja y comenzó hace semanas, cuando en el Servicio de Acción Exterior de la Unión Europea se llegó a la conclusión de que, operativamente, iba a ser mucho más sencillo lograr que hubiera una única base dentro de la Unión desde la que repartir a los colaboradores afganos. No había tiempo de montar el operativo en Kabul. Que el personal afgano tuviera que esperar allí a recibir los visados no era una opción: había que sacarlos antes, y gestionar el papeleo ya en suelo europeo.

Y eso fue incluso antes de que las cosas se complicaran en el aeropuerto de Kabul. Cuando se empezaron a trazar las líneas maestras de este plan de evacuación y el Gobierno de España ya se había ofrecido para ser esa base dentro de la Unión, hubo un total cambio de planes: esperaban poder sacar de Afganistán a todos los colaboradores afganos en un par de aviones comerciales. Pero en cuestión de días ya no había aviones comerciales despegando desde Kabul, una muestra del rápido empeoramiento de la situación, que superó todas las expectativas. Entonces se pasó a un plan de "goteo" en el que van llegando más poco a poco todos los colaboradores. Pero el tiempo se agota, y la situación en el aeropuerto de Kabul preocupa mucho en Bruselas, que ya ha presionado a distintos niveles a los Estados Unidos para que faciliten el paso de los colaboradores afganos de la Unión Europea.

Comisión Europea Unión Europea Política exterior Talibán Ursula von der Leyen Seguridad Social Afganistán Pedro Sánchez Consejo Europeo
El redactor recomienda