Muere Otelo Saraiva de Carvalho, diseñador de la Revolución de los Claveles en Portugal
  1. Mundo
  2. Europa
a los 84 años

Muere Otelo Saraiva de Carvalho, diseñador de la Revolución de los Claveles en Portugal

Fue el líder de la revolución que tuvo lugar en el país vecino en 1974 y que puso fin a la dictadura de Caetano y logró la restauración de la democracia en Portugal tras medio siglo

placeholder Foto: Otelo Saraiva de Carvalho ha muerto a los 84 años
Otelo Saraiva de Carvalho ha muerto a los 84 años

El militar portugués Otelo Nuno Romão Saraiva de Carvalho, conocido como el Capitán de Abril, ha fallecido este domingo a los 84 años de edad en el hospital en el que ingresó hace dos semanas. Diseñador de la denominada Revolución de los Claveles, Saraiva de Carvalho encabezó la revolución que llevó a Portugal a desechar una dictadura en la que vivía desde hacía medio siglo, restableciendo la democracia en el país vecino. Ni la Asociación 25 de abril ni los medios locales han informado acerca de la causa de la muerte del militar.

"Otelo quedará en la historia de Portugal como uno de los principales Capitales de Abril, y el país se hace más pobre con su partida. Como pobres se quedan su asociación y sus amigos", escriben desde las redes sociales de la Associação 25 de Abril, quien ha confirmado la muerte del militar. Saraiva de Carvalho, nacido un 31 de agosto de 1936 en Lourenço Marques, la actual Maputo (Mozambique), desarrolló su carrera militar desde la década de los sesenta, primero en una comisión durante la guerra colonial en Guinea-Bissau.

El militar fue el encargado de elaborar el plan de operaciones militares del 25 de abril, que tumbó la dictadura de Caetano (sucesor al mando del Estado Novo tras la muerte de António de Oliveira Salazar). Desde el puesto de Pontinha (Lisboa), en el Regimento de Engenharia n.º 1, dirigió las operaciones desde la noche del 24 de abril hasta el día 26. Tras la Revolución se alineó con el ala más radical del Movimiento de las Fuerzas Armadas, y llegó a entrar en prisión por su vinculación con el levantamiento izquierdista de 1975, un año después de la Revolución.

A su salida de la cárcel se presentó a las elecciones presidenciales de 1976, las primeras libres en democracia, donde quedó segundo, con un 16% de los votos. En los años ochenta fue acusado de instigar los atentados del movimiento FP-25, un supuesto brazo armado de la Força de Unidade Popular (FUP), el partido con el que se había presentado a las elecciones. Negó su implicación, pero fue condenado a 15 años de cárcel. En 1996 fue amnistiado, consiguió que se revisara su casa y acabó siendo absuelto. En 2009 rechazó la indemnización y el grado de coronel ofrecidos por el Gobierno, por lo que vivió de su pensión de teniente coronel hasta su muerte.

Recordado por muchos por ser responsable de la "mayor huella del siglo XX portugués" (el fin de la dictadura), Saravia de Carvalho lideró la que fue la primera revolución que provoca un cambio sin derramamiento de sangre.

Portugal
El redactor recomienda